Dª. Paz Domingo. Periodista del diario El País y aficionada taurina

Con claridad y con el único objetivo de defender la fiesta se presentó la periodista Paz Domingo ante los aficionados que acudimos a la tercera tertulia de la Asociación el Toro de Madrid. Con voz clara y segura fue desgranando durante casi dos horas la triste situación actual en que se encuentra la fiesta. Algún defensor de esta farsa estamental podía criticarla de derrotista, pero para callar todas las opiniones que puedan aparecer en su contra fue aportando datos, desgraciadamente nada halagüeños, sembrando en el sentimiento de los aficionados asistentes un halo de tristeza. Ante esta periodista valiente y con una oratoria con muchos matices filosóficos, daban ganas de dejar encima de la mesa el bolígrafo de las notas y disfrutar con sus exposiciones. 

Antes de ofrecer la palabra a nuestra invitada, los ponentes de la mesa hicieron una introducción sobre su vida profesional, de la cual comentaron que ejerce el periodismo en el diario El País, pero no como crítica taurina, pues esta faceta la lleva a cabo en un blog, en el cual da rienda suelta a su afición en pro de la fiesta, reflejando con seriedad y escrupulosidad todo lo que acontece en ella, siendo en la actualidad un referente para el aficionado y un exponente para la fiesta, donde deja huella en algunas de sus crónicas, consideradas verdaderas joyas literarias. A continuación se pasó a leer una de ellas, correspondiente a una corrida de la feria de Azpeitia celebrada este año, la cual consideró un ejemplo a seguir. Su asistencia a esta tertulia fue considerada como un verdadero lujo, ya que sus opiniones y críticas dejan huella en los aficionados. Por eso se la presentó como filósofa, porque te hace pensar y también como poetisa en prosa, pues te hace disfrutar con la belleza de sus escritos en su blog.

Una vez tomada la palabra, nuestra invitada pasó a describir con detalle la situación de la fiesta de los toros, donde no dejó en el tintero nada que no interesara a los aficionados. Por sus palabras pasaron políticos, empresarios, toreros de oro y plata, ganaderos, presidentes, periodistas… Un repaso completo, con la libertad que marca la seguridad de quien dice la verdad, en función de los pobres resultados que ofrece este bello espectáculo, desgraciadamente en manos de personas que sólo buscan sus intereses personales. Antes de entrar en faena comentó que llegó a la fiesta de la mano de su abuelo, persona que adoraba la “dolce vita” y que era un fiel seguidor del torero Luis Miguel Dominguín, hecho que la confundió cuando tuvo conocimiento de los mercadeos que existían en este espectáculo. Cuando llegó a Madrid, sintió el reclamo de la plaza de toros de Las Ventas y cuando acudió por primera vez cayó en el tendido 7, del que posteriormente sacó un abono que conserva desde hace 25 años. Es una enamorada de la plaza de Las Ventas, la cual considera una joya de la arquitectura, a la que últimamente han intentado cargársela.

Cuando terminó la carrera de periodismo conoció a Joaquín Vidal y otros “monstruos” del periodismo taurino y se quedó deslumbrada. De Vidal conoció la independencia y el amor al trabajo. Todos los asistentes comprendimos el alcance de sus palabras. De la actualidad destaca el desamparo y la frialdad con que los periódicos tratan a la fiesta. Dada su condición de defensora de la integridad de la fiesta, en otras conferencias ha tratado de darle otro aire a sus intervenciones, pero no ha quedado satisfecha. La temporada 2013, la ha considerado muy importante para el futuro de la fiesta, pero hay que mirarla con perspectiva, ya que lo ocurrido no denota muy buenos augurios, de los que destacó dos puntos:

1º) La politización del mundo taurino, lo cual considera impresentable, sacando a colación la ley que ha sacado el Senado para el Fomento y Preservación de la fiesta. Todas estas medidas las relaciona con la caída de la cubierta de Las Ventas, lo que trató como ejemplo de incompetencia política y no existió para llevarlo a cabo ni tan siquiera un informe de Patrimonio. El presidente de La Comunidad de Madrid ofreció unos datos falsos al respecto, ya que no comprendía cómo iban a poder llevar a cabo el montaje y el desmontaje de la cubierta de acuerdo a la previsión que pensaban sin variar las fechas de la temporada taurina. El resultado fue de verdadera vergüenza, aunque comentó que su postura al respecto fue de total incredulidad, ya que la finalidad de los políticos es cargarse la fiesta. Con esto querían vender la plaza de Las Ventas al mundo entero, pero como cancha de baloncesto en los JJ OO; menos mal que el cielo le echó una mano a la fiesta. Otra explicación no cabía. Lo mismo que ocurrió en la feria de fallas de Valencia. El fracaso fue estrepitoso. A lo que añadimos que nadie pidió explicaciones ni nadie dimitió. Ellos lo cocinaron y se lo comieron y aunque algunos se atragantaron…siguen comiendo. 

