D. José Luis Marcuello Juste. Ganadero de Los Maños

Cuando los sentimientos de un ganadero derivan hacia el reconocimiento del toro de lidia como una obra de arte del entorno natural y el mantenimiento de la fiereza, añadiendo como antinatural la inseminación artificial, la manipulación de las defensas y la colocación de fundas, esta persona tiene que ser considerada como aficionado, ya que hay muchos ganaderos que lo hacen en la dirección contraria al sentir del aficionado, permitiendo una serie de aberraciones en la manipulación de este bello ejemplar, con el único fin de servir exclusivamente al taurinismo actual.

De esta manera fue desgranando el ganadero D. José Luis Marcuello Juste, durante la tertulia que tuvo a bien compartir con un grupo de aficionados que llenaban el local, las preguntas de los presentes, quedando claro por ambas partes que el objetivo común es integridad de la fiesta. En primer lugar tomó la palabra nuestro presidente, D. Roberto García Yuste, aprovechando la breve introducción para indicar que es un ganadero que ha apostado por el encaste Santa Coloma, siendo esta decisión muy aplaudida por los aficionados, pero que su ganadería ha tenido momentos de triunfo y otros que le han mostrado la cruda realidad de esta difícil tarea, donde la exactitud de los números en general no suele cumplirse. Por esta causa tuvieron que sufrir que dos de sus novillos fueran condenados a banderillas negras una tarde en la temporada del 2006. Pero así es la fiesta y así son sus protagonistas.

A continuación tomó la palabra, Pedro del Cerro, miembro de la Asociación el Toro de Madrid, agradeciendo a nuestro invitado su asistencia, indicando previamente que aparte de dedicarse a la cría de ganado bravo explota un negocio relacionado con la automoción. Continuando con la reseña ganadera, comentó que su ganadería está formada con ganado procedente de Pablo Mayoral y de Javier Buendía, ambas oriundas de Santa Coloma, en la línea de Joaquín Buendía, encaste que da unos animales muy bonitos y variados de capa. Los machos pastan en la finca Vistahermosa, que se encuentra al norte de Zaragoza, en zona prepirenaica, siendo un clima muy duro en invierno, y las hembras lo hacen en las fincas que poseen en los términos de Figueruelas y Sobradiel. Al ser terrenos quebrados no les permiten emplear el caballo para el manejo de las reses, por lo que tienen que hacerlo con el método del pastoreo, es decir, a pie. En cuanto al resultado de su ganadería, las novilladas se cuentan con triunfos, pero de momento solo están acudiendo a festejos mayores y la mayoría de ellas dentro de la zona de su comunidad, Aragón. En el año 2003 lidiaron la única corrida de toros. La plaza de la Misericordia de Zaragoza es quien ha puesto en el mapa a esta ganadería. El año pasado el novillero Jonathan Varea indultó a Quejoso, que recordó a los aficionados la historia de Llavero, un toro de Carriquiri, indultado en esta plaza hace casi un siglo. Este novillo después de curarle ya está padreando. El ganadero espera ilusionado el resultado de sus productos.

Una vez tomada la palabra por el ganadero, hizo una breve descripción del origen de su ganadería, indicando que la familia tuvo ganado bravo de distintas procedencias desde 1977 hasta 1988, año en el que se adquieren reses de Pepe Santolaya, de origen santacolomeño, que no dieron el resultado esperado, por lo que se eliminan y se hace una nueva compra ese mismo año, esta vez a Pablo Mayoral. Cuarenta vacas y un toro de Mayoral, hasta que en el año 2007 adquieren veinte vacas y dos sementales a Javier Buendía, con el hierro de Bucaré. En el año 2000 lidiaron su primera novillada en Zaragoza, con resultado satisfactorio. En la temporada de 2006 dos novillos fueron condenados a banderillas negras, pero este hecho sirvió de acicate para continuar luchando en la línea de su preferencias, Santa Coloma. Durante un tiempo llevaron ambos encastes por separado, pero poco a poco fueron cruzando las dos líneas. El cruce quedó definido con sementales de Buendía y vacas de Mayoral, esperando con impaciencia el resultado de ambos cruces, añadiendo que lo procedente de Mayoral salía con cornamentas astigordas y lo de Buendía con más cara.

