D. Fernando Cuadri. Ganadero

La Asociación El Toro de Madrid ha entregado el premio al mejor toro de la temporada madrileña 2010 al toro “Ribete” castaño y de 597 Kg. de peso de la ganadería de Herederos de D. Celestino Cuadri, lidiado en quinto lugar el pasado 23 de mayo por el diestro sevillano Salvador Cortés, el otro premio al encierro más completo, este año ha quedado desierto como se acordó el pasado 30 de enero en la asamblea anual.

El acto sirvió para poner broche de oro al ciclo de tertulias taurinas que organiza la Asociación cada jueves desde el mes de octubre y que este año ha contado con la presencia de importantes personajes del mundo del toro.

Tras una presentación del acto por parte del presidente cedió la palabra a nuestra secretaria Esther quien leyó el acta de la asamblea anual, siguiendo con el homenaje a los socios que cumplieron diez años como miembros de la Asociación.

La reseña histórica de la ganadería correspondió en suerte a nuestro socio y amigo documentalista Gonzalo García de Castro que nos recordó a todos de una forma muy clara y eficaz los orígenes, la procedencia, toros importantes y anécdotas de la ganadería, a continuación el socio Luís Esteban y nuestro amigo Facundo leyeron la crónica y el comportamiento y lidia de Ribete en la pasada Feria de San Isidro.

Desarrollándose entrañablemente el acto, D. Fernando Cuadri, cogió la palabra y el toro por los cuernos, pues hizo una reflexión y unas consideraciones, de su ganadería y de lo que debe ser un toro de lidia, las virtudes que debe tener un buen ganadero dejando a los allí presentes prácticamente satisfechos. Cuando se escucha a un ganadero como D. Fernando que defiende en un toro la integridad, busca la casta y la bravura, al verdadero aficionado le convence y dejo varias perlas como “yo busco el interés y la casta en base a la nobleza, que debe aparecer cuando se hacen las cosas bien y se debe tener cuidado en su exceso, pues llegaríamos a la mansedumbre y sosería”, “Madrid es el eje para nosotros” “un buen ganadero debe tener tres premisas: paciencia, trabajo y equilibrio” y sobre todo una frase que llamo la atención por su peculiaridad y porque muchos ganaderos les daría pánico escuchar “ el único socio que debe tener un ganadero es el matadero”.

Seguidamente los asistentes tuvieron la oportunidad de participar en un entretenido e interesante coloquio y así se puso fin a esta décimo tercera tertulia invernal de la Asociación de esta temporada.

Sr. Ganadero, enhorabuena, muchas gracias y que sus toros nos sigan emocionando a los aficionados tanto por su seriedad, como por su trapío y por su juego. MUCHA SUERTE.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información