Solemne Acto de Entrega de Trofeos Anuales. Temporada 2011

Invitados: D. Fernando Cuadri y D. José Escolar. Ganadores del XIV trofeo a la corrida más completa y el VII trofeo al toro más bravo, respectivamente, de la temporada 2011 en la plaza de Las Ventas de Madrid.

Dos ganaderos románticos, que no han caído aún en la codicia del enriquecimiento a través del negocio muchas veces fraudulento de la crianza del toro de lidia, han pasado por La Asociación El Toro de Madrid a recoger los premios que esta entidad otorga todos los años a la corrida y al toro más completo. Este año el premio a la corrida más completa recayó en la ganadería de los Hijos de don Celestino Cuadri Vides, lidiada en la pasada feria de S. Isidro, el día 2 de junio. El honor del premio al toro más completo fue a parar a “Tartanero”, de la ganadería de don José Escolar Gil, lidiado en primer lugar por el torero Rafael Rubio “Rafaelillo”, el 12 de mayo. Dos ganaderos de distintos lugares de la geografía española, uno de Trigueros (Huelva), el otro de Lanzahita (Ávila), pero ambos con un mismo común denominador, el que a sus toros los torean TOREROS, es decir, personas que cuando se visten de luces saben a lo que se exponen. Con estos toros no basta sólo con dar pases sino que exigen, además, que el torero conozca su oficio.

Con un llenazo hasta la bandera y como es costumbre en este solemne acto, el más importante del año de esta Asociación, se siguió rigurosamente un protocolo casi académico, iniciado por el presidente y conducido por la secretaria. Y así, tras unos prolegómenos consistentes en la entrega de unas placas a los socios que han cumplido ya diez años de antigüedad en esta entidad, comenzaría el acto propiamente dicho. En primer lugar, el socio Gonzalo García de Castro hizo una exposición sobre las dos ganaderías (que puede leerse íntegramente en el anexo 1), donde resaltó parte de la historia de los homenajeados y algunas de las virtudes que estos ganaderos llevan a cabo en el campo para conseguir aupar a sus ganaderías a la cúspide de su admiración por el aficionado, sin tratar de dejar en el camino, en ningún momento, las condiciones que un animal de estas características debe reunir: “fiereza, casta y bravura”. Y a todo aquel torero que llegue a dominarlo toreando, ofrecerle la nobleza que cada toro pueda llevar dentro. A continuación, Pedro del Cerro leyó su propia crónica, la que había escrito sobre la corrida del día 2 de junio de 2011, la correspondiente a los toros de Cuadri y que le valió a este ganadero para obtener el Trofeo a la mejor de la temporada 2011 en la plaza de Las Ventas (y que puede verse íntegra en el apartado correspondiente de nuestra web, dentro de las “crónicas de la temporada”).

Siguió Facundo Clemente, que relató en detalle, a través de sus apuntes tomados “in situ”, la lidia completa del toro “Tartanero”, de José Escolar, lidiado por “Rafaelillo” el 12 de mayo de 2011 y que ha sido considerado por los miembros de esta Asociación como el mejor de la temporada (ver texto íntegro en el anexo 2). Tras estos preámbulos, el presidente y la secretaria entregaron los trofeos a los dos ganaderos triunfadores entre los aplausos de los asistentes. Y ambos tomarían por turnos la palabra para agradecer sus premios y comenzaría así un interesante coloquio con los dos homenajeados.

Don Fernando Cuadri es un hombre al que le dio por la “tontería” de estudiar Ingeniería Industrial. Y no contento con ello hizo también la carrera de “Ingeniero Superior de Ganaderos” en la escuela de su padre, el desaparecido licenciado en derecho don Celestino Cuadri Vides, al que se le calificó como hombre de pueblo y amante de los animales. Por este motivo posee una amplia y curiosa fauna en la que, entre otros, incluye la cría de canarios y gallinas enanas. Lo que desconocemos es si son tan encastados como sus toros. Siguiendo por este camino y a través de los estudios de los genes de estos animales (y en especial sobre los colores de estos pájaros) don Fernando nos confesó que ha podido llegar a conclusiones muy interesantes, lo que le ha permitido aplicarlas a su ganadería de lidia y que de momento no ha hecho nada de lo que pueda arrepentirse. Aclaró también que desde que relaciona el comportamiento de los canarios con el de los toros dejó de tentar sementales, comentando que la genética rechaza animales con los mismos caracteres, por lo que él no le da mucha importancia al cruce de animales con la máxima nota, sino que busca el equilibrio entre ellos. Y concluyó asegurando que en los canarios aplica incluso la consanguinidad para fijar caracteres.

