La falta de casta aburre


  • Filiberto (nuevo en la plaza). Salmón y oro. En su primero dos pinchazos y tres descabellos. Silencio. Y en su segundo, pinchazo en los bajos saliéndose de la suerte y bajonazo. Saludos desde el tercio con protestas del respetable.
  • Alejandro Marcos. Burdeos y Oro. En su primero, dos pinchazos y una entera perpendicular y atravesada. Tres descabellos. Silencio tras aviso. Y en su segundo, entera un pelín atravesada. Descabello varias veces. Silencio tras aviso.
  • Joaquín Galdós. Tabaco y oro. En primero, pinchazo y entera desprendida. Silencio. Y en su segundo, Pinchazo en los bajos y media atravesada. Descabello y silencio.

2º NOVILLO. “Pajarito” Nº 224 de 463 Kg. Negro. Nacido 11/11. Negro. Justo de presentación. Comodito de cara. Simulacro de suerte de varas. Dos picotazos traseros de los que sale suelto del encuentro. Inválido y manso descastado.

3º NOVILLO. “Señorito” Nº 185 de 461 Kg. Negro. Nacido 05/12. Justito de presentación. Cornidelantero. Se arranca con algo más de boyantia que sus hermanos. Dos varas justitas saliendo suelto del encuentro. Manso descastado.

4º NOVILLO. “Espejismo” Nº 182 de 490 Kg. Negro listón. Nacido 05/12. Muy justo de presentación, retocado de pitones. 1ª vara al relance sin ponerse en suerte y la 2ª se arranca, pero sin emplearse. Bien puestas arriba, aunque el varilarguero que le tapa la salida, saliendo suelto del encuentro. Algo más de fuerza que sus hermanos. Manso descastado.

5º NOVILLO. “Maetrino”. Nº 212 de 472 Kg. Negro bragado. Feo de hechuras, una cabra. Vamos que no sé cómo paso el reconocimiento. Protestado de salida. Toma un picotazo, saliendo suelto y desplomándose al suelo. Devuelto a los corrales con la eficacia de Florito.

5º BIS. NOVILLO. “Impartidor” Nº 7 de 01/12. Colorado, chorreado en verdugo. Alto de agujas y algo regordido. Manso de salida buscando la. Cuesta llevarle al caballo. Es picado al relance en ambas varas, saliendo huyendo en cada encuentro. Se deja sin picar, enculandose en tablas. Manso y descastado de solemnidad.


Bodrio, bodrio, y más bodrio. Pero ¡¡¡¡Dios mío ¿qué hemos hecho?!!!. Que tarde de aburrimiento, desesperación, ……madre mía. ¡Que desastre de novillada! Y así comenzamos la feria de otoño en Madrid, ya dando los últimos coletazos de la temporada venteña. Más y más de lo mismo. Una novillada descastada, mansa, invalida y que decir de la presentación, …que los echamos a la arena de mi pueblo y vamos….echan al ganadero a gorrazos del pueblo.

Y ya no solo los novillos, ¡que novilleros! ¿este es el futuro de la fiesta? Apaga y vámonos, porque con esto no hay nada que hacer.

Filiberto se presentaba hoy en Madrid, con buenas expectativas, pero solo se quedó en eso. Ante su inválido primero, el que brinda al público aun siendo un toro protestado con fuerza desde el tendido. Poco podía hacer, pero él tampoco se ponía, y se retorcía, que ni que tuviera a un toro que había que dominar, con su toreo de 2.0, cuando el animalillo iba y venía con su noblota y bobalicona embestida. Poniéndose encimista y pesado con el moribundo. En su segundo, un toro noblote y manso, pero que llego con algo de más alegría a la muleta. Se le saco a los medios, intentado hacer las cosas bien. Pero el viento en ese momento hacia complicado el trasteo. El novillo embiste con nobleza y es un santo, pero el Filiberto sigue con su toreo moderno de no cargar la suerte y echarse el toro hacia fuera. Terminando el novillo y el novillero en tablas. Mata de un bajonazo y aun así, levanta la mano como si hubiera recetado una estocada, y se atreve a salir a saludar desde el tercio y es que, qué poca dignidad torera les queda, y ya de novilleros. Eso es de cara dura. Eso sí, no dejo ni un quite, aunque la tarde no era muy propicia.

Alejandro Marcos volvía a Madrid, la tercera comparecencia de este año. En su primero poco podía hacer. El novillo era tan noble y dulce que resulto soso y aburrido, además de ser invalido total. En su segundo Bis, a pesar de su mansedumbre, entro a la muleta. A Alejandro le costó confiarse, pero le receto una buena tanda de naturales, pero había que haberle bajado algo más la mano, y haberlo sacado al tercio en vez haber busco los adentros. Le falto haberse puesto más firme con el manso. Todo quedo en silencio. Quizás el más puesto de la terna.

Joaquín Galdós, también volvía a Madrid. A su primero se le saca a los medios realizando un toreo ventajista, fuera de cacho, terminado poniéndose encimista ahogando la embestida del animalillo moribundo. Petardo. En su segundo, más de lo mismo, nada de nada. Amigo, Gómez Escorial, nada hay que hacer que este muchacho. Como decía mi amigo Fausto “no dejes de estudiar”.

Que tarde de aburrimiento, de desidia. ¿Dónde están los novilleros que sé que se comen los novillos para llegar a ser algo en este mundo? Claro que si se fijan en las figuras actuales, y realizan el toreo moderno, lo llevan claro ¿Qué piden para torear? Si no son capaces con una novillada como la de hoy, no son aptos para ser figuras de nada, vamos ni modestos. Los novillos de Don Cesar Rincón, están muy lejos de tener la casta de su dueño, con sus embestidas noblotas y bobaliconas. Lo siento maestro sus toros están para el matadero, faltos de casta, de fuerza y de presentación, sobre todo para esta plaza que tanto le quiere y le ha querido como torero. Como ganadero, esto no es lo suyo amigo. Un futuro oscuro se cierne sobre la fiesta de los toros, y no hay quien lo pare. Va de caída y sin frenos y no por los antitaurinos, sino por los mismo que viven de esto. Ustedes sabrán.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información