2º) La movilización del Estamento Taurino estaba como fondo, desconociendo su fin. El Sr. Gómez Angulo era el canalizador de todo este entramado. Era el encargado de escuchar a los intérpretes para posteriormente llevarlo a la Comisión Taurina y tomar las decisiones convenientes sobre los problemas de la fiesta, donde se encontraba el fraude. Y se sigue encontrando, claro.

Otro tema es la declaración de la fiesta como Bien de Interés Cultural, como respuesta al antitaurinismo, visto lo que ha ocurrido en Cataluña. Para esto piensan en acudir a la UNESCO. A este hecho, nuestra invitada no le encontró sentido, pero fue una idea muy rápida y con ello los políticos buscaban el respaldo jurídico. El fin de todo esto es que quieren hacer una refundación del Reglamento, un refrito de los ya existentes, pero visto el camino que ha tomado, ella cree que la solución final de todo esto puede ser mortal para la fiesta. Consideró la actual ley taurina del 91 es muy válida, el único problema es que deberían exigir su cumplimiento.

Respecto a la temporada que ha pasado, ha considerado desastrosa su programación, salvándose de la quema sólo Pamplona y algunos casos aislados. La programación de Bilbao ha sido un desastre, ganaderías como El Pilar o Fuente Ymbro fueron una vergüenza para una feria considerada torista. De esta última destacó la poca dignidad del ganadero Gallardo (Fuente Ymbro) en sus comentarios, aduciendo que sus toros estaban enfermos. Pues que no los hubiese llevado, ni tampoco cobrado por ellos. Es decir, fue un fraude. Donde entra el taurinismo nada vuelve a ser lo que era, añado.

El recurso de “Los mano a mano” y la mezcla de ganaderías en una corrida nuestra invitada lo ha considerado un desastre, pues además se le une el precio de las localidades, muy caras, incluso en festejos sin picadores. Respecto a la televisión, en Sevilla no han retransmitido las corridas este año. En cuanto a la programación de las ferias celebradas en Las Ventas, le ha ocasionado una inmensa decepción, comentando que en la última feria del Arte y la Cultura no renovó el abono, hecho del que hasta ella quedó sorprendida. Respecto al ganado tampoco se han visto toros, considerando que ni las ganaderías de Cuadri ni Escolar dieron la talla, destacando un ejemplar de Carmen Segovia y el sexto de Adolfo Martín, al cual considera uno de los pocos ganaderos comprometidos con la fiesta. En cuanto a los toreros, alabó a la cuadrilla de Javier Castaño y el toreo al natural de El Cid en la pasada Feria de Otoño. Ha sido muy poco para la categoría de esta plaza y resaltó que los aficionados no podemos conformarnos sólo con esto. Destacó también la feria de Azpeítia, donde quedó impresionada de su organización, destacando el Zortziko fúnebre que se interpreta cuando cae el tercer toro de la tarde, en memoria del banderillero José Ventura Laca fallecido en este coso al banderillear un toro de casta navarra. En esta localidad se vienen celebrado festejos taurinos desde el siglo XVIII, recogidos por el filosofo José Ortega y Gasset. Nuestra invitada terminó recordando que la primera corrida que vio en esta plaza se corrió ganado de Dolores Aguirre y esta corrida había sido rechazada en Madrid.