Se habló también de los hitos de su ganadería y de que su padre no conocía mucho el ganado bravo. Por esta causa y llevado por gran su afición, al final de los años 50 tomó como consejero en estas lides a Joaquín Miranda, un banderillero que había estado a las órdenes de Juan Belmonte, que entonces era gobernador civil de Huelva y que, posteriormente, junto con las recomendaciones del mayoral Aurelio, de la ganadería de Esteban González Camino, le permitiría a su progenitor encontrar al mejor “raceador” de su nueva ganadería. Se comentó también que el becerro “Pastillero” fue el origen de su ganadería y que el toro “Tachonero” dejó muy malos recuerdos, creando un punto de inflexión en la misma, aunque más tarde con el toro “Jaramago”, lidiado en 1988 en Zaragoza, la ganadería recobraría la estabilidad buscada. A sus toros se les atribuyen las siguientes caracteristicas: “El picante y la bravura de los de Santa Coloma, la morfología de los de Gamero Cívico y la bondad de los de Urcola” diferenciándose (tras el estudio de ADN realizado por la UCTL) de las restantes en cuanto a historia genética, comportamiento y morfología. En este aspecto es seguida a mucha distancia por las de Miura, Marqués de Albaserrada e incluso Partido de Resina.

Uno de los problemas que vuela raso sobre la ganadería que habita en “Comeuñas” es que es limitada en el número de cabezas, por lo que una equivocación en la selección de un semental puede dejar muy mermada la vacada. El problema de la sucesión, al parecer, la tiene asegurada el ganadero, ya que sus hijos Fernando, Tino y Antonio, los “jóvenes patriarcas” de Trigueros, esperan seguir manteniendo la garantía de integridad en la crianza del toro bravo. Los aficionados deseamos que así sea.

A Don José Escolar Gil se le atribuyó, en algún momento de su vida como ganadero, ser el centro de la envidia de algún colega suyo de postín, al dudar de la procedencia de su ganadería, Santa Coloma-Albaserrada, aunque ésta posee dos derivaciones importantes: una, la lesaqueña, rama Albaserrada-Saltillo y la otra la ibarreña, de Carmen Espinal de Blázquez-Paco Camino. También salieron a relucir algunas de las sentencias de este hombre de campo, que duda que un torero llegue a ser un buen ganadero, ya que siempre tratará de crear el toro ideal para el que se viste de luces, pero no para el aficionado, frase que los asistentes comprendieron que iba dirigida de manera cariñosa a un torero que desde hace años forma parte de su familia. Cree, sin embargo, en su nieto, como digno sucesor para el mantenimiento de este tipo de toro. De sus frases célebres se destacaron éstas: “No busco lo bello, busco la verdad, si lo bello llega, bienvenido sea”, “En Francia mandan los aficionados, en España no se les hace ni caso” y “Si el toro sale bueno a torear; si no, a correr todo el mundo”.

Muchas verdades encierran estas frases sobre nuestra denostada fiesta, lo grave es que, como decía Goebbels: “Cuando se repite mucho una mentira, al final se convierte en verdad”. Lleva tanto tiempo nuestra fiesta montada en la falsedad por los taurinos que al final todo parece cierto: falsedad del toro que sale al ruedo, sin casta y como norma desmochado, falsedad en las faenas de los toreros ventajistas, falsedad en los críticos taurinos, que tratan de apuntalar las mentiras que algunos han impuesto en la fiesta. Pero en cuanto aparece el toro-toro que crían estos dos ganaderos, comprometidos con la fiesta, todo se desmonta. Aunque no faltó algún crítico taurino, que llegó a decir que “la corrida de Cuadri fue una moruchada. Pues de una “moruchada” no puede salir un toro que tomó tres varas. Con este comentario, lo único que consiguió este periodista fue perder la credibilidad que pudiera tener ante los aficionados. Lo cierto es que este tipo de ganado no deja indiferente a nadie y mientras existan ganaderos con esta mentalidad el aficionado no se sentirá defraudado en la plaza. Esa fue la reflexión que se expuso y quedó en el ambiente de la sala.

