D. Francisco Medina Aranda. Ganadero de El Montecillo

D. Francisco Medina. Ganadero y propietario de la ganadería El Montecillo, acompañado de su nieto David Sánchez Medina.

Volvió la normalidad a Casa Patas con la asistencia de Paco Medina acompañado de su nieto David Sánchez Medina, dedicado también a las labores de ganadero y los asistentes pudimos disfrutar de las opiniones de un hombre con la sinceridad como cualidad principal y el gracejo propio de su veteranía; sorteando en todo momento la acritud de los que van llegando a la fiesta buscando el beneficio personal sin aportar nada y que denominó “listillos”. 

En primer lugar tomó la palabra el presidente de La Asociación, D. Roberto García Yuste, destacando lo difícil que es ser ganadero pero que para Paco Medina la dificultad parece no existir. En la actualidad está embarcado en sacar adelante la ganadería de El Montecillo, después de haber dejado el listón muy alto con la de El Ventorrillo, con la que consiguió lidiar algunos ejemplares que dieron un juego excepcional. Se recordó a Cantinero y a Fantasmón, éste último novillo con el que debutó como novillero Alejandro Talavante, y al toro Cervato que le proporcionó un sonado triunfo al mismo torero toreando al natural en la feria de 2011, premiándose al astado con la vuelta al ruedo. 

Recuerdos de un pasado reciente y esplendoroso. En la actualidad el reto es más exigente pero sus conocimientos son mayores, ya que este ganadero, al parecer, posee una varita mágica que le infunde la sapiencia unida a la paciencia y al buen ojo; todo ello lo aplica con intuición en la cría del ganado bravo. En la temporada pasada consiguió éxitos que han colocado a su nueva ganadería en el camino del triunfo asombrando incluso a ganaderos de mucho prestigio. En Madrid lidió en la temporada pasada una novillada y una corrida de toros, destacando en aquella el novillo Ilustrado, lidiado en cuarto lugar por el novillero Francisco José Espada, al que le cortó una oreja. En la corrida celebrada el 30 de mayo, brilló la casta en sus pupilos en una corrida que no dejó indiferente a los aficionados. 

Gonzalo García de Castro, miembro de la mesa de ponentes, dio algunas pinceladas de nuestro invitado comenzando por los recuerdos que forman parte de la historia de este ganadero. Comentó que la ganadería de El Ventorrillo la formó en 10 años, vendiéndola posteriormente a Fidel San Román, como definió Francisco Medina, por una cantidad que no pudo rechazar; un importe que estuvo por encima de su afición. La venta se llevó a cabo en cinco minutos, detalló el ganadero. Matizando que sufría mucho cuando lidiaba en plazas importantes, por lo cual tenía que tomar algún calmante con el fin de sobrellevar el peso de la responsabilidad. También posee caballos de raza que en alguna ocasión ha vendido a rejoneadores de prestigio, como Pablo Hermosos de Mendoza. Comenzó con la ganadería de El Montecillo, con 70 vacas sin tentar y cuatro sementales que se reservó cuando llevó a cabo la venta de El Ventorrillo, aumentándola con reses de Sotillo Gutiérrez, y de Antonio Arribas, todo ello de precedencia Domecq Díez; destacando el ponente que lo más puro de Domecq fue lo procedente de Arribas, detalle que confirmó el ganadero añadiendo que es la rama que más le gusta. Con esta nueva ganadería reconoció que se encuentra más tranquilo. El nuevo hierro lo diseñó en honor a su hija. Como tenía dinero, llegó a tener 300 vacas sin tentar de las compras mencionadas.