Cuando comenzó a hablar de los toreros, volvió a destacar el valor que tuvo Javier Castaño de formar una cuadrilla para dar espectáculo y mantener el tipo ante los estamentos taurinos, que no permiten que nadie se salga de las normas establecidas por estos impresentables, ya que dicen que dicha cuadrilla va en contra de la fiesta, en lugar de decir la verdad; es decir, que estos hechos obligan al resto a atarse los machos si no quieren quedar en ridículo ante el aficionado. Al parecer, cuando torearon en Azpeitia, (el sorteo fue muy significativo y durante éste los subalternos de los otros toreros trataron a esta cuadrilla de Castaño con hostilidad. Y sólo porque allí donde torean dan espectáculo y realizan las suertes con pureza y les dejan a ellos en evidencia. Eso es lo que les importa la fiesta a los que se lucran de ella y a los profesionales que se visten de luces, que en lugar de superarse, tratando de levantarla, sacan a relucir sus miserias personales, como la envidia. Igualmente expresó nuestra invitada la capacidad lidiadora y la honradez del torero salmantino, que ha tenido que lidiar en el ruedo corridas duras y en los despachos la incomprensión de estos señores que componen el estamento taurino, los cuales son muy difíciles de vencer por mucho que te la juegues en la arena. Por eso ha sido cogido varias veces, perdiendo fuerza y facultades y llegando agotado al final de la temporada.

Con respecto al grupo de toreros denominados 2.0, o mejor dicho, las figuras, destacó el bajón general en sus actuaciones, destacando especialmente a Manzanares. Con relación a Talavante, le preocupa la orgía mediática que se ha montado alrededor de este torero, recordando la gatada que trajo Victorino Martín en el último San Isidro, donde demostró no tener recursos, primero para actuar en solitario y después ante este tipo de ganado, considerando su salida a hombros días después una ofensa contra la fiesta, sobre todo por las formas en que fue sacado a hombros. Pero el poder de los taurinos es omnipotente, añado yo.

También mencionó a Iván Fandiño y David Mora, diciendo que han hecho menos de lo que se esperaba de ellos, pero sin entrar en detalles. A Miguel Ángel Perera lo considera un torero “robot” y algo infantil, ya que suele enojarse cuando algún presidente le niega los trofeos. Sin embargo le ha gustado el clasicismo mostrado por Ángel Teruel, que se ha prodigado poco. Respecto a Alberto Aguilar, le gustó al principio de temporada, pero después no le ha visto progresar. Sobre Uceda Leal y Rafaelillo comentó que este año han sido dos toreros venidos a menos. Destacó a Escribano y el capote de Juan del Álamo, considerándolo grandioso. De Ferrera dijo que no le terminó de agradar su toreo y que sus actuaciones en Las Ventas no han estado a la altura que exige la categoría de esta plaza, añadiendo que cree que se había equivocado de coso y que en la Feria de Otoño se dejó ir un manejable toro de Adolfo Martín. A José Antonio Morante de la Puebla lo considera mitad poeta del toreo y mitad bandido, ya que engaña a los espectadores con más frecuencia que la deseada; a pesar de esto lo considera “un pedazo de torero”. Sobre la opinión vertida sobre Escribano, hubo algunos presentes que discreparon de su opinión. Para esto son las tertulias, para expresarse con libertad. Y como dijo Jack Lemmon en la película “El Apartamento”: ”Cuestión de gustos”.

En cuanto a los apoderados, los considera actualmente desacomodados, ya que esta temporada los toreros se los intercambian como si fueran cromos. Respecto al público comentó que tiene que haber un equilibrio entre los aficionados que van a la plaza a ver torear y los que van a divertirse, importándoles únicamente que los toreros corten trofeos a pesar de no merecerlos. Es el público triunfalista. Hizo mención a la etapa de El Cordobés, recordando que cuando televisaban sus corridas, se paralizaba el país, pero existía un sector de aficionados que no comulgaban con sus maneras de expresarse con los engaños. Con relación al ganado destacó la corrida de Victorino Martín en Santander, la de La Quinta en Gijón y la de Adolfo Martín en Soria. 

Respecto a la televisión comentó haberse llevado muchos disgustos, ya que ella exige que la televisión pública trate a la fiesta nacional con mas generosidad, dando más corridas de toros, criticando también la “uni opinión” dentro del periodismo que trata el tema taurino, despreciando la divulgación pública que tiene esta televisión, lo que le hace mucho daño a la fiesta, ya que aparte de no explicarla adecuadamente, enaltecen al torero que mata con bajonazos infames y no dicen la verdad cuando el toro cadavérico rueda por la arena. Comentó el premio concedido este año por el Club Cocherito de Bilbao, considerándolo de vergonzoso y de autentico “pucherazo”, ya que no hicieron público ningún dato al respecto. Respecto al premio concedido en San Isidro a la mejor corrida al ganadero Victoriano del Rio, comentó que no estuvo de acuerdo, ya que no demostró nada que le hiciera merecedor de tal distinción. Es tan chirriante todo lo que ocurre en la fiesta…, expresó.

