Ganadería Julio de la Puerta

El domingo por la mañana, dejamos Arahal y nos dirigimos hacia Osuna (Sevilla) en cuyo término esta la finca “La Valdivia” lugar donde la familia De la Puerta vive para el toro y el caballo, dos mil hectáreas llenas de ondulaciones donde se alterna la tierra calma con la dehesa y el olivar.

Hace años que falleció Don Julio de La Puerta Castro y son ahora sus numerosos hijos los que llevan la ganadería, el tema del ganado bravo Julio y Pablo. Antonio, Ignacio y Jaime están más centrados en los caballos. Decir que los tentaderos de machos de “La Valdivia” son famosos en toda la provincia de Sevilla y que tiene un amplio y bien acondicionado corredero, además varios miembros de esta familia han obtenido importantes premios en competiciones ecuestres.

Ya en el cortijo nos recibió Don Julio que enseguida nos presentó a sus hermanos según iban llegando, lo primero fue darles la enhorabuena por el buen juego que dieron sus toros la tarde del 20 de Abril en la plaza de Madrid, entre ellos destacó “Cortijero”, un gran toro candidato a premio sin duda alguna. Don Antonio otro de los hermanos nos enseño las dependencias del cortijo, sabor añejo con aperos de labranza y otros objetos antiguos relacionados con el toro y el caballo.

Sin más nos montamos en los coches y nos dirigimos a varios cercados a ver toros, en uno de ellos se encontraban los de procedencia veragüeña, una herencia que les dejó su padre y de la cual no piensan desprenderse.Teniamos curiosidad por ver al padre de “Cortijero” Y allí estaba imponente, un pedazo de semental rodeado de sus vacas, cornalón, hondo, bien hecho, según dicen los ganaderos da muy bueno.

 
También vimos dos corridas de toros para plazas de segunda, pero con trapio. Tras el éxito de Madrid la empresa les ha comprado una novillada para después de San Isidro. Entre novilladas y corridas piensan lidiar unos 13 o 14 festejos.
 
Comentar que en esta ganadería no hay mayoral, los mismos propietarios hacen casi todo, les gusta estar encima de los toros, una filosofía heredada de su padre, de regreso al cortijo obsequiamos a los ganaderos con unos libros y un dibujo precioso de un toro lidiado el año pasado en Madrid, realizado por el gran aficionado Facundo Clemente. Tras una breve tertulia y hacernos la foto de familia nos despedimos de la familia De La Puerta dando las gracias por su atención y amabilidad.

 
 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información