Siguiendo con la exposición de los hitos de este ganadero, su cara, morena por el sol del campo, mostraba esa satisfacción que da la tranquilidad de los buenos resultados obtenidos a través de la honradez: “Lidió por primera vez a su nombre en el año 1.982 en las plazas de Segovia y Manzanares”, “En 1.984 lidió en Begoña y el toro, de nombre “Chulo”, lidiado por Palomo Linares, le produjo un éxito importante a su ganadería” y “El 24 de marzo de 1.985 se estrenó en Madrid, donde salió una corrida dura, de aficionados, lidiada por Manili, Lázaro Carmona y Pedro Castillo”. También se comentó que durante los años ochenta hubo una campaña en contra de su ganadería por parte del empresario de la plaza de toros de las Ventas, Manolo Chopera, interesada o desinteresada, al asegurar que una corrida de su ganadería era “la corrida del Terror”. Y aunque ha llevado a cabo cambios evidentes en el comportamiento de su ganado en los últimos años, aún no se ha podido despojar de ese “sambenito que le adjudicó Chopera”.

Don Fernando Cuadri expuso que los ganaderos que llevan como emblema la crianza del toro encastado dependen en su mayoría de los aficionados, mientras que las ganaderías comerciales dependen de los toreros y estos premios concedidos suponen un aliciente para seguir en la línea de criar, por encima de cualquier moda, el toro encastado, sin perder el afán de luchar por encontrar en el toro la bravura, ya que a su entender la nobleza depende del torero que sea capaz de dominar al toro y que se le entregue luego en la pelea. La nobleza como tal, a su entender, muchos ganaderos la han confundido con la “tontuna del toro”. Y considera la casta como algo antinatural del toro de lidia, ya que va en contra de su existencia y con el paso del tiempo terminaría defendiéndose, nunca atacando.

Referente a la corrida premiada, comentó don Fernando que no salió contento, ya que las sensaciones que le trasmitieron sus toros no fueron buenas. Se llevó un disgusto muy grande con el comportamiento del tercer toro, “Aviador”, castaño, en el que tenía puestas muchas esperanzas y aunque fue un toro con poder se salió del buen comportamiento que habían tenido otros anteriores hermanos castaños como él. Comentó que, como aficionado, coincide con la exigencia del público de Madrid en cuanto al trapío de los toros, considerando a Madrid como el hilo conductor de su ganadería. En cuanto termina su corrida de la feria de San Isidro su pensamiento está puesto en la del siguiente año, apartando doce toros para ella. De antemano, tiene mucha confianza en la corrida de este próximo año 2012, aunque reconoce que suele equivocarse, como en el caso del toro “Aragonés”, que le dio una agradable sorpresa.

Por su parte, don José Escolar expuso que en Madrid afortunadamente aún mandan los aficionados y si éstos no demandaran este tipo de corridas no le contratarían la suya. Comentó que, debido a la casta de este tipo de toro, es muy complicado que los toreros estén a gusto enfrentándose a ellas, pues eso sólo ocurre en Madrid y en otros lugares no ocurriría. Respecto a su corrida lidiada en Las Ventas, considera que fue muy seria por delante, pero no salió del todo de su gusto, excepto el toro premiado. A Francia no ha podido ir a veces por cuestiones de saneamiento, aunque la afición pide sus toros. Y debido a la escasez en su ganadería, tampoco puede permitirse reservar tantos toros para Madrid como hace Cuadri, pero asegura que siempre tiene preferencia esta plaza sobre los demás cosos. Anunció también que este año viene a Las Ventas y espera que su corrida sea de la exigencia de esta plaza. Comentó que su familia le apoya sobre el tipo de toro que están criando pero reconoce que es un inconveniente, ya que limita mucho el número de toreros que quieren torear sus camadas.

Y ahora una disgresión. Nos preguntamos: ¿no será porque no hay figuras de verdad en el escalafón? ¿Y El Juli, Cayetano, Rivera, Talavante, Perera, Manzanares, Ponce…qué? ¿Seguimos? ¿Ninguno de estos se ofrece a torear estas corridas? Hace unos años se ofreció Fran Rivera Ordóñez a matar la corrida de Cuadri en Las Ventas como eso que llaman “un gesto”. Pues estuvo corriendo toda la tarde y al final hizo el ridículo. Como venganza a las protestas de parte del 7 a su actuación, se le ocurrió hacer una broma y decir por TV: “Deberían poner una bomba debajo para qué desapareciera todo ese tendido”. Desde entonces algunos le conocemos como “El Niño de la Bomba”. Así se las gastan las “figuras”. Y terminarían ambos ganaderos asegurando que de momento ningún torero se ha ofrecido para matar sus corridas de este año, pues al parecer les tienen poco “cariño”.

