D. Rafael Rubio, “Rafaelillo”. Matador de toros

La casta no es solo un atributo en los toros de lidia, también hay un elenco de toreos que aparte de llevar la vitola de maestros, han sabido ganarse ese apelativo cariñoso debido a su valor, basando su carrera en tardes épicas donde solo el hecho de anunciarse en los carteles con ganaderías exigentes, ponen a prueba su valor, su honradez, su permanente estado anímico y lo más importante, el respeto que transmiten hacia el aficionado esa figura tan desprestigiada en la actualidad por los que han hecho de la fiesta un sainete. 

Tertulia taurina Uno de esos toreros es Rafaelillo, que tuvo la amabilidad de hacer el paseíllo en solitario, acompañado por el calor de un grupo de aficionados que llenaron el recinto en otra tarde de ayuno invernal, donde queman sus sentimientos en tertulias y foros, manteniendo con ellas una relación intensa con la fiesta. Fue el presidente de La Asociación, D. Roberto García Yuste, como es habitual, quien abrió plaza presentado a nuestro invitado con unas palabras de agradecimiento, destacando que el recinto estaba a reventar con muchos jóvenes presentes, a la espera que el maestro de Murcia narrara con temple las sensaciones vividas en la pasada temporada con toros de verdad y que dejaron huella en las ilusiones de muchos aficionados que aman la pureza de la fiesta, deseando conocer las manifestaciones de uno de sus protagonistas, ante situaciones tan comprometidas con toros que retan a los toreros con la mirada.

No se hizo esperar el deseo expuesto en los aficionados ya que el presidente fue breve en su exposición y Gloria Sánchez Grande, periodista y aficionada, siguiendo la misma tónica de la brevedad, dejó su presentación a la inspiración del torero, indicando que cada matador torea de acuerdo a sus sentimientos y se está en el sitio que hay que estar, haciendo referencia a los hechos que marcaron a los aficionados en la última temporada. Resaltó que en Zaragoza el torero terminó roto por fuera pero engrandecido por dentro y en Madrid, ante un miura de aviesas intenciones terminó toreando con la muleta desmayada. Pena que falló con el acero. Aparte de la épica, el torero reúne la estética. En Julio mostró en Valencia su toreo al natural, extrañándose que después de estas gestas los niños le pidan autógrafos a futbolistas famosos y pocos de ellos conozcan a Rafaelillo.

Como dije fueron breves en la lidia de sus presentaciones, dejando al maestro en posesión de la palabra para que hiciera sentir con el recuerdo las mismas sensaciones que consiguió con su toreo a los que tuvieron la suerte de presenciar la lidia al toro Injuriado de Miura, en Las Ventas y a Aviador, de Adolfo Martín, en la feria de Otoño.

Comenzó el maestro haciendo gala de una confianza mostrada a través de la palabra, como si llevara tiempo esperando ese momento, donde poder explicar a gente que sabe escuchar y que siente los males de la fiesta, las experiencias vividas en la pasada temporada. Inició su exposición indicando que no fue fácil para él ya que no acudió ni a Fallas ni a Sevilla, teniéndose que jugar la temporada en San Isidro. y con toros de Miura. ¡Menudo reto!, Otros privilegiados se la juegan en el mes de enero en los despachos y su único problema es elegir el número de corridas que quieren torear, el ganado a elegir y a los compañeros que desean que les acompañen en los carteles, añadimos nosotros. Después de este año ha habido un antes y un después en su carrera. Con la faena a Injuriado, el toro de Miura, y después de meditar sobre su futuro, trató de buscar un porqué, tomándolo como una reivindicación, pero teniendo claro que su camino lo marca el toro. El toro de verdad, no el de mentira, añadimos nosotros. Este año ha sentido la admiración, tanto del público como de la prensa, considerando el toreo como un conjunto de sensaciones, no de estadísticas ni de un medio donde solo importa hacer caja, ya que ha buscado siempre la calidad en lugar de la cantidad Dentro de esas sensaciones, comentó que con Injuriado, se vació como torero y aunque no redondeó con la espada, en la vuelta al ruedo hicieron su aparición las lágrimas, y es que Madrid, a pesar que los taurinos han conseguido que ni quite ni de, sigue siendo Madrid y cuando sus tendidos rugen emocionados, es muy difícil escapar de sus sentimientos, añadimos nosotros.

