Lista negra de ganaderías 2009

Arauz de Robles. Abonada desde su origen. No hay manera de que nos hagan caso y no la anuncien más. Otra vez, lidió en el mes de agosto una corrida infumable. Mansa y descastada, haciendo honor a su trayectoria. Ya no sabemos cómo pedirlo ¡Por favor, tened piedad!.

Atanasio Fernández. Otra de las fijas. Esta temporada, volvieron a las andadas y la anunciaron en el mes de junio. Sólo lidió cuatro ejemplares, impresentables, inválidos y descastados. Por no tener, ya no tienen ni presencia. Cada festejo en el que se anuncia este hierro, se convierte en un autentico calvario para el aficionado valiente que se atreve a ir a la plaza.

Fermín Bohórquez. Todo un clásico. Es una de las excepciones a la norma que hemos aplicado este año. Sacarla de la lista, después de las que nos ha hecho pasar, nos parecía un sacrilegio. En esta temporada, nos ahorraron el sufrimiento, pues sólo anunciaron esta vacada en festejo de rejones. Esperemos que se mantenga así, también este año. Cada vez que lidia en festejo de a pie, el fracaso esta asegurado. La invalidez, la falta de casta y el aburrimiento están garantizados.

El Serrano. Por fin este año nos libramos de su presencia en corrida completa. Se colaron por ahí algunos remiendos, que siguieron fieles el patrón de esta ganadería. Sin un atisbo de casta, siendo la borreguez y la falta de fuerza la nota predominante. Este año no queremos verla ni con algún remiendo. Que se quede en el campo que es donde mejor están.

Sorando. Repite otro año más. Su falta de fuerzas, la excesiva nobleza y la falta de casta, justifican su mantenimiento en la lista. El simulacro de la suerte de varas es la tónica general. Son simulacros de toros bravos, hechos a medida del torero, que superó, hace tiempo, la barrera que separa la nobleza de la borreguez. La novillada que cerró la temporada fue un auténtico desastre, con dos novillos devueltos.

Samuel Flores. En la lista del año pasado, aconsejábamos que había que darla algo más de tiempo hasta anunciarla en Madrid, pues su estado todavía no resultaba fiable. Como no podía ser de otra manera no nos hicieron caso y el batacazo fue de los grandes. Sin fuerza, mansos y con una presentación desigual. Tiene que volver al purgatorio.

Sepúlveda. Fija, temporada tras temporada, en esta lista. Es otra de las excepciones al criterio fijado. No queremos verla ni en pintura. Este año, afortunadamente, también nos ahorramos el suplicio que supone acudir a un festejo en el que se lidian ejemplares con este hierro. Que siga así.

Valdefresno. Más de lo mismo. Toros inválidos, descastados, muy mansos y sin trapío para esta plaza. Como premio, este año lidió en dos ocasiones y en fechas importantes. Como no podía ser de otra manera, pegó un petardo importante ¡A ver si se dan cuenta de una vez! Por mucho que este hierro guste a los toreros, el espectáculo con ellos en el ruedo es totalmente imposible.

El Sierro. La tercera y última excepción. No la podemos perdonar después de fracasos continuados. Por sus venas no corre una gota de sangre brava. A esto hay que unirle la invalidez manifiesta que muestran todos los ejemplares. Este hierro convierte los festejos en insufribles, y estrella cualquier ilusión de los toreros.

Martelilla. Lidió en dos ocasiones, novillada y corrida de toros, siendo la justeza de fuerzas y la falta de casta las notas predominantes en su comportamiento. Ganadería al servicio de las figuras de turno, que busca el medio-toro, ése que no interesa a los aficionados. Ganaderías como esta sobran en la fiesta.

