D. Diego Urdiales. Torero

Se puede decir más alto; más claro, imposible. De esta manera se expresó el torero riojano durante la tertulia, respondiendo con la verdad por delante a las preguntas que le solicitaron los asistentes al evento. En la sala se encontraba también su apoderado, Luis Miguel Villalpando, torero forjado en mil batallas sobre los ruedos, que en el epilogo de la reunión, comentó: cada temporada tienen que comenzar de cero, ya que los empresarios no tienen en cuenta la trayectoria del torero. Este hecho era el precio que estaban pagando por mantener la independencia. Un precio demasiado caro y es lamentable que uno de los toreros que mejor ejecuta el toreo puro en la actualidad y con ganado sin trampa ni cartón, la temporada pasada toreó 11 corridas nada más. Los aficionados exigentes también pagan su independencia.

La sala registró un lleno hasta la bandera y ante un público expectante, Diego Urdiales dio la cara, como lo hace en los ruedos, respondiendo con la verdad que le exigían las preguntas de los contertulios, comentando en cada momento los entresijos que han marcado su carrera, tanto en el ruedo como en los despachos dejando entrever que teme más a un empresario que a un toro encastado. Cierto que muchas preguntas fueron repetidas, pero el aficionado no se cansó de preguntarlas y el torero de responderlas, repitiendo hasta la saciedad que así se montan estos espectáculos y que seguirá luchando con todas sus fuerzas para llegar a lo más alto del escalafón, pero sin perder la cara al toro-toro, al que considera el verdadero protagonista de los espectáculos taurinos.

Abrió la tertulia el presidente de La Asociación D. Roberto García Yuste, comentando brevemente que nuestro invitado había sido el triunfador la temporada pasada en muchas de las plazas donde había actuado, con su toreo clásico, hondo y con la virtud de no esconder la pierna contraria con toros de verdad; dejando un emotivo recuerdo en la Feria de Otoño del pasado año. Continuando con la presentación, tomó la palabra la secretaria,, Dª Esther Arribas, para ofrecer a los asistentes una introducción de la trayectoria del torero. Gozó de buen cártel como novillero, consiguiendo en 1.998 el “Zapato de Oro” en la feria de Arnedo, hecho que le permitió tomar la alternativa un año después en la ciudad francesa de Dax de manos de Paco Ojeda, aprovechando que el diestro gaditano volvía a vestir el traje de luces para celebrar una efemérides en su carrera. Tras la confirmación en el año 2001, la adaptación en el escalafón fue dura, pero en el año 2007 indultó al toro “Molinito”, de Victorino Martín en Logroño y al siguiente año volvió al coso venteño para ganarse a la afición ante un toro de Carmen Segovia, lo que le valió para volver a tomar el pulso a su carrera. Durante el periodo 2010-2014 ha tenido buenos momentos que le han proporcionado el reconocimiento de la afición, destacando que con menos corridas que muchos de sus compañeros ha cortado más orejas que ellos en plazas de primera y de segunda. Finalizó la ponente leyendo la crónica de la última actuación del diestro en la última Feria de Otoño de 2014.

Comenzó Urdiales exponiendo sus comienzos en la Escuela Taurina de Arnedo y que fue su abuelo el que le inculcó su afición a la fiesta mientras le acompañaba a todas las plazas que podía. Uno de sus hermanos, que hoy le acompaña en la cuadrilla, era su compañero de juegos al toro que de niños gustaban de practicar; entretenimientos infantiles “al toro y el torero”; sin duda aunque a esa corta edad, le despertaron sentimientos que fueron marcando su afición. Sus inicios sin picadores fueron muy buenos y sus actuaciones en Francia le abrieron muchas puertas en España. Después al debutar con caballos, pasó una etapa difícil hasta que en el año 1997 debutó en Madrid. Al año siguiente ganó el Zapato de Oro en Arnedo. Tras la alternativa triunfó en Logroño, éxito que solo le sirvió para repetir al año siguiente en esta plaza. Hubo de retrasar su confirmación programada para abril de 2001 a julio de ese año debido a que un toro le partió un brazo; en ese importante festejo el ganado de Javier Guardiola salió muy complicado. A partir de aquí siguió toreando donde pudo hasta que en el 2007 se cruzó en su carrera un toro de Victorino Martín al que indultó en la feria de Logroño. Este triunfo le sirvió para anunciarse en Madrid por el camino de las sustituciones, cortándole una oreja a un toro de Victorino Martín en octubre, logrando así afianzarse en otras plazas de primera. 