Ya en el tiempo de coloquio y en los turnos de preguntas, el primer tema que salió a relucir es la importancia de los terrenos con estos toros, comentándose la faena de Fandiño y los argumentos que dio el torero sobre la faena a su primer cuadri, reconociendo que debía haber sido en los medios en vez de en las rayas, pero le echó la culpa al viento existente. En cuanto al de Escolar, se comentó que “Tartanero” estuvo por encima de toda la cuadrilla del diestro “Rafaelillo”, abundando el ganadero en que es cierto el dicho de que “cuando la cuadrilla está pálida es la mejor señal de que ahí hay un buen toro”.

Cuadri argumentó que el toro encastado necesita los terrenos de los medios para su lidia, ya que con ello, aunque parezca una perogrullada, se aísla de los ruidos que ocasiona el público y los producidos en la barrera, ya que se entera de todo. Y si es así se pone a la defensiva y es más complicada su lidia. Y lo más importante, a estos toros de casta hay que someterlos toreando de verdad, no dándoles simplemente pases, ya que el toro encastado es más exigente con el torero.

Escolar se lamentó de la mala lidia que reciben la mayoría de toros encastados, ya que a su entender un desarme de un torero ante un toro de estas características significa mucho para el comportamiento posterior de la lidia. Tampoco concibe la nobleza del toro como característica intrínseca, ya que es sinónimo de “borreguez”. Comentó que él no se ha puesto nunca delante de un animal bravo con el fin de darle unos pases, por lo que duda de la importancia que pueda tener este hecho en las personas que se dedican a la crianza de toros de lidia, ni tampoco que por ese motivo no pueda juzgar con veracidad lo mal que lo hacen algunos toreros ante sus “toros” y que sufre mucho por ello. En cuanto a la crisis, de momento, visto el panorama económico, comentó que entre lo que lidia en España y Francia él aún puede aguantar, esperando tiempos mejores.

Durante la rueda de preguntas de los aficionados presentes, hubo intercambio de comentarios de ambos ganaderos. Se le solicitó a Cuadri que diera su opinión sobre una corrida celebrada en el pueblo alcarreño de Marchamalo y comentó que la corrida no fue buena, pero argumentó que en estas plazas portátiles los toros tienen que sufrir las deficientes instalaciones, ya que hay algunas de ellas que tienen los chiqueros de chapa y en verano alcanzan temperaturas de hasta 50ºC, lo que influye de manera muy negativa en el comportamiento del toro. Al hilo de esta pregunta, añadió que lo pasa muy mal cuando lidia en Sevilla ya que, debido a los deficientes corrales de La Maestranza, los toros están enchiquerados durante casi 30 horas.

En el aspecto económico declararon ambos que los resultados del año pasado han bajado a la mitad respecto del 2007. Intuyen que la demanda de abonos de este año será notablemente menor que en los anteriores, sobre todo esos que compran las grandes empresas, que son los considerados “abonos caros” y por este motivo a muchas plazas les va a costar mantener el nivel que han tenido anteriormente. Y ponen como ejemplo a Sevilla y Huelva. A su entender, las únicas que pueden mantenerse son Madrid y algunas plazas de Francia, que son las que demandan sus toros, aunque Francia está negociando a la baja (un 20%) el precio de contratación de sus corridas. En este contexto, no entienden que en una plaza como Madrid, al que la Comunidad ha rebajado en casi la mitad el canon de licitación, se permita a la empresa adjudicataria subir el precio de las localidades un 5%. Ni nosotros tampoco lo entendemos y así lo manifestamos.

Se les solicita a los ganaderos su opinión sobre la apertura de La Venta del Batán y ambos tienen una opinión contraria. Escolar, como aficionado sería partidario de su apertura pero como ganadero no, exponiendo que es un lugar antinatural para el ganado, que durante su estancia está atendido sólo por los mayorales y que los toros acusan mucho las molestias y los ruidos del público asistente. Sin embargo para Cuadri sería positiva su reapertura, ya que su ganado acusa mucho el largo viaje que tienen que realizar desde Huelva y un lugar como éste les ayudaría a recuperarse unos días antes de ser trasladados a la plaza. Como se puede comprobar, opiniones para todos los gustos.

