San Isidro 2003, ¿y después qué?

Una vez finalizada la Feria de San Isidro 2.003, llega el momento de repartir bondades, premios, etc., y también de hacer él análisis de lo sucedido.

Si nos remontamos a la presentación de los carteles, bastante contestados por la afición de Madrid, y a las palabras del Director del Centro de Asuntos Taurinos de la C.A.M. (D. José Pedro Gómez Ballesteros), en las que decía, al opinar sobre los carteles que él y la C.A.M. dieron por buenos, “NO HAY MAS CERA QUE LA QUE ARDE”, evidentemente hay que darle la razón.

Pero cuidado, si ésta Feria puede servir para sacar conclusiones, quien primero tendrá que hacer una reflexión es el propio Centro de Asuntos Taurinos, y ser más estricto en la aprobación de los carteles, y llamar al orden a la empresa, pues parece que la confección de los carteles se acerca más al plano financiero, que al taurino, y esta es la conclusión a la que llegamos muchos aficionados que no estabamos de acuerdo con los carteles, y mucho menos con el resultado artístico de la Feria.

Por ello, lo único que podemos aducir los aficionados, es que si la cera que hay es ésta, pues que se cambie, y por ejemplo que el próximo San Isidro, algunos toreros no vengan a Madrid, sirva como ejemplo el de Finito de Córdoba y Juan José Padilla y otros más.

Lo mismo habría que hacer con algunas de las catastróficas ganaderías que han venido a ésta Feria, que la empresa reflexione sobre este apartado, y por citar otro ejemplo, que se de cabida en la Feria, por ejemplo al hierro de Conde la Maza, y que se tengan en cuenta a algunas de las ganaderías que lidian en verano.

No voy a perder el tiempo en hacer ningún resumen, porque han sido tan poquitas las cosas buenas que han sucedido, que todos los aficionados las tenemos en la memoria, únicamente quiero dejar constancia, a titulo personal, que la terna del penúltimo festejo del ciclo, con toros de Adolfo Martín (Luis Miguel Encabo, Angel Gómez Escorial y Javier Valverde), se merece otra oportunidad en ésta temporada, sin menospreciar a otros toreros que también han pasado por ésta Feria con buena nota.

Y para finalizar, esperar que después de una Feria mala, nos espere un verano mejor, y que los próximos festejos sirvan, para que esos buenos toreros que están esperando su oportunidad, la tengan, la aprovechen, y los dirigentes taurinos, se lo reconozcan refrescando éste escalafón tan deteriorado que tenemos. Salud.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información