Garcigrande. Otra vacada al servicio de los figuras. Su nobleza es desesperante, sus fuerzas son mínimas, y su presencia siempre deja mucho que desear. Esta temporada se superó. Lidió, como siempre, en un cartel de expectación y pegó un petardo de los que hacen época. Sólo se lidiaron tres, los que superaron el reconocimiento, y resultaron vergonzosos. El primero de ellos, es el toro peor presentado en muchos años que ha pisado este coso, y además afeitado. Los otros dos no se quedaban atrás. Además resultaron inválidos y sin una gota de casta ¡Ya esta bien de la tomadura de pelo de todos los años!

Lagunajanda. Este año decidieron acertadamente dejarla en el banquillo, tras sus dos fracasos en las dos corridas que lidió. En una se estoquearon tres ejemplares y en la otra cuatro. Esperamos que este año no sólo se quede en el banquillo sino que pase mejor a la grada, que es su sitio.

El Pilar. La corrida de este año salió mejor de lo esperado, tras el fracaso y el baile de corrales del 2007. Lo que ocurre, es que no fue tan bueno como para merecer salir de la lista. Una vacada que ha fracasado estrepitosamente necesita algo más que un buen toro para resarcirse y abandonar la lista. No nos dejamos engañar por la buena prensa que tuvo la corrida (que le hizo ganar algún premio ¡de locos!) y seguimos sin fiarnos de ella.

Martínez Pedrés. Hizo su presentación en Madrid en el 2007 y lo hizo con “buen” pie. De los ejemplares anunciados, sólo pudo lidiar dos. Estaban podridos por dentro, sin un ápice de fuerza. Este año, como debía ser, cumplió un castigo que debe durar al menos también este año.

El Torreón. En su comparecencia durante la feria de San Isidro 2007, sólo le aprobaron cuatro toros en el reconocimiento. Uno más fue devuelto en el ruedo. De los tres restantes, sólo se puede destacar su invalidez y falta de casta. No es la primera vez que este hierro pega un petardo en esta plaza. Este año, con buen criterio, no fue anunciada y esperemos que el que viene siga igual.

Yerbabuena. Ha colmado nuestra paciencia. Tras lidiar buenos ejemplares en sus primeras comparecencias, inició una bajada sin freno que la ha colocado en este lugar. El año pasado se estrenó en la lista, tras lidiar una novillada infumable, totalmente descastada e inválida, en la que su presentación, además, dejó mucho que desear. No nos hicieron caso y repitió este año con otra novillada aún peor. Sólo pudo lidiar cuatro ejemplares, por la invalidez manifiesta. Esperemos que hayan aprendido la lección y no se les ocurra traerla.

Gavira. Repite otro año más. No hay motivos para que pueda salir de aquí. Lidió el día 15 de agosto una corrida muy floja y descastada. Sin embargo, es de las preferidas por la empresa, pues año tras año se anuncia. Apuesto que aunque este aquí incluida, la veremos en nuestro coso durante el 2009.

Salvador Domecq. Volvió tras su presentación en Madrid en 2007 y fue como se esperaba. Ganado mal presentado, descastado y muy flojo. Sólo se lidiaron cuatro ejemplares pues dos mas fueron devueltos por inválidos. Repitió en el mes de julio con una novillada infumable. El toro que intentan buscar no nos interesa nada a los aficionados.

Conde de la Corte. Una de los hierros toristas de la lista. Es clara y manifiesta la decadencia de este hierro emblemático. En anteriores comparecencias, su mansedumbre fue el principal defecto, unido en ciertas ocasiones a la falta de fuerzas. Este año la tocó descansar, pero lo que la hemos visto en otros cosos no invita para nada al optimismo. A nadie nos gusta verla aquí, pero mucho debe mejorar para poder abandonar esta lista.

Guardiola. Otro claro ejemplo de una ganadería del gusto de la afición en crisis. Esta temporada no la hemos visto por Madrid y apenas se ha escuchado nada de ella, pues no ha lidiado en sitios importantes. En el 2007 la decepción fue mayúscula. Ni una gota de casta y una invalidez absoluta. Confiamos en que se recupere rápido, por el bien de la fiesta, aunque tienen mucho trabajo por delante.