Sobre el tema de los veedores, comentan que a sus ganaderías suelen ir solamente los que tienen contratados las empresas de las plazas de toros, poniendo como ejemplo a Carlos Zúñiga, responsable de la de Madrid, con el único fin de llevar a cabo un seguimiento en el tiempo de la corrida contratada. En cuanto a veedores de los toreros, afirman que no suelen aparecer por sus fincas. (Aquí hubo carcajada general, pues sólo son los considerados figuras los que tienen veedores propios particulares).

Cuadri por su parte añade que es importante que las corridas las elija el ganadero y que si sale mala el error sea sólo de él, no de personas extrañas a su ganadería. Y añadió que está convencido de que un buen mayoral es el 50% de la ganadería. El suyo nació en su finca y conoce el ganado a la perfección y esto permite que a la hora de tentar una vaca salga a la plaza ya con media tienta hecha. Y añade que no es lo mismo tentar a una becerra en celo de otra que no lo está, así como tampoco la forma de llevar a cabo su manejo ni el asunto de la alimentación en uno u otro caso. En cuanto a Escolar, nos asegura que él lo lleva todo personalmente, sin mayoral.

Por problemas de consanguinidad, comentó Cuadri que el toro “Aviador” estuvo padreando antes de ser lidiado y que los sementales no los prueba en tienta sino que los elige por la reata, comentando también una curiosidad, al menos para los aficionados, que a veces suele cruzar un toro de poca confianza con un lote de vacas de total confianza y esperar años a ver qué pasa.

Esto nos muestra los “enjuagues” que tienen que hacer estos ganaderos de cortas camadas para tratar de mantener la pureza en su ganadería y que la consanguinidad no les cree problemas. Y lo que es más importante, mantener “LA CASTA”, esa cualidad que pretenden evitar la mayoría de toreros actuales pero que tanto añoramos los aficionados. Y como eran ya las diez de la noche se fueron ambos entre grandes ovaciones. Gracias, GANADEROS. 

Eustorgio Gonzalo García de Castro: sobre Don Fernando Cuadri Vides y Don José Escolar Gil.

Gracias a la Junta Directiva de esta Asociación “El Toro de Madrid”, a la que me honro en pertenecer, por permitirme hacer la presentación de dos criadores de toros de lidia, que se han merecido los máximos trofeos que otorga esta entidad en la temporada 2011. A ambos he tenido a bien presentarles en anteriores ocasiones de forma individualizada, pero es la primera vez que lo hago por colleras.

Como la trayectoria de estos ganaderos es conocida y reconocida por la afición que hoy ocupa el tendido de “Casa Patas” y dado el tiempo con que cuento, voy a dedicarles unas pequeñas pinceladas que adornan sus vidas personales y profesionales.

Fernando Cuadri Vides
Don Fernando Cuadri es un hombre al que le dio por la tontería de ser ingeniero superior industrial, aprendiendo la otra carrera de “ingeniero superior de ganaderos” en la universidad de su padre, el licenciado en derecho celestino cuadri vides. como es un hombre de pueblo y amante de su fauna, situó en el ático de su casa unas perfectas instalaciones que albergan hasta 500 canarios, faceta que le ha permitido obtener un amplio medallero en sus modalidades de oro, plata y bronce. También tiene un amplio palmarés como criador de gallinas enanas (siempre encastadas). Es poseedor de numerosos premios nacionales en la denominada clase “java”. Como Fernando ya empezaba a ser gallo de pelea, también quiso tener en su casa esta clase de animalitos (también encastados) y desde hace años es “ingeniero de ganado manso”, sobre todo en la raza limusín. Como podéis imaginaros, su casa pasó a llamarse “el Arca de Noé”.

Don Fernando tiene en su vida profesional (paterno-filial) los hitos que han devenido en su actual vacada y que me permito recordar:

  • Joaquín Miranda (final de la decada de los 50) (banderillero de Juan Belmonte) y posteriormente gobernador de Huelva, gran consejero del viejo Celestino.
  • El mayoral Aurelio, de Esteban González del Camino (1946), gran conocedor que le aconsejó a tener lo que fue el mejor raceador de su ganadería, el becerro “Pastillero”, principio de lo que hoy pasta en su ganadería.
  • El toro “Tachonero” (1984) de infausto recuerdo y que produjo una inflexión.
  • El toro “Jaramago” (1988) cuando la ganadería recobra su estabilidad.
  • El picante y bravura de santa coloma, la morfología de gamero-cívico y la bondad de urcola.