Continuando con el recuento de su particular temporada, indicó que el mano a mano de Valencia en la feria de Julio con Manuel Escribano y con toros de Miura, levantó mucha expectación, pero que su carrera la sigue marcando el día a día. Hizo mención a que la rivalidad con Escribano existía, pero solo en el ruedo. El reconocimiento es muy importante. En Francia y Bilbao estuvo bien, pero llamó la atención a los presentes que comentara que en septiembre se tuvo que quedar en casa esperando que sonara el teléfono para contratarlo, teniendo que levantar el vuelo de nuevo en la Feria de Otoño de Las Ventas. Una pena Maestro, ya que aunque las comparaciones son odiosas, hay toreros sin calidad, donde predomina la cantidad y tienen hecha la temporada en enero. Anotamos nosotros. 

Debido a su responsabilidad, comentó que en Madrid se pasa mucho miedo ya que en todo momento desea estar por encima de sus enemigos. En la última Feria de Otoño y en la corrida de los “albaserradas” de Adolfo Martín, el público se metió en la faena en su primero y pasó mucho miedo ya que el toro le exigió mucho. Refiriéndose a su segundo enemigo, añadió que tuvo más peligro y no lo dejó lucirse, pero cuando llegó al hotel se sintió muy a gusto al pensar que había estado por encima de su lote. En la tarde de Zaragoza, en la Feria del Pilar, la consideró como épica. En esta ocasión se volvieron a cruzar en su camino los astados de Adolfo Martín. El primer enemigo le rompió una costilla y su segundo tuvo una lidia muy complicada, añadiendo que cuando se retiró a la enfermería en su primero, el doctor que le atendió le recomendó que no saliera, ya que con esa cogida estaba más que justificada esta decisión, pero el torero murciano quiso volver al ruedo y al narrar su experiencia vivida a punto estuvieron sus ojos de mostrar las lágrimas de la emoción que le supuso el recuerdo de aquel momento, aunque declaró que por su mente pasaron síntomas de arrepentimiento por haber vuelto al ruedo. En esta ocasión llegó a llorar de rabia, pero en lugar de abreviar, se echó la muleta a la izquierda y consiguió sacarle a su enemigo algunos muletazos sueltos que el público reconoció. Esa es la responsabilidad de un torero que hace honor a su profesión y a su honradez. A requerimiento de un aficionado, sacó a relucir la tarde de Villarrobledo, a la que calificó como muy bonita, compartiéndola con Curro Díaz, recordando con mucho cariño el rabo concedido al torero de Linares, comentando que le dijo en el callejón de manera afectuosa, disfrútalo ya que este hecho no se prodiga mucho en nuestras carreras. 

Ya en el turno de preguntas comentó que conoce perfectamente cuál es el lugar que ocupa en el escalafón y que este año tiene intención de matar las corridas de Adolfo y de Miura, si le llaman, claro, ya que ha comenzado a experimentar que se siente valorado por el público, aunque reconoce que una parte de éste no le ha dado el valor que ha merecido su labor, refiriéndose al que sigue el circuito que recorren las figuras. Respecto al tipo de toro que se enfrenta cada tarde, comentó que otro tipo más cómodo no va con su forma de entender la tauromaquia y respecto a los triunfos que ha perdido por el mal uso de la espada, más que valor para entrar a matar consideró que es aprovechar el momento cuando los toros descuelguen para poder ver la cruz., añadiendo que también es un hándicap su estatura y la presión a la que se somete por su responsabilidad, ya que le impide actuar con la serenidad adecuada. Respecto a la tarde de los Miuras en San Isidro pasado dijo que el regalo que ofreció a los aficionados no lo esperaban, y en cuanto a matar en la suerte contraria a ese toro, añadió que le faltó sosiego para razonar, por eso se aprende más de los errores que de los aciertos. En cuanto a la suerte natural o contraria para entrar a matar, Pascual Mellinas, torero de plata y presente en la tertulia, añadió que con el toro bravo no hay que diferenciar la colocación para entrar a matar. Dicho queda. 

Continuaron lloviendo las preguntas y al hilo de la planteada por un aficionado, comentó que el éxito de la corrida con los toros de Dolores Aguirre en el año 2007 en Las Ventas, le sirvió para su contratación en Pamplona. Igualmente hizo referencia a su triunfo en el año 2010 con ganado de la misma ganadera, que le sirvió para que le anunciaran en una corrida donde se lidiaron astados de La Palmosilla, añadiendo que no se encontró a gusto con este tipo de ganado, ya que cada torero hace lo que siente, y este ganado no va con su idea del toreo y haciendo referencia a su amigo, Curro Díaz, definió su toreo más ajustado a este tipo de ganaderías. Respecto al ganado comercial, comentó que durante su carrera solo ha toreado una corrida de Juan Pedro Domecq y a la relación toro-torero, hay casos que se resalta una faena y se tapa el comportamiento del toro, añadiendo que el aficionado torista en ocasiones se pone a favor del toro y no valora la labor del torero. 