Nos reconoció que su carrera no ha sido un camino de rosas y conseguir ganarse a la afición de Madrid le ha costado mucho pero para él ha merecido la pena. A pesar de la responsabilidad que tiene cuando se pisa su albero, los aficionados saben reconocer cuando los toreros intentan hacer bien las cosas y por supuesto con ganado que merezca el respeto de la afición, añadimos nosotros. Respecto a sus actuaciones en Las Ventas la pasada temporada, debutó en la corrida goyesca del 2 de mayo con ganado del Cortijillo, y que la faena de la pasada Feria de Otoño al toro de Adolfo Martín la lleva en el corazón ya que la considera sublime y siente cómo esa tarde la realidad superó todo lo que había soñado sintiéndose torero. Comparándola con la realizada en la feria de San Isidro, a un toro de la misma ganadería, reconoce que a pesar de las buenas sensaciones que sintió, el toro tuvo poco empuje y no pudo torear como hubiera querido. 

Ya en el turno de preguntas varios de los participantes le agradecieron los momentos que les ha hecho vivir y en la plaza y le alabaron la diferencia que existe entre la interpretación de su toreo y el que llevan a cabo las figuras. En cuanto a las pocas corridas que le ofrecen, comentó Urdiales que todos conocemos los intereses que hay entre las empresas que apoderan a los matadores. Estos empresarios no quieren acartelar a sus toreros con Urdiales ya que este torero no se presta a realizar el toreo de alivio que llevan a cabo las figuras. Destacaron los participantes en sus comentarios su colocación, el toreo al natural y el temple, defendiéndose el torero de estos halagos comentando que estos conceptos los tienen que medir los aficionados, aunque consideró fundamental la colocación y que los pitones pasen cerca de la taleguilla. Respecto a su relación con el apoderado Santiago López, comentó que no funcionó porque un torero tiene que sentirse a gusto con su apoderado. Continuó la lluvia de preguntas, comentando que le ha recordado mucha gente la faena del año 2009 a un toro de Victorino Martin en San Isidro pues esa tarde aunque no obtuvo trofeos, dejó un buen sabor en los aficionados, ya que fue una faena de poder a poder a un toro muy complicado. Respecto a su participación en las ferias de San Isidro, le recuerdan al torero que suele anunciarse una tarde, cuando otros van hasta tres con menos méritos. Añadiendo que lo lógico sería ir dos tardes, pero que a pesar de haberse ganado el respeto de la afición las empresas no consideran este hecho, y que si exigía podía quedarse fuera de los carteles. Los taurinos mandan donde se lo proponen ya que no hay nadie que lo impida, añadimos nosotros. Respecto a la hora de matar, comentó que la mejor estocada que recuerda fue la que ejecutó en la feria de San Isidro del 2008, resumiendo “lo que ocurre es que cuando toreo son en corridas de responsabilidad y si fallas, se nota más…”. 

En cuanto al toreo de capote comentó que el ruedo de Las Ventas tiene un inconveniente físico y es el desnivel del ruedo para el drenaje y que las ganaderías que torea no se prestan para el lucimiento con la capa, destacando que se ha lucido más con el capote con toros de sus compañeros en los quites, que con los que les ha tocado en suerte. Se comprometió el torero a pedir el encaste Albaserrada para la próxima feria de San Isidro, como también comentó que torea donde le llaman exigiendo las condiciones que le permitan a un torero torear con dignidad, ya que en la actualidad, entre los empresarios y muchos de sus compañeros, han colocado el listón de la vergüenza torera muy bajo, añadimos. Los empresarios franceses son los primeros que llaman a los toreros para su contratación. Sobre el toreo de alivio que ejecutan las figuras actuales, comentó que las figuras deben ir a las ferias porque para eso lo son y él ocupa el lugar en los carteles que no han querido ellos. Otro contertulio expone que la técnica está ligada a la inteligencia del torero, alabando este hecho en nuestro invitado a pesar de no ser un torero mediático, añadiendo, según el contertulio, que el pase de pecho es muy dañino para el toro. El torero discrepó de este aserto, aportando que si el toreo es bueno da igual que se ejecute por arriba o por bajo, aunque consideró que hay pocos toros que permiten salir de una tanda si no es con el pase de pecho y que este sirve para desahogar al animal de una forma torera; lo importante es ejecutarlo con torería y sin alivios.

