Análisis de los increibles carteles de San Isidro 2003

Cuanto más los leo, menos los creo (se parecen a mundotoro). Estos carteles son los peores, no ya de la historia, sino los peores que alguien con muy mala leche pueda ser capaz de imaginar.

¿Cómo coño se puede justificar que la Comunidad haya aprobado estos 30 días de toros basura? Pues muy fácil. El señor Ballesteros lo ha solucionado con una frase que lleva camino de hacerse histórica en el análisis de este San Isidro: “No hay más cera que la que arde”.

Asumiendo que esto sea cierto, caben todavía muchas soluciones para que el abono de este año no se convierta en una pesadilla. Menos mal que mi abono es barato. Considero que el 80% del dinero que invierta en él es tirarlo a la basura fundamentalmente porque no me hace ninguna ilusión. Cuando uno es aficionado asume que las cosas puedan salir bien o mal en el día de la corrida, está en el juego. Lo más difícil de asumir es que, sentado delante de los carteles de la feria más importante del año, sólo sienta un profundo, casi abismal, aburrimiento.

¿Soluciones? Supongo que caben algunas. La primera que se me ocurre es reducir la feria un par de semanitas para que las cosas que nos interesan estén un poquito más concentradas y así no tener que hacer travesías tan arduas como la del 16 de mayo al 4 de junio. En esos 20 días, buscando con lupa, se encuentran poquísimos puntos de interés y rarísimamente dos en una misma corrida. Para mí, esto es un atraco del que sólo hay un beneficiario: la empresa.

El cartel más extraño es el que une a Ponce, Ferrari y Valverde. Los dos últimos querrán apretar y es posible, digo sólo posible, que por fin veamos a ese Ponce tan capaz que medio mundo taurino afirma que existe.

Reducir la feria y ajustarla a la “cera” que hay significaría un enorme bajón en su rentabilidad y eso es inaceptable. A la pérdida de la televisión se le sumarían dos semanas de llenos diarios con festejos de tres pesetas. Los Lozano han llegado a la desfachatez de decir que sin la tele la rentabilidad de la feria es casi imposible. Las cuentas no salen. 30 días de plaza casi llena o llena aseguran un dineral de taquillas. Un cartel como el de Mari Carmen Camacho con Uceda, de Mora y Antón Cortés no me creo que sea muy caro. Que decir del de Barcial, Frascuelo, Ramírez y Moreno. Así hasta 30. hay que tener cara para decir que eso no es rentable. Supongo que por eso se han presentado y han incorporado a sus vástagos a la empresa; porque no es rentable.

Incluso la feria se puede hacer mejor con los 30 días. Saquemos para siempre de aquí a esas ganaderías podridas que tenemos que padecer año tras año. Nazario Ibáñez (este las regala para que pongan a su hijo), dos encierros de El Ventorrillo, Sepúlveda, Victoriano del Río (muy digno este señor, sí), Mari Carmen Camacho (falta Finito para el muermo total en este cartel), Arauz de Robles (incapaz de presentar un encierro completo desde hace años), Núñez del Cuvillo (sumo pontífice del mercantilismo), José Luis Pereda (viva la invalidez y la casta borrega) y Domingo Hernández (sumisión a la figura y pitones chorreando) son ganaderías que no deberían pisar jamás el ruedo de Las Ventas.

Para sustituirlas hay muchas opciones que en algún otro sitio ya se han dado. Tulios, Miura, Cebada Gago, Juan Luis Fraile, Javier Pérez Tabernero (gracilianos please), Saltillos en sus diferentes versiones, Alonso Moreno (por si acaso y por la variedad), Ibanes, Jaral de la Mira… buscando con paciencia seguro que encontramos ganaderías íntegras para llenar 30 días de toros.

¿Y los toreros? Pues bien gracias. Las ausencias, es verdad que no llenarían más la feria, aunque quizás le dieran un poco más de color. Lo que asusta es, como siempre en los últimos años, la falta de competencia. En este sentido quizás el cartel más extraño sea el que une a Ponce, Ferrari y Valverde. Los dos últimos querrán apretar y es posible, digo sólo posible, que por fin veamos a ese Ponce tan capaz que medio mundo taurino afirma que existe. Ojalá.

El resto, salvando el cartel de los victorinos, es muy mediocre. Pocas veces hay dos toreros interesantes y faltan matadores que en Madrid tienen una historia y el respeto de la afición. Cierto que no son muy brillantes, pero no lo es menos que hay nombres (algunos con dos tardes) que no aportarán absolutamente nada y, encima, en Madrid no son nadie.

Lo más difícil de asumir es que, sentado delante de los carteles de la feria más importante del año, sólo sienta un profundo, casi abismal, aburrimiento.

Si hay pocas figuras, alguien podía tener la dignidad de juntarlas. De no consentir sus caprichos o, siguiendo la táctica contraria, pagárselos un poco mejor, que por dinero no creo yo que tenga que preocuparse mucho la empresa. ¿Tanto cuesta de verdad hacer cinco carteles redondos? Pondré algún ejemplo de lo que yo creo que pueden ser carteles redondos o, al menos, atractivos, juntando a las ganaderías serias con los toreros supuestamente más capaces.

  • El de Victorino me gusta como está y el de Carriquiri…. bueeeeeeno.
  • Toros de Cuadri para Frascuelo, Joselito y Ponce. (Aunque el cartel con los toros de Cuadri es de los mejores de la feria).
  • Toros de Guardiola para El Juli, El Cid y Ferrari
  • Toros de Adolfo para Ponce, El Juli y Robleño.
  • Toros de Barcial para Frascuelo, Uceda Leal y César Jiménez.
  • Novillos de La Quinta para Luis Bolivar y el niño de Manzanares (para que vea alguna vez un novillo y un rival)

Yo, con cuatro o cinco carteles de este estilo, ya me daría por satisfecho. Luego, las maricarmenescamachos, los joseluisesperedas y otras mierdas, para el resto de los toreros, que si demuestran que con esos petardos pueden estar bien, para el año que viene ascenderían a poder torear las ganaderías de verdad.

Hablar sobre el asalto de la miniferia y los tres festejos insufribles de rejoneo sería redundante. Es tan evidente que casi no hace falta nombrarlos.

Aunque esté todo un poco desordenado estas son algunas de las cosas que me vienen a la cabeza una vez visto con calma el horror/sopor que nos espera. Me consolaré intentando ver algún detalle, alguna actuación suelta y la poca bravura que quienes van a matar “mis” corridas nos dejen ver. ¿O alguien piensa que Padilla va a lucir la corrida de Escolar, Ramírez la de Barcial o Manolito Sánchez la del Conde de la Corte?

Perdón por el rollo y abrazos para todos.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información