Actualmente suelen sacar 3 o 4 novilladas picadas y una para festejos en la calle que suelen vendérsela por tradición a Pastrana, ya que les gusta mantener la palabra con personas que no le han fallado ningún año, pero siempre con novillos limpios. Las camadas suelen ser cortas y no desean ampliar, ya que de esta manera controlan mejor la ganadería. Para la próxima temporada tienen 7 toros. Expuso que su ganado es muy temperamental y suelen reñir mucho entre ellos, a lo cual si se le añade la orografía de la finca, estos hechos suelen causar algunas bajas en las camadas. También dedica algunos toros para “Desafio”.

En el turno de preguntas, se observó cierta sintonía entre los aficionados y nuestro invitado, ya que muchos de ellos le agradecieron que se decantaran por este encaste, exponiendo el ganadero que Santa Coloma se cruzó en su camino, debido a la amistad que unía a su padre con Pablo Mayoral. La primera pregunta fue dirigida hacía la idea que predomina en este ambiente, que un buen torero, en general, no es buen ganadero, exponiendo el caso de El Niño de la Capea, Al hilo de esto, se le preguntó si no caerá en el error de endulzar su ganadería. El ganadero respondió que llevan a cabo la selección con mucho rigor y de las 60-65 vacas tentadas, la selección no suele pasar del 15%, pero su fin no es aumentar las camadas, ya que prefieren poco y bueno. Continuó diciendo que los sementales no suelen tenerlos muchos años cubriendo, tratando de buscar con ello la máxima regularidad, evitando en lo posible el problema de la consanguinidad. Actualmente tiene 150 vacas de vientre. Varios contertulios realzaron la valentía del ganadero por apostar por un encaste exigente, deseándole mucha suerte, ya que la fiesta está muy necesitada de ganaderos valientes, que aunque no entren en los planes de los que proyectan las grandes ferias, los aficionados esperan con ilusión que igual que hay ganaderos aficionados, un día no lejano lleguen gestores que apuesten por la valentía y deje de salir por toriles el burro-toro, añadimos nosotros. También poseen 14 cabestros de los cuales se sienten muy satisfechos. De las 35 ganaderías registradas en Zaragoza, son los únicos que lidian en festejos mayores, las demás son para festejos populares.

Sobre la nobleza respondió nuestro invitado que a todos los ganaderos les gustan que su ganado sea noble, pero matizó que ellos buscan en la selección algo más, la bravura y que sus toros lo manifiesten de principio a fin de la lidia. Sobre la casta busca que su ganado sea exigente y fundamentalmente que transmita emoción a los tendidos, pidiéndole a los toreros que lidian sus corridas que pongan a los toros de largo en el caballo, ya que es lo que da emoción, de esta manera ve cumplida también su afición. En la tienta de machos indicó que debido a que su plaza es pequeña y con el fin de evitar querencias, suele bajarlos a la plaza de toros de Alagón, pueblo cercano a Zaragoza. 

Por la mente de los presentes rondaba la idea de preguntar al ganadero cuando pensaba debutar en Madrid, pero nuestra impaciencia por ver sus astados en Las Ventas, chocó con la paciencia que mostró el ganadero, añadiendo que debido al juego que están dando sus toros, le están llamando de muchas plazas, pero Madrid aún no se han puesto en contacto con él. Hubo preguntas relacionadas con el trapío del encaste santacolomeño, comentando que no se pueden salir de las hechuras que da esta procedencia, ya que cuando los novillos salen más altos de agujas les cuesta más embestir, añadiendo que en los años 60 el ganado con este origen tenía menos cornamenta pero daban más cornadas, aunque ellos prefieren que tengan más cara Sobre el resultado de la última novillada de Zaragoza, comentó que fue un encierro variado, con animales de diversos comportamientos con la que quedaron satisfechos.