Finalmente, me permito indicar que en el estudio realizado por los veterinarios de la unión, entre 79 ganaderías, se ha llegado a la conclusión de que por historia, genética, comportamiento y morfología, la ganadería de Cuadri es la que genéticamente más diferencias tiene respecto a todas las demás, seguida a bastante distancia de los encastes de Miura, marqués de Albaserrada y Partido de Resina. Incluso se podría confirmar que estamos hablando no de un encaste, sino de una nueva raza de toros de lidia. Vaya desde aquí el homenaje de esta Asociación y deseos de prosperidad a la nueva generación que va sustituyendo y ayudando a conservar las mismas pautas de selección y que son los jóvenes de la familia, Fernando, Tino y Antonio. Su abuelo, el patriarca don Celestino, disfrutará viendo que sus hijos fueron capaces de inculcar a sus nietos la idea de que “cuadri” no es sólo un apellido, es una garantía de integridad en la fiesta de los toros. Estos jóvenes Cuadri querrán siempre rendir homenaje a sus colores morado, amarillo y blanco (los colores de su divisa), a quien tuvo por toro ideal el que era casta, bravura y nobleza y a quien fue un hombre luchador, honesto y discreto. Gracias, don Fernando, por su presencia y nuestra más cordial enhorabuena.

José Escolar Gil
Don José Escolar Gil, hombre de campo con filosofía de pensador senequista, ganadero a la antigua, criado en la escuela filosófica de su padre José Escolar García (“Pichorronco”). Lanzahita, valle del Tiétar, cumbres de Gredos, la Andalucía de Ávila, donde su clima da un respiro y otro color al campo, donde el invierno se hace primavera, donde los toros quieren vivir para morir. A Escolar le gusta el campo (como no podía ser de otra forma), el fútbol y la caza con galgos. Siempre se ha dicho que “escolar” es victorino-albaserrada puro, cuando no es así, puesto que aunque de la misma línea, posee dos derivaciones santacolomeñas: la lesaqueña, vía albaserrada-saltillo y la ibarreña, vía Carmen Espinal de Blázquez-Paco Camino.

Es curioso el hecho de que en su ganadería han existido y existen algunas familias con detalles peculiares: las que empiezan por la sílaba “ca” han tenido premios importantes: caminante, callejero, campanero… las que empiezan por “mi”: misteriosa, milagrosa, mirlito…las que empiezan por “ma”: malagueñas, madroñeras, manchero…

Como comentario singular, he de decir que lo que más ha molestado a Victorino Martín en su vida ha sido vender aquellas 25 vacas que, tras pasar por Picazo de Malibrán, Fernández Durán, Vergara González y Felino Fernández, llegaron a manos de Escolar. Victorino ha llegado incluso a decir despectivamente que no sabía dónde estaban las vacas, cuando él sabe que están en poder de Escolar y ha visto con su hijo a sus sucesoras en tentaderos. Manuel Chopera influyó negativamente en su devenir, desde aquel día que, en los 80, anunció en Madrid una corrida y a la que como reclamo la llamó “la corrida del terror”, asustantemente presentada y que hirió a José Luis Palomar y Juan Rivera.

Desde entonces tanto el público como los toreros no le han quitado el sambenito de ganadería muy dura y terrorífica.

Tres de sus principales hitos en su historia taurina:

– Cuando lidió por primera vez a su nombre en 1982, en las plazas de Segovia y Manzanares.
– 1984, feria de Begoña. triunfo importante gracias al toro “Chulo”, muerto por Palomo Linares.
– 24 de marzo del siguiente año, debutando en Madrid con una dura corrida, a la que mataron Manili, Lázaro Carmona y Pedro Castillo.

Tres de sus frases célebres:

– No busco lo bello, busco la verdad. si lo bello viene, que venga.
– En Francia mandan los aficionados. Aquí, en España, no se les hace ni caso.
– Si sale bueno, a torear. Si sale malo, a correr todo el mundo.

