D. Alberto Manuel Hornos Valiente, ganadero de San Martín

Hoy se nos presentaba un invitado que ha tocado tres “palos” diferentes de la fiesta, al haber sido torero, ganadero y empresario y contar tan solo con 35 años de edad. Nacido en Coria (Cáceres) en 1976, desde los 10 años Alberto Manuel quiso ser torero (como antes lo intentó su padre, Amadeo Hornos, aunque sin fortuna) y toreó muchas novilladas hasta alcanzar los 107 festejos en cinco temporadas que estuvo en el escalafón inferior, muchas de ellas en el “Valle del Terror” (Tiétar).

Como torero tomó la alternativa con Caprichoso, castaño, en la plaza de toros de Plasencia el 6 de junio de1998, siendo su padrino Juan Mora y el testigo Jesulín de Ubrique, con toros de Manuel Morilla. Pero ese día tuvo un gravísimo percance, en el sexto de la tarde, ya que “el toro me dio un golpe en la cabeza al recibirlo a porta gayola y estuve bastante tiempo tocado”. Esa misma temporada volví a reaparecer y volví a sufrir otro grave percance, nos dijo.

Llegué incluso a confirmar la alternativa en el coso madrileño de Las Ventas, el 7 de septiembre de 2003 con Alertano. En un cartel junto a David Valderrama y Sánchez Vara, la corrida de Alonso Moreno no salió del todo buena. Y añadió: “en el año 2004 supe cuáles eran mis limitaciones en esta profesión de torero y decidí ayudar a mi padre en la función de empresario y ganadero”.

Siguió diciendo que como empresario actualmente llevan muchas plazas de toros en el norte de Cáceres. En la mayoría de estos pueblos lo que predomina es el toro en las calles y los festejos populares. Y se suelen celebrar pocos festejos mayores. Por el contrario, en Badajoz son más los festejos mayores. “Nosotros – dijo – llevamos las plazas de Moraleja y Mijada, entre otras”.

Y prosiguió: “en cuanto a lo de ganadero, entre los meses de octubre y noviembre del 2009, compré veinte novillos a Ignacio Huelva, con el hierro de Hernández Pla y San Martin; el destino de éstos iba a ser en su mayoría para espectáculos en las calles. Me costó muchísimo comprarlos y aunque tenían el destino de las calles en su mayoría, yo comprendí que casi todos se podrían lidiar en novilladas, ya que tenían cuajo suficiente. Destinamos algunos de ellos en julio del 2010 para una novillada en la plaza de toros de Moraleja, en la que lidiamos tres ejemplares de Hernández Pla y otros tres de San Martin. La novillada salió excelente, estaban los novilleros asustados y sirvieron bien cinco de los seis lidiados”.

“Al día siguiente de esta novillada se me planteó un gran problema, ya que tuve que elegir, porque me ofrecieron dos ganaderías para la que yo las comprara”:

– una de Marqués de Domecq (encaste Domecq)
– otra la ganadería de Hernández Pla y San Martin (de Ignacio Huelva, con reses procedentes de H. Tabernillas y de Chafik, éstas de diversos orígenes santacolomeños)

“Tenía estas dos ganaderías para escoger una y hacerme cargo de ellas. La ganadería comercial y que mejor se iba a vender era la del Marqués de Domecq, pero nosotros decidimos comprar la ganadería de Ignacio Huelva con encaste Santa Coloma. Nosotros buscamos un toro que transmita emoción y que el público que acuda a los tendidos no se aburra. También me decidí por esta ganadería ya que yo, durante mi época de torero, iba mucho a tentar a casa de Victorino Martin y soy un enamorado de esos animales. Resulta curioso cómo ninguno que haya sido torero ha sido gran ganadero, pero yo apuntillo diciendo que casi ninguno que fue torero se decide por toros de este encaste”.

Y nos siguió explicando: “Compré, por tanto, la ganadería de Hernández Pla y San Martin el pasado 17 de agosto del 2010. Le compré a Huelva todo lo que tenia, 117 vacas, al igual que todos los machos, erales, utreros, añojos y todo lo de las tres líneas que tenia (Hernández Pla, San Martin y Pérez de la Concha)”. Nos contó también cómo tuvo que comprar el hierro único de San Martin, porque el hierro de Hernández Pla se encontraba embargado e inhabilitado (y aún lo está). “A mi me han dicho en la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL) que el hierro saldrá a subasta cuando se arregle la situación y me pregunto: ¿por qué va a salir a subasta si los únicos animales de esta procedencia los tengo yo?”.

Y siguió diciendo: “De la ganadería de Ignacio Huelva que llegó a nuestras manos, él ya lo había unificado todo, por lo que existían mezclas de líneas y hay animales que tienen una madre de San Martin y un padre de Hernández Pla, al igual que sucede a la inversa. De ahí que la ganadería originaria como la que yo lidié el pasado año en el coso venteño se anunciara “Ganadería de Hernández Pla y San Martin”. Esto nos lleva a la conclusión de que aunque existan animales herrados con la “H” de Hernández Pla también tengan sangre de San Martin”.