Una aficionada presente destaca la corrida de Valencia, justificando su devoción por su toreo, añadiendo que los aficionados no van a la plaza a ver cortar orejas. También le expone al torero si sus compañeros reconocen el esfuerzo que supone torear este tipo de corridas. A esta última pregunta respondió el matador que está notando un cambio en el comportamiento de algunos compañeros, reconociendo la labor que está realizando, llamándole maestro, aunque reconoció que suelen ser muy poco transparentes. Respecto al reconocimiento también destacó que su esfuerzo está siendo reconocido por los aficionados, pero no por los despachos, señalando que le gustaría cumplir 25 años de alternativa con el respeto de las empresas. Respecto a la calidad y la cantidad antes toreaba más y cortaba más trofeos, pero no lo sentía, pero este año debido a su importancia ha madurado mucho proporcionándole más confianza y como dijo anteriormente, prefiere la calidad a la cantidad, declarándose muy crítico consigo mismo y un triunfo solo le sirve para ganar confianza para la siguiente tarde.

Respecto a la inclinación del ruedo de Las Ventas y al hilo de las declaraciones de Morante quejándose de este hecho, comentó que es un problema para los toreros y para el toro, ya que es muy difícil torear de capote con ese desnivel, y ha podido comprobar que el comportamiento del toro durante la faena es diferente. En cuanto a las ganaderías de Victorino Martín, Adolfo Martín y Escolar, comentó que aunque proceden del mismo encaste cada ganadería tiene su personalidad. Habló de la importancia de la colocación de la muleta, ya que cada toro tiene su lidia, y si se le bajas a un toro que no humilla le estás enseñando donde está el torero. Sobre los toros de Miura, añadió que son protestones y brutos durante la lidia y que necesitan mucho espacio para sentirse a gusto. Sobre el comportamiento en general de la ganadería de Dolores Aguirre la calificó de mansa pero encastada. Sobre Miura, añadió que en Priego de Córdoba estuvo a punto de indultar un toro de esa ganadería, reconociendo que es un ganado que no se presta a ello. A pesar de que su estilo de toreo se ajusta mejor en corridas duras, un aficionado le apunta que no suele entrar en los carteles donde se anuncia ganado de Victorino Martín, apuntando el torero que es una ganadería que tiene más demanda de toreros.

Sobre las tientas es asiduo en ganaderías de encaste exigente, como Albaserrada… Sin embargo no suele prodigarse en ganaderías comerciales, Cubillo, Domecq, etc. Sobre este tema apuntó el torero que al día siguiente debutada con estos encastes en la finca de Victoriano del Rio. A pesar de esto no es partidario de llamar a las ganaderías para mendigar una tienta, aunque su apoderado se estaba encargando de estas gestiones. Hizo una comparativa de España y Francia, comentando que siendo España la madre del toreo, Francia la estaba superando en la seriedad de la gestión, donde la opinión de los aficionados es atendida, hecho que no ocurre en nuestro país, considerando a los aficionados en general entendidos pero fríos. . Sobre la crisis apuntó que la incidencia en el país galo ha sido menor. Y sobre la situación actual en España tacha a los políticos de los muchos de los problemas, añadiendo que suelen darle mucha publicidad a colectivos minoritarios antitaurinos, silenciando a otros mayoritarios que luchan por ella.

Sobre su apoderamiento comentó que Taurodelta se interesó por él, pero no llegaron a fraguar las conversaciones, añadiendo que su apoderado a pesar de estar próximo a la empresa de Valencia no consiguió anunciarlo en Fallas.. Este año espera un cambio significativo en su carrera, y si en los 20 años que no ha logrado esa tarde casi perfecta, lo seguirá buscando con ahínco a pesar de lo complicado que está este medio para conseguir mejorar en el perfeccionamiento de su toreo, y conseguir que los sueños se hagan realidad, aunque hasta ahora los toros no lo ha permitido. 

Así lo deseamos los aficionados, maestro, y gracias por su claridad en las exposiciones como lo es el toreo ante el toro de verdad sin trampa ni cartón.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información