Homenaje, entre otros muchos, al semental “Lechuguito” de Carmen Espinal, al toro “Chulón”, premiado en Gijón, a “Bustillo” en Barbastro, “Fanfarrón” en Arenas de San Pedro y “Milagroso” en San Martín de Valdeiglesias”. Señor Escolar: ¡Suerte y al toro, que no es una mona, es de Escolar!

He presentado a dos criadores a los que me permito la licencia de decirles: ¡Viva la madre que os parió y viva el padre que os guió!
Y me fui de campo con los gallos de Cuadri y los galgos de Escolar, desde los humedales de Huelva me llevaron camino del Tiétar. Nos seguían toros amigos, porque los entendíamos, toros enemigos, porque no supimos ser sus amigos.

Cuando llegamos, los toros de abajo se enamoraron de los toros de arriba, presencié la boda eterna de unos seres que sabían que habían nacido para ser felices en su mundo.

Una felicidad que siempre celebra sus bodas de oro a los cuatro años de haber nacido.

Nunca, en el que es mi mundo, dejaré de pensar en aquellos gallos y en aquellos galgos, que me hicieron presenciar un idilio que jamás olvidaré.

Un fuerte abrazo en nombre de la Asociación “El Toro de Madrid”.

Facundo Clemente Redondo: al mejor toro en 2011.

Buenas tardes a los asistentes a este acto y a los componentes de la mesa y por delante vaya mi agradecimiento y consideración a la Presidencia de la Asociación El Toro de Madrid por la invitación, que me honra como aficionado, para dar la reseña del toro premiado por esta asociación, como el mejor de los lidiados en Las Ventas la pasada temporada de 2011.

El contenido de la citada reseña, se centra básicamente en el comportamiento del toro en la plaza. Y es como sigue: Corrida celebrada en Madrid, Plaza de Las Ventas el jueves 12 de mayo de 2011

Presidente: D. MANUEL MUÑOZ INFANTE

Terna y cuadrillas:
Primer espada y director de lidia: RAFAEL RUBIO, “RAFAELILLO”
Picadores: Antonio Muñoz y Juan José Esquivel
Banderilleros: José Mora, Abrahám Neiro y Pascual Mellinas

Segundo espada: FERNANDO ROBLEÑO
Picadores: Juan Alfonso Doblado y Francisco Plazas
Banderilleros: Juan Carlos García, Antonio Jiménez “Ecijano II” y Juan Cantora

Tercer espada: ALBERTO AGUILAR
Picadores: Francisco Javier Sánchez y Juan Carlos Sánchez
Banderilleros: Raul Ruiz, Rafael González y Lucas López

Se juegan 6 toros de la ganadería de D. JOSÉ ESCOLAR GIL, siendo el que nos ocupa el lidiado en primer lugar, con el siguiente resultado:

TORO LIDIDADO EN PRIMER LUGAR: “TARTANERO”, cárdeno
Nº: 58, Peso: 521 Kg., Edad: Marzo / 2006, 62 meses, Espada: RAFAEL RUBIO, “RAFAELILLO”
COMPORTAMIENTO:
Salida y varas.
No está fuerte de romana, hechuras justas, pero exhibe una buena arboladura. Remata en el burladero del (10), “Rafaelillo” no lo para y Mora lo lleva al burladero del (7), le llama “Rafaelillo”, no se hace con él y al relance toma la primera vara, en la que se deja y aún así Antonio Muñoz le hace la carioca, quita Mora, lo toma “Rafaelillo” y esta vez sí lo pone en suerte, es pronto en la segunda vara en la que Muñoz le da trasero, “Tartanero” se deja y otra vez Muñoz con la carioca, el toro está por el caballo y después de cambiar el tercio, hace una tercera entrada: Pitos a la presidencia por no dejar ver la tercera vara.

Banderillas
Pronto y con fijeza en este tercio y excepto en el primer par que parece aprieta hacia adentro, en los dos siguientes, prefiere las afueras. A más en banderillas. Mejor pitón el izquierdo.

