Lista negra de ganaderías 2007

Arauz de Robles. Lidió en la feria de San Isidro. Si bien no fue de las peores que hemos visto de este hierro, la mansedumbre y falta de casta fueron las notas características. En esta ocasión desarrollaron algunas complicaciones. Mucho tendrá que mejorar para abandonar una lista de la que es abonada desde su origen.

Atanasio Fernández. Otra de las fijas. Esta temporada, lidió en el mes de Agosto una corrida infumable. Toros grandones, mansos hasta la saciedad, absolutamente inválidos y sin una gota de casta. ¿Alguien da más? Es inexplicable que siga repitiendo año tras año. Cada festejo en el que se anuncia este hierro se convierte en un autentico calvario para el aficionado valiente que se atreve a ir a la plaza.

Fermín Bohórquez. Todo un clásico. Los empresarios, que son mucho más listos que los miembros de esta Asociación, nos ignoran y siguen anunciando este hierro en nuestra plaza. El fracaso esta asegurado. La invalidez, la falta de casta y el aburrimiento también. La corrida del pasado mes de Mayo es otro claro ejemplo de ello. Consiguió lidiar los seis ejemplares, pero su falta de fuerza y su sosería fueron desesperantes.

El Romeral – Gabriel Rojas Tanto el hierro titular como el segundo viven un momento que no aconseja su presencia en esta plaza. Aunque ésta temporada no ha lidiado aquí, por lo que hemos visto y oído, no ha mejorado en nada con respecto al año pasado. Toros ayunos de casta y de fuerzas.

El Serrano. Su presencia en esta lista no evitó que tuviéramos que aguantar dos tardes con este hierro como protagonista. Lidió a principio de temporada una novillada y, en el mes de Junio, una corrida de toros. En doce ejemplares que saltaron al ruedo no hubo un atisbo de casta, siendo la borreguez y la falta de fuerza la nota predominante. A buen seguro, habrá una relación especial entre ganadero y empresa pues, por si fuera poco, nos castigan también con sobreros a lo largo de toda la temporada. Seguro que hay precio especial por el “pack”.

Isaías Y Tulio Vázquez. Todavía nos dura el disgusto de la temporada anterior. Vive un momento complicado del que confiemos, consiga salir adelante. Siempre tendrá el apoyo de los aficionados, pero esta situación no aconseja un nuevo traspié en Madrid.

La Cardenilla. Aunque este año ha lidiado únicamente en festejo de rejones, permanece en la lista. Se lo ganó a pulso en años anteriores y hasta que no haga meritos para volver, no queremos verla ni en pintura. Son animales sin casta alguna, parecen toros de carne, y sin fuerzas para mantenerse en pie. Por lo poco que la hemos seguido a lo largo de la temporada, parece que la tónica sigue siendo la misma.

Los Guateles. Aunque, afortunadamente, no lidió en esta plaza durante este año, el petardo de su última comparecencia sigue presente. No se la ha visto por ninguna plaza importante, por lo que su estado actual no parece mucho mejor de lo que nos demostró.

Miura. Mucho nos duele incluir en esta lista a esta legendaria divisa. Tras un montón de años sin venir a Madrid, sus dos últimas comparecencias no pudieron ser peores. Aunque no se anunció esta temporada en nuestro coso, no parece que su situación haya cambiado mucho. Pese a todo, es una ganadería a la que seguimos esperando. Confiamos en que nos de motivos para poder sacarla de esta lista lo más pronto posible.

Román Sorando. Repite otro año más. Su falta de fuerzas, la excesiva nobleza y la falta de casta justifican su mantenimiento en la lista. El simulacro de la suerte de varas es la tónica general. La corrida lidiada en el mes de Abril siguió el mismo guión. Remendó otra corrida a final de temporada con el mismo resultado. Son simulacros de toros bravos, hechos a medida del torero, que superó, hace tiempo, la barrera que separa la nobleza de la borreguez.

Samuel Flores. Se encuentra en pleno proceso de recuperación. Hasta que ésta no sea más palpable, no es aconsejable su presencia en esta plaza. Sus últimas comparecencias fueron terribles. Hay que darla algo más de tiempo.

Sepúlveda. Otra de las fijas temporada tras temporada en esta lista. La corrida lidiada en el mes de octubre no dio ningún motivo para que la abandone. Toros grandones, mansos y sin casta alguna. No consiguió lidiar la corrida completa, pues tuvo que ser remendada. Los toreros poco pudieron hacer con semejantes animales. Siempre que se anuncia este hierro, el aburrimiento está garantizado.

Valdefresno. Un escándalo con mayúsculas. Inválidos, descastados, muy mansos y sin ningún trapío para esta plaza. Se devolvió uno pero tenían que haber seguido el mismo camino todos sus hermanos. Fue, sin duda, una de las tardes de mayor escándalo de toda la temporada. Aunque reconocemos y valoramos que fuera de esta plaza ha lidiado varios encierros interesantes (con indultos incluidos), estamos hartos de que nos tome el pelo un año tras otro.

El Sierro. Lidió en la feria de otoño una corrida de bueyes. Por sus venas no corre una gota de sangre brava. A esto hay que unirle la invalidez manifiesta que mostraron todos los ejemplares. Sólo fue devuelto uno, pero hicieron mérito todos. Este hierro, convierte los festejos en insufribles y estrella cualquier ilusión de los toreros.

La Guadañilla. Desde que eliminó todo lo procedente de Santa Coloma y lo cambió por la sangre domeq, todo ha cambiado. De ser un hierro de gran interés para el aficionado, a pasado a ser una vacada mas al servicio de los toreros, siendo la borreguez, el descastamiento y la falta de fuerzas sus principales características.

