Dª Cristina M. Llarena. Representante de la ganadería de Baltasar Ibán

Ante un lleno en su aforo, se celebró la segunda tertulia invernal de La Asociación El Toro de Madrid con la visita de Cristina Moratiel Llarena, representante de la ganadería de Baltasar Ibán y sobrina-nieta del fundador de este encaste, D. Baltasar Ibán Valdés. Tras las habituales palabras de saludo y presentación por parte de la Presidenta de la Asociación, en las que destacó y agradeció especialmente la presencia significativa de la ganadera resaltando su especial gratitud a D. Emilio Morales, presente en el acto y Presidente de la Peña Taurina “El 7”, que jugó un papel fundamental para que asistiera nuestra invitada ya que la ganadera no es muy proclive a asistir a este tipo de eventos.

Dos hechos fundamentales motivaron a los organizadores de estas tertulias para invitar a Dª Cristina; el primero, hablar de su ganadería ante un concurrido grupo de aficionados deseosos de conocer el estado de su encaste y las opiniones de quien la dirige y el segundo, al cumplirse en este año el veinte aniversario de la lidia del toro ”Bastonito”, en Las Ventas a cargo del torero colombiano César Rincón; hecho que marcó un antes y un después, tanto en su ganadería como en la manera de ver una corrida de toros de muchos aficionados, descubriendo con ambos protagonistas que la emoción está en la casta y que toda figura debe pasar en su carrera por algún momento de este tipo para conocer toda la dimensión que origina enfrentarse a un toro encastado y bravo que, como dijo nuestra Presidenta en la introducción, “fue una lucha a muerte entre toro y torero”, quedando resumida en la frase toda la importancia y emoción que se vivió esa tarde y que está todavía en la memoria de los que tuvieron la suerte de presenciarla.

Y como es también habitual, a continuación nuestro secretario, Roberto García Yuste, expuso en unas pinceladas tanto el pasado como el presente de la ganadería; comentando que en la actualidad se podía hablar de encaste propio formado por dos líneas que en sus orígenes tuvieron la misma procedencia al adquirir D. Baltasar en el año 1.957 la mitad de la ganadería de origen Contreras a Manuel González Martín, Machaquito, junto con el hierro. Con el devenir del tiempo y ante las exigencias que marcaban los gustos de aquellos años, decidió cruzar lo que procedía de Juan Contreras con ganado de Juan Pedro Domécq. Para ello adquirió junto a Antonio Arribas Sancho, la ganadería de María Antonia Fonseca. Al dividir esta ganadería, Baltasar Iban se quedó con parte de este ganado y el hierro formando la ganadería de Los Guateles, que llegó a cruzar con lo procedente de Contreras. Este cruce permitió al ganadero leonés mejorar el trapío del encaste Contreras, consiguiendo un animal con más caja y cara. En cuanto al recuerdo de la faena a “Bastonito” el 7 de junio de 1994, Roberto leyó un párrafo de la crónica que escribió en El País, el inolvidable periodista, D. Joaquín Vidal; de esas líneas se extrae una verdad esencial: ”Bastonito fue el resultado que todo ganadero debe buscar en la crianza del toro de lidia: un animal que venda cara su vida”. Fue un toro “que pidió el carnet” al torero y César Rincón se lo mostró y estuvo a la altura sin olvidar que también se lo pidió a los aficionados provocando con su comportamiento múltiples y variados comentarios, llegando incluso a marcar un antes y un después en muchos de ellos pues hasta esa fecha no habían visto nada igual en el ruedo. 

