Ganadería Montealto

Sobre las tres de la tarde partimos en dirección a Guadalix de la Sierra (Madrid), una hora en la que la mayoría de nosotros esta comiendo o echando la siesta, pero la afición puede mas y los vehículos enfilaron la carretera de Burgos.

En Guadalix recogimos a varios de nuestros socios como Fausto,Rober, Rosco…y tras unos minutos de saludos y charla nos dirigimos a Navalafuente, pasando esta localidad serrana enseguida vimos la entrada de la finca “Montealto”, en la misma puerta nos esperaba Don Agustín Montes que nos fue saludando uno a uno, al igual que cuando nos visitó este invierno en una de nuestras tertulias, estaba también por allí el ex-matador de toros Luis Alfonso Garcés.

El ganadero madrileño, se ha hecho un hueco en la parte alta del escalafón de ganaderos, nada fácil según esta el panorama, hoy día cualquiera tiene una ganadería, otra cosa es quesea ganadero, con encaste (el ventorrillo-algarra) el Sr. Montes ya ha lidiado en la mayoría de plazas importantes de España, con buenos resultados.

Nos enseño en primer lugar las instalaciones de la finca, todas ellas muy adecuadas y bien acondicionadas para el manejo de ganado bravo, desde la zona de embarque hasta los comederos, estos situados en la parte baja de la finca, los toros al estar en la zona más alta, tiene que bajar si quieren comer y luego con la tripa llena, para arriba, así hacen ejercicio nos comentó el ganadero.La plaza de tientas construida en el año 1989, muy bonita y mas grande que otras que hemos visto en otras ganaderías.

Llegado el momento subimos a los todo-terrenos y fuimos a ver los toros, el tradicional remolque parece que ya paso a la historia por lo menos aquí, hubo que hacer dos viajes, pero vimos a los animales bien y de cerca, los amantes de la fotografía lo tuvieron fácil.En el primer cercado había cuatro novilladas bien hechas y con cuajo, de entre ellos va a salir la novillada de San Isidro y otra para Valladolid, parece ser que al final a Calasparra no irá, bajaban un poco los novillos que estaban en el cercado de al lado, quizá para plazas de menor categoría y ya por último la corrida de toros que tiene para este año, que aún esta sin colocar. Varios de los ejemplares tanto toros como novillos tenían las polémicas fundas, algo que dio que hablar en los diferentes corrillos que se formaron después, así como el trapio de la novillada que va a Madrid.

Ya por último tras un breve aperitivo ofrecido por el ganadero nos hicimos la foto de familia todos juntos incluido el perro guardián de la finca, nos despedimos de Don Agustín Montes, deseándole suerte y dándole las gracias por su hospitalidad, regresamos a Guadalix, unos se quedaron a merendar y otros siguieron para Madrid.


Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información