Torreherberos. Hizo su debut en el mes de julio de la temporada pasada. Aunque teníamos ciertas esperanzas, defraudó por completo. Resultó ser una ganadería del montón, una más de la fábrica Domecq. Sin fuerzas, ni casta, ni nada. Este año, como no podía ser de otra manera, no fue contratada y así debe seguir este año.

Juan Manuel Criado. Lidió, en el mes de agosto del 2007, una auténtica moruchada. Toros sin una gota de casta y sin fuerza alguna. Además, estuvo mal presentada, siendo remendada en el reconocimiento. La crónica de aquella tarde decía: “Y es que el primero ha sido un animalito aborregado, flojísimo que no podía con su alma; el segundo un absoluto inválido, devuelto finalmente; el tercero se cayó ya durante el primer encuentro con el caballo y fue sosísimo; el cuarto un marmolillo que se paró; el quinto todo lo hizo por alto, al paso y defendiéndose; y el sexto manseó desde salida para demostrar un descastamiento final como el resto de sus hermanos. Y encima cuarto, quinto y sexto de presentación muy escasita”. Sobran los comentarios. Hierros como este, no los queremos ni ver por aquí.

Manuel Ángel Millares. Su última comparecencia, resultó todo un escándalo. Únicamente se lidiaron tres toros con este hierro. Otros dos lucían el otro hierro de la casa. El balance fue desolador. Uno tuvo que ser apuntillado tras echarse, otro se tumbo hasta en tres ocasiones, el sexto se atrincheró en tablas sin querer saber nada, y otro fue devuelto. ¿Hace falta seguir?

Murteira. Da lástima ver a los astados portugueses rodar por los suelos y no sacar una sola gota de casta. Su estado actual es lamentable. Nuestro cronista de su última tarde en Madrid comentaba lo siguiente: “El ganado que saltó al ruedo venteño esta tarde, es impropio de la primera plaza del mundo y, lo que es peor, es incompatible con el toreo, tanto con el actual como con el antiguo. Porque no se mueven y se derrumban”. Es triste, pero es así.

Rosario Osborne. No lidió este año, tras el fracaso de corrida del año anterior. Cerró el fatídico mes de agosto. Lidió una corrida muy bien presentada, pero de nulo juego. No sabemos quién será el iluminado que recomienda estos hierros. No hace falta saber mucho para ver que, con hierros como éste, el éxito de la tarde está prácticamente descartado.

Villamarta. Este año descansó tras el fiasco anterior. Se anunció en la feria de otoño del 2007, sin antes haber dado razones para ello. Así pasó, ruina total. Mal presentados, inválidos y descastados. Sólo fueron arrastrados cuatro ejemplares, pues dos fueron devueltos. Es lo que pasa al anunciar ganaderías de segundo nivel, de las que no se tienen referencias sobre su estado. Señores, ésta es la primera plaza del mundo, y aquí tiene que venir lo mejor, y más aún en feria.

María Luisa Domínguez. Otro hierro histórico en situación precaria. Duele comprobar en qué se han quedado los míticos pedrajas. No se le antoja un futuro sencillo. La falta de movilidad y de fuerzas son sus principales defectos. Ya, ni acuden alegres al caballo.

Dominguez Camacho. Se estrena en nuestra lista. Estuvo a punto de entrar el año pasado pero se salvo. En esta ocasión, ya no había más remedio. Lidió en el mes de agosto una novillada mansa y falta de casta. La verdad es que cada vez que lidia no aporta nada.

Santiago Domecq. Hizo acto de presencia en el mes de junio y fue patético. Sólo pudo lidiar tres ejemplares, muy justos de presencia e inválidos. Otro hierro más de la familia domecq, que cada vez que lidia hace un poco más de daño a la fiesta.