Ya en el uso de la palabra, la ganadera expresó “que tenía pavor a hablar en público, pero que ante aficionados como los presentes había que reponerse del mal trago”, frase que despertó comentarios de ánimo entre los asistentes. Sobre Bastonito dijo que después de veinte años aún le siguen preguntando por el toro, del cual tiene disecada la cabeza en la finca de El Escorial y todavía cuando lo mira, siente el escalofrío del miedo; palabras que a nadie extrañaron sobre todo cuando ante la mesa y “presidiendo el acto” se encontraba un gran cartel protagonizado por el gran toro Bastonito, magnífico dibujo obra del gran aficionado, documentalista y amigo de la Asociación, Facundo; en el soberbio dibujo captó toda la dimensión de la fiereza de Bastonito en su mirada, y en honor a la verdad es cierto, daba miedo mirarla. Continuó la ganadera diciendo que el toro tuvo la gran suerte de encontrarse con César Rincón; opinión compartida compartió con la mayoría de los presentes ya que los aficionados están cansados de ver toros encastados tapados por los toreros con el único fin de no descubrir sus carencias como matadores y su nula exposición, ya que la casta es muy exigente. Bastonito “puso el listón muy alto en la ganadería”, apuntó la ganadera. El encaste actualmente está fijado en el cruce de las mencionadas líneas pero sin definir ninguno de ellos en particular y que no poseen ganado puro de Contreras. Breves pero jugosos fueron sus comentarios, antes de someterse a las cuestiones los asistentes.

La primera pregunta fue si no guardaron simiente de Bastonito, a lo que respondió que no es costumbre en su ganadería usar este tipo de reproducción, aportando que la reata a la que pertenecía el toro no destacó de las demás, siendo ellos los primeros sorprendidos de su comportamiento. En la actualidad tienen un semental con el mismo nombre y sus productos son de buena calidad. Sobre la venta de ganado a otras ganaderías comentó que le vendieron ganado al ganadero portugués Palha, realizada por Antonio Bahamonde, administrador de Baltasar Ibán. Su tío José Luis también realizó algunas ventas, debido posiblemente a su poca afición a los toros. Dª Cristina lleva la gestión de la ganadería desde el año 1.999 y actualmente no son partidarios de vender ganado de su encaste.

Un aficionado le recordó la mala época que pasó la ganadería en los años 2007/2008 por las bajas hechuras del toro de Contreras, haciendo un recordatorio sobre algunos sementales que marcaron la ganadería, como Capirote y Novelero, anteriores al cruce con Los Guateles. Destacó la gran importancia de sus mayorales, Francisco Santos y Domingo González, a éste último le definió como el mejor mayoral de España. Le solicitaron que no saque de tipo al ganado pues aunque algo pobre de trapío, tiene picante como las guindillas sin duda procedente de la línea del mencionado Machaquito. La ganadera respondió que no puede fijar la ganadería solo con Contreras ya que de esta manera no lidiaría ni en plazas de tercera categoría; aunque comentó que tanto ella como su mayoral buscan en la selección el toro bajo de agujas, tipo Contreras, pero encastado y bravo ya que no encuentra sentido en la crianza del “burro-toro”. Un asistente le criticó que en su ganadería solo surjan algunos toros con buenos detalles, pero sin ofrecer una corrida completa; respondió que ella no lo creía así; es más, se conformaría con que siempre destacaran dos o tres toros en cada corrida pues a muy pocos ganaderos les sale una corrida completa.

Sobre las exigencias de las plazas comentó que la temporada que lidia en Madrid, tiene que tener por lo menos doce toros preparados; sobre la falta de trapío destacó que se viene con lo se puede, añadiendo que ha notado que suele acudir en los años pares. Pura coincidencia, añadimos nosotros, sintiéndose muy afortunada ya que Madrid le trata muy bien. Como aficionada comentó que la plaza de Las Ventas es su preferida. Dicho queda. Le gusta lidiar más corridas de toros que novillos, aunque reconoció que los novilleros son el futuro y debían apoyarlos más. Salió el tema sobre la herencia que su tío abuelo dejó antes de fallecer, donde un aficionado le solicitó si en ella aparecía como beneficiaría una fundación relacionada con La Compañía de Jesús. La ganadera confirmó el hecho, comentando al respecto que Baltasar Iban dejó esta parte en usufructo a la familia; pero al fallecer su tío José Luis, esta parte revertería sobre los jesuitas. Posteriormente sería adquirida por la familia para que se mantuviera en ella.

