Novillada veraniega con bastantes cositas


  • Manolo Vanegas: De verde botella y oro. Dos pinchazos y estocada trasera y caída (silencio tras aviso); y estocada trasera (división al saludar).
  • Gerardo Rivera: De blanco y plata con cabos negros. Estocada desprendida (silencio tras aviso); y estocada (vuelta al ruedo con protestas tras aviso).
  • Alejandro Marcos: De rosa y oro. Media estocada trasera, tendida y atravesada, y siete descabellos (silencio tras aviso); y pinchazo, estocada corta y dos descabellos (ovación).

PARTE FACULTATIVO DE MANOLO VANEGAS.- Herida incisa en región cubital palma mano izquierda. Contusiones y erosiones múltiples pendientes de estudio radiológico.


Hace unos días la empresa Taurodelta convoco una reunión para intentar agilizar el desarrollo de la lidia en nuestro coso. Hoy se tomaban las primeras medidas. La novillada termino a las 21.35 horas… Una de las principales medidas es la salida del caballo por la Puerta de Madrid para ahorrar tiempo, pero lo único que los aficionados recriminaron es que el picador al salir al ruedo debe quedarse entre las pilastras de la Puerta Grande y no irse hacia el tendido 8 al refugio del burladero. Además esta medida se ha propuesto para ahorrar tiempo en la lidia y ayer no se colocaron a los novillos en suerte y se permitió que un novillo volviera a recibir el castigo en el caballo de puerta… Seguiremos observando y valorando las actuaciones este mes. 

En lo que respecta a la novillada hubo cositas. Varias buenas. Se vio dos actuaciones de picadores bastante decentes como fueron las de Ney Zambrano y M. Herrero que ambos en el tercio de varas se lucieron, picando delantero, en el morrillo, dosificando el castigo, sin excesos y mostrando una gran monta. Se vio además un gran par de banderillas a cargo del diestro Gerardo Rivera, al quiebro, cuadrando en la cara y pegado a tablas, este mismo espada despacho a su oponente de una gran estocada. Se vio torear de capote muy templado y con las manos bajas a Alejandro Marcos y Manolo Vanegas, ambos con un concepto diferente y con maneras que gustaron al respetable.

La novillada de Martin Lorca, correcta en presentación, llego con escasas opciones a la muleta, pues casi todos los novillos llegaban a la muleta sin fondo, a menos, se apagaban y paraban, desluciendo las actuaciones de los espadas por falta de chispa, de motor, en definitiva de emoción.

Manolo Vanegas, Venezolano, toreo bien de capote de salida a sus dos oponentes, templado, con gusto y con manos bajas. Torero banderillero por poco tiempo, porque no se le da muy bien, en su primero protagonizo un ridículo espantoso en el tercio de banderillas y en el cuarto otra vez vulgar. En su primer oponente, un inválido, empezó de rodillas con pases muy ceñidos, para luego continuar con una faena llena de enganchones y de colocaciones perfileras. En el cuarto toreo muy bien de capote a la verónica, mejor por el pitón derecho, pero con hondura con la mano baja, muy del gusto de la afición. En la muleta demostró buen concepto, empezó dando pases rodilla en tierra muy torero para seguir toreando derecho y demostrar valor. El novillo se fue a menos y le despacho de una estocada trasera pero efectiva. En el quinto novillo al colocarle en suerte para ir al caballo de picar se le echo encima y le arroyo siendo cogido de un pitón por la chaquetilla de fea manera. Tuvo que entrar en la enfermería.

El Mexicano Gerardo Rivera recibió a sus dos oponentes a porta gayola para luego embarullarse con el capote. Su primer oponente, reservón que complico la actuación al J.J.Rueda El Ruso, llego a la muleta muy parado, sin opciones. En el quinto, el mejor del encierro, que se arrancaba con agresividad, puso un par de banderillas de lo más emocionante de la temporada. Se iba a disponer a clavar al violín, cuando el que escribe, desde el tendido le recrimino que ese par no es del gusto de la afición, por lo que el diestro cambio su idea y puso un par al quiebro, metido en tablas y cuadrando en la cara, sorprendentemente al salir del embroque novillo y novillero se cayeron los dos y no hubo desgracias pero si emoción. Con la muleta fue otro cantar, el novillo que apretaba para los adentros y requería distancia no fue entendido por el joven espada. Empezó la faena de rodillas templando las violentas embestidas de la res, pero luego una vez de pie, acorto la distancia, ahogo al animal y toda la faena fue a menos, sin apenas lucimiento. Mato de una estocada entera y eficaz, no anduvo mal con la espada el joven azteca. Dio una vuelta al ruedo con protestas, pero los aficionados valoramos su par de banderillas y su estocada.

Cerraba la terna Alejandro Marcos que ya ha demostrado en este ruedo sus buenas maneras. Recibió a su primero con lances muy templados a pies juntos. Luego en la muleta no termino de acoplarse y sucedieron los enganchones por falta de temple. En el sexto mostro firmeza y valor. Consiguió dar muletazos sueltos de bella factura pero el novillo no dio para mucho más, como las dos horas y media que duro el primer espectáculo de las nuevas medidas…

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información