Consideró alarmante el divorcio existente entre la prensa y la afición, comentando que siempre han existido periodistas que comían del pesebre del figura de turno, pero en la actualidad esta situación es casi general, existiendo muy poca información independiente, tanto a nivel de periodistas como de medios especializados. El aficionado es el único que está comprometido con la fiesta. En cuanto al periodismo actual, se dan dos casos, la propia crisis del periodismo en general y por otro el periodismo taurino, pero hizo hincapié en que se ha desvirtuado mucho la información como tal y la opinión, añadiendo que es muy difícil que surja en la actualidad un periodista independiente y a coste cero, ya que Internet está marcando las reglas del juego y se paga poco por esta profesión. Respecto al diario El País, comentó que el desaparecido presidente, José Ortega Spottorno, fue un defensor de la fiesta taurina, lo que unido a la lucha en la redacción que mantuvo el tristemente desaparecido Joaquín Vidal, este periódico mantenía muy viva la fiesta. En cuanto a este periodista, comentó que en su etapa de crítico taurino de este periódico recibía muchas amenazas de los taurinos y pocas felicitaciones de los aficionados. Y destacó que le leía mucha gente, incluso los que no eran aficionados a los toros, dada su calidad de escritor.

Y terminó diciendo que la prensa taurina se limita a publicar lo que le conviene al taurinismo y calla todo lo que ocurre en los despachos, en los corrales de las plazas y, lo más importante, en las condiciones que vienen los animales del campo. Si este sector se comprometiera con la fiesta terminaría con esta corrupción de manera fulminante. Resaltó también que la crisis le ha afectado incluso más al periodismo y a la prensa escrita que a la construcción. Con respecto a la esfera política, dijo que la fiesta de los toros prácticamente no existe, ya que no representa nada en todo el país y nosotros añadimos que los políticos, como tantos empresarios, acuden a la fiesta sólo cuando vislumbran algún negocio. 

Nos contó también nuestra invitada que este año estuvo en un pueblo de Francia viendo una corrida de la ganadería de Raso del Portillo, de la que le gustó el quinto toro. Destacó la mala actuación del torero, Morenito de Aranda, del que comentó que estuvo como ausente. Respecto a la próxima temporada considera que va a ser muy dura y que no espera nada de sus gestores, considerando la labor de los ganaderos muy hermosa a la vez que muy ingrata, debido al trato que reciben de los estamentos que dominan el negocio. De hecho quieren que desaparezcan las novilladas sin caballos, aunque considera que llevan desaparecidas mucho tiempo. Al hilo de este tema comentó que en la actualidad se lidian pocos novillos sin afeitar y si esto sigue así la fiesta terminará como un parque temático, ya que se están cargando lo más importante, la emoción.

Debido al extenso y excelente repaso que dio a la fiesta en el turno de ruegos y preguntas, pocas novedades presentaron los presentes, ya que la mayoría de las preguntas se iban convirtiendo en diálogos con la periodista, la cual siguió mostrando sus dotes de oradora a la vez de crítica. Salió el tema de la ganadería de Miura, que no se prodigaba mucho en Madrid, comentando al respecto que por su condición de ganadería emblemática de la cabaña brava española no se le podía permitir estas ausencias. Comentó que tenía datos de que esta ganadería daba una buena corrida en Sevilla y Pamplona cada 10 ó 12 años. Remató comentando que la próxima temporada, al parecer, lidiará en Las Ventas. Expuso que la plaza de Madrid tenía que abrir el abanico ganadero y no tratar a determinadas ganaderías como encastes minoritarios, considerando que a la empresa arrendataria, TAURODELTA, se le imponen muchas condiciones, pero la mayoría no las cumplen, por lo cual, apostillamos que les ocurre como a los políticos, mucho prometen y después…

No se podía preguntar más a quien lo había dicho todo. De esta manera terminó la tertulia con una invitada que a pesar de su pesadumbre, bien fundamentada, puso la fiesta sobre un pedestal de esperanza, esperando que llegue alguien con un gramo de honradez y los aficionados podamos llamar al toro y al torero por su nombre, reconociendo en ambos la verdad de la fiesta. Es lo que desea con vehemencia nuestra invitada y todos los que la hemos escuchado.

Gracias, Paz.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información