Sobre la retienta comentó que no la llevan a cabo debido a las condiciones de su finca, ya que hay que “corralear” mucho al ganado y este es un encaste que aprende mucho y posteriormente desarrollan mucho sentido y ponen en evidencia al torero en la plaza. Como la tertulia tomó un tono más relajado, salieron a relucir comportamientos de toros que marcaron tardes, como fue Bastonito, Lanzaquema, que mató un caballo; Rachido, de Palha, lidiado en el año 2008, un animal al cual le hacía embestir el miedo. El ganadero recuerda a un novillo de su ganadería lidiado por Guillermo Valencia, el cual se quedó dos veces al descubierto y el animal se lo llevó por delante, añadiendo que a sus novillos hay que hacerle muy bien la lidia para que se entreguen en la pelea. Contó que en una ocasión por hacer un favor a Zorita le envió un novillo precioso de lámina y de cara, de nombre Peluquero, que estaba como segundo sobrero, pero las circunstancias hicieron que se lidiara esa tarde y que trajo a mal vivir al novillero, Antonio Espaliú. Pero eso es la emoción, animales que pidan el carnet a los toreros, lo demás es otro espectáculo, añadimos nosotros.

Continuaron las anécdotas relacionadas con el ganadero, esa información que no llega a los tendidos, como tampoco convence al aficionado el aburrimiento que origina la excesiva nobleza que baña actualmente los ruedos. Alabó a los empresarios de la plaza de La Misericordia y respecto al peso de sus animales, comentó que en Zaragoza la media de los novillos lidiados hasta la fecha es de 500 Kg. indicando un contertulio que con ese peso podría venir a Madrid sin problemas, pero existe el inconveniente que los novillos en mayo no pesan lo mismo que en octubre y no están rematados, apuntó el ganadero. Un aficionado presente le recomendó que lidiara en la Feria de Otoño. dicho queda. No son partidarios de la extracción de semen, ya que consideran que es una agresión para el animal y también una privación al semental de algo tan natural y placentero como es la cubrición. Tampoco es partidario de las fundas, ya que en las peleas se hacen menos daño ya que son más duraderas. También debido a la orografía del terreno se suelen desmochar las defensas, apuntando que ellos nunca tocan un pitón y que los novillos van a la plaza como salen de la finca, existiendo casos que algunos llegan con algún pitón astillado, pero nunca lo arreglan. Los animales suelen pasar tres veces en su vida por la manga, para sanearlos y que el problema no es cuando los separan, sino cuando los vuelven a juntar, que es cuando se suelen pelear. En la tienta exige que vayan al caballo cuatro veces, colocándolos a un desnivel del picador para que les cueste más acudir al caballo. Sobre la selección comentó que la última palabra la tiene su padre, él suele transmitir su experiencia de aficionado, añadiendo que le encanta observar al toro en el campo.

Un aficionado expuso que los toros que se indultan hoy solo se juzgan en la muleta, sin tener en cuenta el juego en el caballo, planteando que cuando se indulte un toro, vuelva a salir al ruedo para comprobar de nuevo su comportamiento con el picador. Sobre las diferencias entre las procedencias que forman su ganado, comentó que lo de Mayoral es más suave pero sus animales suelen salir más rematados, sin embargo lo de Javier Buendía sale con más cara pero les cuesta rematar, con el cruce han ganado más cara y más caja. 

Sobre su comparecencia en Madrid, le exigen al ganadero que ponga todo su empeño a pesar que la empresa no le solicite sus toros. Sepa ganadero que un ramillete de aficionados estaremos esperando que se produzca este hecho y el día que llegue no faltaremos a la cita, como tampoco hemos faltado a esta tertulia tan gratificante para llenar un invierno muy duro y largo por la ausencia de festejos, pero que ha puesto sobre el tapete de la fiesta que hay personas que tratan su ganadería como hay que hacerlo, por derecho.

Gracias, ganadero. 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información