Respecto al complejo tema de la fundas comentó el ganadero que no le gustaba enfundar a sus toros ya que para él perdían parte de su atractivo en el campo, pero el año pasado se le mató un novillo al embarcarlo y a raíz de este hecho los enfunda, llevando a cabo las recomendaciones que anteriormente le hizo Florito, mayoral de la plaza de Las Ventas, del que se declara un ferviente admirador pues le considera un gran profesional. Comentó además que tiene pajuelas de todos los toros que han destacado en su ganadería, de las que ha vendido en México más de cien y a buen precio. Declaró ser un enamorado del toro de Parladé, en la rama de Conde de la Corte, Mora Figueroa, aunque añadió el ponente que Parladé estuvo en posesión de la ganadería solo 10 años, atribuyéndosele un buen reparto de su ganado en las ventas que realizó. Tuvo a bien añadir que a nuestro invitado ganadero nunca le han devuelto un toro. 

Se definió Francisco Medina como un mal orador, que le gusta habitar en el campo y vivir en directo la crianza del toro; no se considera un ganadero de fin de semana. Tiene actualmente 81 años y se sentiría satisfecho de dejar a su nieto una ganadería formada, y están luchando para conseguirlo. Llevan directamente a cabo muchas labores ganaderas que son propias de los mayorales y de la gente de campo que considera importantes; primero para conocer en profundidad la ganadería y en segundo lugar para llegar a lo más alto del escalafón ganadero. Sobre los cronistas comentó que sus crónicas son siempre en defensa de los toreros y para ellos siempre la culpa de las malas tardes de las figuras son del ganado, haciendo con ello mucho daño a los ganaderos. Declaró ser un enamorado de la plaza de Madrid y nos anunció que para este año tiene una corrida preparada. Su nieto comentó que se siente muy orgulloso de su abuelo del que está aprendiendo mucho. 

En cuanto a su vida privada, comentó que a los 13 años estuvo trabajando de dependiente y posteriormente se marchó a trabajar a Alemania, continuando después en España, hecho que le permitió una holgada liquidez económica. Antes de adquirir la ganadería de El Ventorrillo, comenzó su andadura ganadera comprando 30 vacas de Santa Coloma y otras de Hernández Plá, matizando que lo que sale bueno de este encaste es muy bueno, pero lo que sale malo…. Pero su sueño era adquirir ganado de Domecq, haciéndolo realidad en cuanto tuvo dinero suficiente, ya que consideró que esta casa no vendía barato, A pesar de esto se declaró un enamorado de Santa Coloma. 

Nos confesó que en su juventud fue torero pero después de una cornada decidió retirarse. A Juan Pedro Domecq le compró 150 vacas, del cual aprendió mucho ya que cuando comenzó desconocía lo más elemental sobre la crianza del toro, pero resaltó que Domecq no ha sido capaz de conseguir en tan poco tiempo lo que él ha conseguido. Al principio buscaba el toro que garantizara el triunfo del torero pero con el tiempo fue cambiando de idea, convirtiéndose en un ganadero torista, uno de sus sueños es conseguir otro azulejo en Las Ventas a la mejor corrida del ciclo de San Isidro, pero reconoció que es muy difícil. Sobre el comportamiento de su ganado, comentó algunos detalles de algunos toreros: dijo que El Fandi fue corneado por uno de sus toros por confiarse y que a Uceda Leal con Cantinero, le ocurrió lo mismo, el torero se confió y al final no pudo con él. Es lo que suele ocurrir con el ganado encastado. Comentó las dos orejas cortadas por Matías Tejela al toro Fantasmón, en el año 2005, y el triunfo de Miguel Ángel Perera de novillero en Las Ventas, hecho que le sirvió para despegar en su carrera. Sobre esta novillada comentó que la vendió a muy buen precio y que incluso se quedó sorprendido que Lozano le pagara lo que le pidió. Su nieto David añadió que de las últimas apariciones en Las Ventas, le gustó mucho la última corrida lidiada. 