Buenavista. Se ha ganado a pulso su inclusión en la lista. No sabemos porqué, pero lidió en dos ocasiones. Una novillada, mansa, floja y descastada, y una corrida de toros, totalmente inválida. Esperamos no verla en mucho tiempo.

Fidel San Román. Desde que gestiona la plaza esta empresa, este señor (uno de los accionistas), ha lidiado en numerosas ocasiones sin resultado positivo alguno. Este año, aunque cambiando el nombre y anunciándolo como Hnos. Guardiola (sería para despistar), lidió una corrida para olvidar. Mansa, muy floja y con signos de evidente abandono.

Jandilla. Todos esperábamos su presencia en esta plaza y el petardo no pudo ser mayor. Así no se viene a Madrid. La presunta corrida no existía y se quedó en tres toros, aprobados con alfileres, sin trapío alguno (como serían los demás) y, encima, inválidos. Se devolvieron dos de ellos. Estas no son formas, se trata de una falta de respeto a esta plaza y a su gente.

Martelilla. Lidió en dos ocasiones, novillada y corrida de toros, siendo la justeza de fuerzas y la falta de casta las notas predominantes en su comportamiento. Ganadería al servicio de las figuras de turno, que busca el medio-toro, ese que no interesa a los aficionados.

Antonio San Román. Toros ideales para carne. Engordados para la ocasión, rodaron como pelotas en su comparecencia en el mes de mayo. Bastos, inválidos y descastados. Vamos, todo un lujo.

Garcigrande. Otra vacada al servicio de los figuras. Su nobleza es desesperante, sus fuerzas son mínimas y su presencia siempre deja mucho que desear. Fue una de las corridas menos picadas de la temporada. El remiendo del festejo sangró más que todos los demás juntos.

Carriquiri. Su estado actual se pudo comprobar en la corrida lidiada en la feria. Aunque tuvo buena presentación, la falta de casta y de fuerzas continúa siendo su gran problema. Hay que darla más tiempo, todavía, para ver si se recupera.

Nuñez del Cuvillo. La corrida de este año fue un fracaso estrepitoso. Sólo consiguió que le aprobaran cuatro toros, sin trapío alguno e inválidos. Hubo escándalo y baile de corrales. Esta más que justificada su entrada en la lista.

Javier Pérez Tabernero. Otro hierro de encaste Atanasio en estado lamentable. Su comparecencia en la feria no pudo ser peor. Nuestra crónica decía: “muy mal presentados, descastados, mansos, muy sosos y deslucidos, feos e inválidos”. Sólo pudo lidiar cuatro ejemplares. ¿Se puede hacer peor?

Baltasar Ibán. Una vacada del gusto del aficionado que se encuentra en un estado irreconocible. En nada se parecen ya a los ibanes de los años 90. Su casta está por los suelos, las fuerzas no les acompañan y la emoción no existe. Tras una nueva decepción en la feria de este año, y por mucho que nos duela, se ha ganado por meritos propios su entrada en la lista.

Lagunajanda. Este año hacía su presentación en Madrid. Entre la falta de trapío y de fuerzas, sólo lidió tres toros. Con esta carta de presentación, lo mejor será que no la volvamos a ver por aquí en mucho tiempo.

Prieto de la Cal. Es una auténtica lástima tenerla que incluir en la lista, pero, siendo justos, se lo merece. El estado actual de la ganadería es horroroso. Aunque, años atrás, parecía remontar el vuelo, ha vuelto a caer en un profundo bache del que, esperemos, pueda salir. Lidió a final de temporada una corrida, de la que sólo fueron arrastrados tres ejemplares, pues se aprobaron cuatro y uno de ellos fue devuelto por inválido. Los tres lidiados fueron desesperantes por su mansedumbre, falta de movilidad y de casta. Confiemos en que pronto nos de razones para sacarla de la lista.

Conde de la Maza. Otra ganadería torista venida a menos en los últimos años. Esta temporada fue la confirmación de su mal estado. Lidió en mayo y octubre. Si la primera fue mala por floja, la segunda la superó. Toros flojos, mansos y descastados.

El Pilar. A pesar de ser la sorpresa de la temporada pasada, este año volvió por sus fueros. Hubo baile de corrales, tuvo que ser remendada con uno del hierro de Moisés Fraile y al final solo lidió tres… Y encima flojísimos y descastados. O Ponce metió mucho la mano o lo del año pasado fue una casualidad…

Manolo González. Lidió la del Domingo de Ramos y fue un horror. Se movieron menos “que los ojos de Espinete” y fue flojísima. Alguno hasta acabó derrumbándose…Un desastre, vamos.

José Miguel Arroyo – Martín Arranz. Pese a que no ha lidiado en Madrid este año y ser la triunfadora de Logroño, continúa en la lista por afeitado. En el festejo lidiado en la feria de Logroño, dos astados fueron manipulados en sus astas. Hechos como este justifican que no la queramos ver por Madrid.


Salen.

Puerto de San Lorenzo: lidió dos buenas corridas esta temporada. Gavira: nos sorprendió a todos con una buena corrida en el mes de julio.

Victoriano del Río: una de las mejores corridas de la temporada y la triunfadora de San Isidro. José Escolar: ha hecho meritos en otras plazas como para volver a confiar en ella.

Monteviejo: ha lidiado novilladas interesantes en otras plazas. Quizá esta sea la forma más adecuada para que lidie en este coso.

Partido de Resina: parece que este año le han ido mejor las cosas. Parece que funciona mejor en novilladas.

Nuevos: El Sierro, La Guadamilla, Buenavista, Fidel San Román, Jandilla, Martelilla, Antonio San Román, Garcigrande, Carriquiri, Nuñez del Cuvillo, Javier Pérez Tabernero, Baltasar Iban, Lagunajanda, Prieto de la Cal y Conde de la Maza.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información