Muleta
“Rafaelillo” brinda a los damnificados de Lorca, mientras “Tartanero” está rematando por acoso en el burladero del (8). Comienza faena en el (9), no puede con el toro, recurre a echar agua a la muleta, sigue en terrenos del (9), lo lleva al tercio, con la derecha, sesgado y en la oreja, da dos tandas enseñando los adentros, “Tartanero” se entera y en la tercera casi lo coge. Lo saca hasta los medios y cita con la muleta en la izquierda; el toro va mucho mejor por este pitón, pero “Rafaelillo” sigue sesgado en la suerte y toreando perfilero y en la oreja, cosa que a “Tartanero” no le gusta nada y se lo hace saber en las dos tandas que intenta, en las que está a punto de ir a los lomos. No puede con la casta que despliega el toro. “Tartanero” se hace el amo de la situación, desafiando en los medios. Es el peón José Mora el que se encarga de llevarlo hasta rayas del (8), donde “Rafaelillo” le machetea con muchos nervios. Con Suerte Natural, saliéndose, pincha, robo de capote a Abraham Neiro, desconcierto en la cuadrilla. Lo toma Mora otra vez y lo lleva a rayas del (10). Con Suerte Natural y saliéndose, “Rafaelillo” mete un pinchazo, “Tartanero”, se va para fuera, pelea, desafía en el tercio y “pasa lista” a la cuadrilla, persigue a Mellinas, que toma el olivo en burladero del (8). “Rafaelillo” coge el verduguillo y falla el primer descabello, “Tartanero” acomete y otro robo de capote a Abraham Neiro; dos descabellos más y el toro sigue peleando y acometiendo. Por fin cae al cuarto intento de verduguillo. Ovación en el arrastre. Pitos, casi bronca para “Rafaelillo”

Resumen
Buen tercio de varas, en el que demuestra su clara disposición de ir al caballo, estando pronto en las dos entradas. No entendemos el uso de la carioca por parte del picador, ya que “Tartanero” no es precisamente de los que se van de la suerte y tampoco la actitud presidencial de escamotear la tercera vara.

Pronto y con fijeza en banderillas
En el último tercio embiste con fijeza en todos los terrenos, preferiblemente en los medios, humilla por el pitón izquierdo y se manifiesta con bravura y fiereza (le ha venido corto el tercio de varas). Su casta desborda a la cuadrilla y tiene muerte de bravo, peleando hasta el final. Esto nos sugiere que a pesar de lo que muchos crean, el tercio de varas sigue siendo muy importante e imprescindible, sobre todo cuando aparece la casta.

Calificación: ENCASTADO A BRAVO.

DE LA GANADERÍA
Aparte del ejemplar premiado, todos los del encierro, estuvieron impregnados por la casta y el lidiado en cuarto lugar, ”Majito”, al igual que “Tartanero”, tuvo su componente de bravura.

En fin, que siempre por incidencias varias, seguimos con las comparecencias bienales de D. JOSÉ ESCOLAR en Las Ventas, que no dejan indiferentes a nadie y menos a los aficionados de Madrid. Esperemos que sean anuales ya que se lo tiene sobradamente ganado, con la personalidad de sus toros criados en “Monte Valdetiétar” y con mucho más predicamento que otras ganaderías que las tenemos que ver hasta dos veces por temporada.

DEL DIESTRO
Cuando se está ante una corrida como la que nos ocupa, al margen del resultado, nuestra consideración al torero murciano, Rafael Rubio “Rafaelillo” que, aunque no fue su tarde (al parecer por circunstancias varias), su respuesta a retos como éste, casi siempre ha sido positiva.

CONCLUYENDO
Todo lo que rodea a esta corrida es del agrado de la afición que, junto con el comportamiento del toro, creo ha contribuido a que los miembros de la Asociación El Toro de Madrid, otorguen su SÉPTIMO TROFEO al mejor toro de la Temporada 2011 en la Plaza de Toros de Madrid Las Ventas, a “TARTANERO”. Nuestra enhorabuena al ganadero D. JOSÉ ESCOLAR GIL por este bravo ejemplar y por el encierro que presentó en la tarde 12 de mayo de 2011.

Al acabar, me resisto, pero no puedo dejar en el olvido la descalificación por parte de un periodista taurino de ámbito nacional, a su ganadería y su persona, tildando a esta corrida como una moruchada. Rechazamos (los que piensan como yo) esta invectiva y el que suscribe, yo, le retiro mi respeto a este señor como crítico hasta que me demuestre que a un morucho se le pueden dar 3 varas en un recinto cerrado, al mismo tiempo que hago votos por D. JOSÉ ESCOLAR, que en repetidas ocasiones ha declarado con gallardía que se debe a los aficionados y no a los periodistas.

Muchas gracias.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información