Su amigo y ganadero Agustín Montes, representante de la ganadería de Montealto, le dejó un semental que ligó muy bien con machos pero no con hembras. Misterios de la naturaleza, añadimos nosotros. Posterior a la venta de El Ventorrillo, comentó las vicisitudes de su nuevo propietario, exponiendo que Fidel San Román no reunía conocimientos para la crianza del toro de lidia, con el agravante que se rodeo de unos profesionales que le echaron a perder la ganadería. Le dejó sementales, entre ellos a Cervato, pero el nuevo ganadero no consiguió levantar la ganadería. El dinero no lo hace todo, añadimos nosotros y fue una verdadera pena. Incluso Francisco Medina habló con él, asistiendo a algunas de sus tientas y pudo comprobar que fueron un desastre, destacando que la selección se hacía sin un criterio definido.

Su nieto David quiso ser torero pero no consiguió alcanzar sus metas. En las tientas prefiere participar como observador tras el burladero ya que se ven de distinta manera que si participa toreando. Ve muy negro el futuro de la fiesta y en la selección busca la bravura. Continuó participando su nieto en el debate y comentó que respecto a sus diferencias de opinión con su abuelo debido a su juventud, en cuanto al toro tiene poco que innovar pero sí en los medios utilizados en la crianza como las fundas, duchas antiparasitarias, alimentación, etc. La alimentación la organiza su abuelo que dictamina la composición del pienso; su fórmula la ha facilitado a otros ganaderos que la han solicitado, mencionando a Juan Pedro Domecq y, Lozano, a los cuales les une una gran amistad. Como anécdota comentó el ganadero que un día le llamó un miembro de la familia Lozano a las tres de la mañana para informarle que habían lidiado una corrida y se les había caído, pidiéndole información sobre la alimentación que les daba a sus toros. 

En cuanto a la novillada lidiada en Las Ventas el año pasado, querían pagarle 12.000 € pero no aceptó. Para este año tiene una camada corta, dos corridas y dos novilladas, pero para la temporada próxima es más extensa. Consideró que lo fundamental en las tientas es el comportamiento en el caballo. El mejor semental que tiene en la actualidad solo está tentado con el picador. Sobre los toreros que acuden a sus tientas, comentó que no le gusta que tiente el torero Enrique Ponce, debido a que le valen todas las vacas y esto les hace más difícil la selección. Respecto a El Juli dijo que hace años venía a su finca pero que en la actualidad prefiere otras ganaderías. Talavante también iba a tentar. En el aspecto sanitario reconoció que el ganadero el primer interesado en que los animales estén en perfecto estado. Por este motivo todos los ganaderos deberían poner todos los medios posibles en este importante tema higiénico-sanitario.

La primera novillada que lidió de su nueva ganadería fue en Borox, Toledo, donde le indultaron un novillo que luego no ligó como semental. En cuanto a los indultos comentó que es lo peor que le puede ocurrir a un ganadero, ya que demuestra que no conoce su ganadería. A pesar de esto los considera necesarios, aunque reconoció que cuando un ganadero debería sentirse orgulloso es cuando le indulten un toro en Las Ventas.¡ Ahí es nada! Añadimos nosotros. Se quejó de que las figuras se limiten a torear “cuatro” ganaderías. En eso estamos los aficionados de acuerdo, ya que si son figuras deberían demostrarlo con ganado de distintos encastes, pero los que pueden cambiar las normas no lo hacen y por este motivo, entre otros, está perdiendo la fiesta todo rasgo de emoción. Cree que el semental es la base de la ganadería y que el problema de la consanguinidad depende de la habilidad del ganadero con los cruces. Dicho queda. 

. Respecto a la unión de los ganaderos de la Unión, comentó que es prácticamente nula y cada ganadero va a los suyo. “Divide y vencerás” es el lema aparente de los empresarios, añadimos nosotros, y ese es precisamente el caldo de cultivo de estos sobre los ganaderos. De las cinco asociaciones que existen ninguna está unida. Respecto a la Venta del Batán comentó que no le gusta llevar allí sus toros ya que es un cambio muy radical y lo acusa mucho el ganado. 

Hay que destacar que las opiniones de este ganadero y de su nieto, fueron sinceras y claras y que no dejaron indiferente a nadie. Por lo que los aficionados allí presentes salimos muy satisfechos. 

Muchas gracias, ganaderos.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información