El tema del toro Bastonito volvió a aparecer durante la tertulia. Como se dijo, se vertió mucha tinta en el ambiente taurino sobre este hecho, que fue glorioso para la fiesta y que encumbró definitivamente a César Rincón. Volvieron a surgir y recordar detalles como la intensidad de la lidia y que el comportamiento del toro al principio fuera incierto, incluso con algunos destellos de manso; el torero declaró que no sabía cómo plantear la faena y su principal reto fue jugarse la vida ante él. El propio torero ha confesado que cuando llegó al hotel llevaba una paliza psicológica y física terrible y que a veces sueña con el toro ¡y eso que era un animal de 501 kg y justo de trapío que incluso recibió algunas protestas cuando apareció en el ruedo!.

Dª Cristina dijo que actualmente están haciendo pruebas con ganado de Pedraza de Yeltes, de origen Aldeanueva, matizando encarecidamente que solo son pruebas como las que se hacen en la mayoría de las ganaderías. Le piden que defina que es para ella la bravura y la casta. Nos responde:”la bravura es lo que hace que el toro acuda al engaño y repita, y la casta lo que le permite mantenerse en pie y aguantar en ocasiones la dureza de la lidia”. Alguien comentó en tono irónico que otros ganaderos entienden la bravura como sumisión. Como aficionada le gustaría que cambiaran muchas cosas en la fiesta y considera que el aficionado debería tener el poder como ocurre en Francia, pero desgraciadamente no es así. Actualmente las plazas no se llenan y si continúa así el empresario deberá replantearse buscar soluciones y una de ellas debería ser eliminar el privilegio que tiene la figuras, añadimos nosotros. En la Feria de San Isidro, le gusta que sus toros se lidien casi al final del ciclo, ya que ha notado que debido a la dureza climatológica de la sierra madrileña, sus toros suelen recuperarse en esos veinte o veinticinco días de mayo, aunque en la confección de los carteles mandan las figuras, como siempre, a lo que como ganadera añadió en tono de broma “De las figuras líbranos señor”.

En la actualidad no tiene problemas de consanguinidad. Sobre la condición de comercial de su ganadería, comentó que en los años sesenta y setenta, todas las figuras toreaban todos los encastes, y ninguna figura hacía ascos a sus toros pero en la actualidad este hecho ha cambiado, añadiendo que cualquier otro torero se hubiera quitado de en medio a Bastonito. Respecto a la camada de la próxima temporada tiene preparadas 5 corridas de toros, 3 novilladas y alguna de erales. En Madrid no suele venir fuera de la feria, porque no es rentable, ya que pagan menos por las corridas. A la pregunta de si era partidaria de recuperar la tradicional Venta del Batán, respondió que dejó de llevar sus toros a sus corrales antes de que se presentara el problema de la lengua azul ya que no las instalaciones no reunían condiciones para el personal que acompañaba al ganado, al parecer no tenía ni agua caliente para ducharse. Pero que ella era partidaria y llevar allí el ganado no provocaba problemas en las reses. Sobre el tema de las fundas se declaró partidaria de ellas y las mantiene durante un año, quitándolas en los días próximos a su lidia. Se justificó en este tema aludiendo que sus toros son muy certeros en las peleas y sin enfundar se producían muchas bajas.

Al finalizar la tertulia la Asociación le hizo entrega de un cuadro conmemorativo de los veinte años de la lidia de Bastonito, réplica del que había presidido todo el acto, dibujado y dedicado por su autor, el ya mencionado aficionado Facundo Clemente. 

La ganadera lo recibió y agradeció emocionada y sorprendida ante el magnífico retrato del ejemplar emblema de la casa Baltasar Ibán.

Agradecemos muy sinceramente su presencia entre nosotros y esperamos que esta visita se repita en otra ocasión. Nuestra asociación siempre estará orgullosa de recibir a ganaderos amantes de la bravura y la casta como Dª Cristina Moratiel. 

Hasta cuando usted quiera, ganadera.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información