Jose Luis Pereda. Han sido varias sus apariciones por nuestro coso durante esta temporada. Primero, con una corrida de toros en la feria y más tarde con algún remiendo. Nada de lo lidiado ha sido ejemplo de toro bravo. Poca casta y mucha, pero mucha mansedumbre han sido las notas predominantes. Tampoco les han sobrado las fuerzas. Es justo que este año tuvieran un merecido descanso.

Las Ramblas. Ha tenido el “honor” de lidiar el toro más feo que se recuerda por esta plaza. Fue en la pasada feria y junto a sus hermanos hicieron honor a lo que se esperaba de ella. Poca fuerza (es cierto que se cayeron menos de lo esperado) y nada de casta. Sólo se salvó el primero, un manso que repitió con codicia las embestidas. Pero éste no puede ser suficiente para salvarla. Hay que pedir bastante más.

Nazario Ibañez. Lidió una novillada en el mes de abril en la que nuestro cronista de aquel día comentaba que fueron “flojos, descastados, deslucidos, mansos, sosos y sin fijeza” ¡Toma ya! Vamos, el prototipo de toro de lidia actual.

Juan Pérez Tabernero. Se estrena también en la lista. Se lo ganó a pulso. Abrió la temporada lidiando una novillada muy descastada e inválida.

Puerto de San Lorenzo. Vuelve a la lista tras descansar el año pasado. Estamos saturados de este hierro ya que son muchas las veces a lo largo de la temporada que lo tenemos que soportar sin que de motivos para ello. Lidió en abril una corrida infumable, volvió en junio con José Tomás en el cartel, con baile de corrales (sólo pudo lidiar cuatro), toros muy mal presentados y totalmente descastados. Por si fuera poco, lidió algún ejemplar en otoño de parecidas características. Creo que queda totalmente justificado su ingreso en la lista.

Adolfo Martín. Es la gran novedad de nuestra lista. Por el cariño que se la tiene y las tardes que ha protagonizado en nuestro coso, nos duele mucho tenerla que incluir. Pero se ha ganado a pulso un toque de atención. Lleva los dos últimos años lidiando corridas mal presentadas y muy descastadas. Esta temporada ha sido horrible y preocupante. La hemos seguido por varias plazas y en ninguna de ellas ha saltado el toro que se espera de un hierro como este, todo lo contrario. Animales sin casta, ni fuerza y sin ninguna fijeza. Incluso los ha habido que se desentendían de la pelea. Estamos convencidos que la solución es posible y que se trata simplemente de un bache por el que pasan todos los hierros. Esperamos que dure lo menos posible y que pronto nos de motivos para sacarla de aquí.


Salen: Gabriel Rojas, Isaias y Tulio Vazquez, La Cardenilla, Los Guateles, La Guadamilla, Buenavista, Fidel San Román, Antonio San Román, Carriquiri, Javier Pérez Tabernero, Prieto de la Cal, Manolo Gonzalez y Joselito.

Todas ellas abandonan la lista, no por méritos propios, sino por llevar, como mínimo dos años sin lidiar en Madrid.

Salen por méritos:
Miura: cumple todos los requisitos para salir. Además de no lidiar en nuestro coso en los últimos años, ha hecho méritos suficientes en plazas de primera durante esta temporada como para que abandone la lista. Todos desearíamos ver una corrida de este hierro en la feria del 2009.

Conde de la Maza: lidió el día 12 de octubre una corrida muy interesante. Después de varios años flojeando parece evidente su mejoría. También en la feria de Guadalix, lidió una encastada corrida.

Baltasar Ibán: lidió en la feria una corrida de toros, que resultó una más del montón, y en el mes de julio una novillada, a la que debe su salida de la lista. Especialmente, los tres primeros, resultaron interesantes para el aficionado. Esa es la línea que debe seguir. Está comprobado que funciona mejor en novilladas.


Nuevos: Dominguez Camacho, Santiago Domeq, Jose Luis Pereda, Las Ramblas, Nazario Ibañez, Juan Perez Tabernero, Puerto de San Lorenzo y Adolfo Martín.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información