Sale a relucir la dificultad que tiene el torero de anunciarse en otras plazas; es paradójico que en esta fiesta a diferencia de otros espectáculos, triunfa el que demuestra su valía sobre los demás, pero el mundo taurino no suele funcionar así; se tienen en cuenta otros valores que nada tiene que ver con la fiesta y que se escapan al espectador y al principal protagonista de la feria, “el toro”. Se le solicita al torero su opinión respecto a la grupo taurino-empresarial, llamado TIL; una asistente recuerda las palabras que ha dicho Simón Casas, en las que deja traslucir que los aficionados exigentes de Madrid sobran en la plaza, defendiendo en su intervención que la única manera de salvar la fiesta es toreando con seriedad al toro encastado Declaró el torero estar preocupado con estos hechos, espera que ese grupo sea positivo pero cree que esto cerrará aun más a los toreros de su corte. El aficionado piensa que la única manera de salvar la fiesta es con toreros como Urdiales y no con figuras que citan con el “culo”, con perdón. Alguien preguntó qué diferencia existía entre torear, lidiar y pegar pases. Sobre torear y lidiar expuso el torero que no ve diferencia ya que la base es dominar al toro y crear una obra de arte, tratando de imprimir el torero un ritmo, un tiempo para expresar lo que siente. Nos confesó que los sentimientos y sensaciones del torero cuando está a gusto toreando, es algo que no se puede describir. También nos dijo que siempre se ha sentido bien tratado por el público sevillano y por la empresa de la Maestranza y que tiene muchas esperanzas de volver allí esta temporada.

Se le recuerda como hace poco Curro Romero dijo de Urdiales: “es el mejor torero de corte clásico de la actualidad a pesar de echarle lo que le echan”. Lógicamente el torero se siente muy orgulloso de estas opiniones ya que Curro Romero para él, el maestro de Camas, había sido uno de los mejores toreros de la historia. Sobre los encastes, reconoce que cada uno es diferente y que la obligación del torero es saber las peculiaridades de cada uno; siendo muy importante fusionarse con cada encaste y realizar lo que uno siente. Sobre los comentarios que se están vertiendo respecto a las reapariciones de algunos toreros, comentó que este hecho le puede perjudicar. La pregunta iba dirigida sobre la reaparición de los hermanos Rivera Ordoñez. Sobre el tema de Cataluña, dijo que la prohibición había privado de la fiesta a muchos aficionados y respecto a una conferencia que dio en esta comunidad comentó que algunos antitaurinos trataron de boicotearla y que pasó muchos apuros; envidia las medidas que ha tomado Francia en este tema alejando a una prudente distancia por ley, a los contrarios a la fiesta de los actos culturales taurinos y de los festejos de toros; así se defiende de verdad la libertad de todos, añadimos nosotros; pero se celebró el acto y al final tuvo su recompensa ya que se sintió muy a gusto entre los asistentes destacando que recibió la ovación más larga de su vida.

Dos proposiciones dejó en el aire el torero antes de finalizar la tertulia: le gustaría matar este año en San Isidro la corrida de Victorino Martín y anunciarse alguna tarde con figuras. Veremos si los empresarios y los toreros de postín son capaces de hacerlas realidad; los aficionados lo deseamos. Para finalizar habló sobre la escuela taurina de Arnedo, considerándola más que una escuela un Aula Cultural, a la que ayuda una vez que la comunidad le retiró la subvención. Se siente muy orgulloso de colaborar de esta manera con los chavales de Arnedo. El pasado año premió a dos de los destacados en los estudios con un viaje a Dax, haciéndoles vivir un día de toros; acompañándole en el hotel, durante la liturgia de vestirse de luces y desplazándolos a la plaza en el coche de cuadrillas. Un bello gesto de un torero honrado en el ruedo que hasta la fecha no ha encontrado la respuesta que merece en los despachos.

De momento la ha encontrado en este grupo de aficionados que le han mostrado afecto y admiración por su sinceridad en las palabras y cuando se viste de luces. Gracias por torear con la verdad por delante, por ser un TORERO, con mayúsculas, como le definió muy acertadamente un aficionado presente en el acto.

Gracias Maestro. 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información