D. Mario de Carualho Brito das Vinhas. Ganadero

Arte y Emoción, filosofía en la fiesta de los toros. Susurrando la verdad.

D. Mario de Carualho Brito das Vinhas llegó a Casa Patas tan cargado de ilusión, por la invitación de la Asociación El Toro, como apurado por el retraso que el tráfico de la Castellana le había ocasionado. Antes de tomar asiento y de manera sentida se dirigió al respetable para decir con pasión como su filosofía de la fiesta de los toros pasa por el Arte y la Emoción. No es mala filosofía sin lugar a dudas.

D. Mario llegó acompañado de su nieto Antonio, y juntos -al alimón- explicaron y comentaron su ganadería. Su sueño Santa Coloma, línea Buendía, en tierras portuguesas. La única ganadería en Portugal que se sale de la Línea Tamarón.

Pasión por Santa Coloma en una casa donde se reconoce al toro como el principal protagonista de la Fiesta y siempre se apostó por este encaste más por gusto que por ganar dinero. Comenta el ganadero como hoy en día la plaza en Portugal donde mejor se paga un toro es en Campo Pequeño, en Lisboa; dos mil euros, cuando la cría del mismo nunca baja de los tres mil. La diferencia la igualan con ingresos atípicos como fue, por ejemplo, el rodaje de una película de James Bond en la placita de tientas.

Mario de Carualho Brito Si bien la ganadería se fundó en 1946, la apuesta por Santa Coloma surge en 1964 por medio de cuarenta vacas -115 hoy en día- y sementales de Joaquín Buendía, línea Ibarra. Posteriormente fue aumentando la ganadería con el mismo origen gracias a la buena relación y trato con Joaquín. Posteriormente y ya en el año 92 se incorporan a la ganadería nuevos sementales de Los Caminos, Buendía y Ana Romero. Más recientemente están afrontando los problemas de consanguinidad con sementales de Rehuelga y La Quinta. No falta en el repaso a la ganadería el semental que compraron a Paco Camino y que tuvo un papel destacado en la vacada. Una apuesta clara por un encaste del que destacan su embestida humillada muy por encima del resto.

Mira atrás D. Mario y recuerda tiempo mejores en cuanto las figuras mataban Santa Coloma con naturalidad. Hoy sin embargo el panorama es completamente distinto, tan distinto que resulta muy complicado lidiarlo. Los recuerdos le llevan a recordar al maestro Paco Camino tentando en Bucaré o al maestro Antonio Ordoñez en su propia casa “Herdade do Zambujal”. Finca donde viven no solo la familia y los empleados actuales sino también personal jubilado y familiares. Un total de casi setenta personas forman una especie de pueblo donde no falta una tienda o un café. Toda una declaración de intenciones y una manera de entender y vivir la vida.

Crían un toro para la lidia a pie, pero el destino caprichoso les llevó por casualidad a los festejos de rejones donde se ven encasillados. Con el panorama actual, tan complicado para vender, aguardan de manera tranquila sin perder de vista su objetivo –la lidia a pie-. Apunta la anécdota de cómo aun siendo ganadería preferida por las figuras a caballo, el año pasado un toro muy bravo que toreó Pablo Hermoso de Mendoza les hizo que se quedaran con otras dos corridas en el campo. Paradojas de la fiesta actual donde la bravura molesta y se aparta.

Su posicionamiento les lleva a realizar los tentaderos pensando en el toreo a pie única y exclusivamente. Tentaderos donde exigen mucho a los animales y deben de tener una actuación completa en el peto y en la muleta para quedarse en la ganadería. El dato que afirma esto lo tenemos el año pasado donde tentaron cuarenta vacas y solo dejaron cuatro.

Otra de sus pasiones es la cría del caballo lusitano, tradición arraigada en la familia años atrás. Algunos de sus caballos son figuras, como es el caso de Vidrie en la cuadra del rejoneador Sergio Galán.

Preocupados por el futuro y buscando sinergias entre ellos, comenta el ganadero como tienen creada la tertulia de Santa Coloma donde participan varios ganaderos con este encaste con el fin de compartir experiencias y avanzar hacia un fin común, que no es otro, que hacer perdurar el encaste con la importancia que se merece. Tertulias donde comentan, por ejemplo, como aún siendo pura la línea que tienen Santa Coloma –Ibarra- en unión con el hábitat donde se cría en zona de humedales hacen que el aspecto morfológico del toro de Vinhas no sea el habitual al que debiera responder. Es un toro con más kilos, enmorrillado… diferente, que apareció tras los dos primeros años sin que encuentren mayores explicaciones que las comentadas; línea Ibarra en un hábitat muy determinado en zona de humedales.

Tienen claro que nunca venderán un toro para las calles, aunque les llegan muchas y tentadoras ofertas. No hace tanto veían las fundas impensables para sus toros, sin embargo, las bajas por cornadas y un excesivo celo de pelea entre los tres y cuatro años y medio les hizo cambiar de opinión. De los veedores no guardan buen recuerdo por su acción de hacer y deshacer los planteamientos del ganadero en cuestión de segundos.

Todo esto nos contó D. Mario con voz suave, muy bajito, susurrando. Su voz no da más, por ello, su nieto Antonio apuntilló de manera alta y clara las ideas del abuelo.

Nos invitó a su casa cuando llegue la primavera y a caballeros como D. Mario solo se les puede decir que allí estaremos para disfrutar de un día de campo con una familia enamorada de Santa Coloma, como nosotros.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información