“Puras vacas de Hernández Pla, sin estar mezcladas con ninguna otra línea, sólo nos quedan 40. Al igual que vacas puras de Pérez de la Concha me quedan 13. De la compra de Ignacio Huelva recibí también 12 sementales, pero muchos de ellos se murieron nada mas llegar a la finca, porque estaban esqueléticos. Luego, nosotros hemos realizado en nuestra casa unos tentaderos de machos en busca de nuevos sementales. De los sementales que aún tenemos del antiguo ganadero quedan “Pescador”, “Guitarrero”, “Coqueto”, “Granadita” y algún otro”.

“En cuanto al criterio para los tentaderos de machos, hemos mirando la reata de los animales, buscando la línea que nosotros vamos buscando. Hay reses descendientes del excelente “Ruidón”, toro de la ganadería de José Joaquín Moreno Silva, indultado en la plaza de toros de Cáceres en el año 1985, un toro que lidió Juan Mora y que tomo tres varas (y una vez indultado sacaron de nuevo al caballo y acudió otra vez desde el extremo opuesto de la plaza)”.

Y siguió contándonos la historia. La primera novillada con el hierro de San Martin en Madrid se lidia en el año 1999. En el año 1994 los distinguidos ganaderos mexicanos Marcelino Miaja Calvo y José Chafik compran el hierro a Paco Camino, le cambian el símbolo y añaden a la ganadería reses de líneas:

   • Buendía (Paco Camino)
   • Sánchez Fabrés
   • Joaquín Buendía
   • Sánchez Arjona, de procedencia Coquilla
   • Palomo Linares
   • Ignacio Pérez Tabernero
   • Javier Moreno de la Cova
   • José Joaquín Moreno Silva
   • Barcial, de procedencia Vega Villar

Después, esto fue adquirido por Ignacio Huelva, que tuvo la ganadería con tres líneas por separado: línea de San Martin y Hernández Pla, la línea de La Gloria y la de Pérez de la Concha. “Por problemas económicos, Ignacio Huelva se deshizo finalmente de las ganaderías. Lo de la Gloria se lo vendió a El Juli y Luc Jalabert (padre de Juan Bautista) y lo de Pérez de la Concha más lo de Hernández Pla y San Martin, se lo compré yo”, terminó diciendo.

Al llegar a este punto de la charla, Alberto Manuel hizo una puntualización, diciendo que de todas estas líneas ahora sólo le quedan reses procedentes de las de: Saltillo (José Joaquín Moreno Silva), Sánchez Fabrés y Sánchez Arjona (Coquilla) y Buendía (Paco Camino), más lo poco de Hernández Pla y lo poquísimo de Pérez de la Concha.

Se le preguntó al ganadero cómo realiza los tentaderos de machos en su ganadería. Y Alberto Manuel nos dijo que los exprime al máximo. Como ejemplo comentó que en el último tentadero, de los 7 machos que tentaron solo aprobaron uno. Les exige muchísimo, ya que como mínimo tiene que ir siete veces al caballo de largo y luego servir para la muleta. Incluso nos contó la anécdota de que tuvo un animal que recibió cuatro puyazos y fue extraordinario en la muleta, pero daba síntomas de justeza de fuerzas y por eso decidió no aprobarlo, ya que para el ganadero que hoy nos acompañaba la fuerza, es decir el poder, es un matiz esencial, aunque les dio mucha pena rechazar ese animal, pero no hubo más remedio a su entender.

Nuestro invitado también nos comentó que el veedor de la plaza de Madrid (Zúñiga) estuvo este año un día en la ganadería, para ver si tenían corrida para este año en Madrid. “Pero nosotros para el 2012 no tenemos la disponibilidad que teníamos el año pasado, porque para este año solo tenemos ocho toros que pueden pasar en Madrid y no nos queremos arriesgar a que suframos alguna baja y no podamos lidiar la corrida completa. Como mínimo para poder ir a Madrid hay que tener entre diez y doce toros”, aseguró.

Para este año 2012 nos dijo el ganadero que va a tener difícil el lidiar en plazas de primera categoría, al no tener un número suficiente de toros. Lo que propuso a los empresarios es que organizaran algunos “mano a mano” de ganaderos (tres y tres) y de esta manera podría tener un margen de maniobra mayor.

Y ya para terminar se le preguntó con qué se quedaba de positivo de la corrida lidiada en Madrid el pasado 8 de mayo del 2011. El ganadero Alberto Manuel nos dijo que de esa corrida sólo se queda un pelín con el tercero, Almendrado, que tuvo un poco mas de movilidad. Y añadió que lo pasó muy mal, porque a su criterio no puede salir un toro de chiqueros y pararse de manera clamorosa. Y así terminó esta magnífica tertulia, en la que pudimos comprobar que un ganadero joven tiene más afición, ilusión y fundamentos que muchos de los ya consagrados, ya que va buscando en sus toro

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información