Los toritos que quieren los toreros

Como es tradición, los matadores las cuadrillas y el personal, salieron vestidos a la goyesca. Tarde calurosa con media entrada y plaza engalanada para la ocasión. Asistió desde el palco de la Comunidad la presidenta Cristina Cifuentes; en el del Ayuntamiento, nadie. Madrid ¡quién te ha visto y quién te ve!

Primer toro: Habilitado, con 536 kgs. Flojo, manseando, que embistió bien en la muleta. Mal picado, puyazo en los bajos y picotazo trasero sin empujar, sale con un trote cochinero. Ligeras palmas al toro en el arrastre. 

Segundo toro: Naranjito, de 489 kgs, es recibido con palmas de tango por su manifiesta falta de trapío, muy anovillado se salva por la cara; acometió con largueza al capote y quiso empujar en el caballo, pero se rajó pronto en la muleta. Muy mal picado, recibe dos puyazos traseros con ganas de pelea. Algunos pitos en el arrastre.

Tercer toro: Deseadito, con 492 kgs, toro protestado de salida por su falta de hechuras, que solo tenía cara. Fue el más encastado y desarrolló algo de bravura en la muleta, toro que no fue bien aprovechado por el torero pues era una perita en dulce para cortar las orejas. Muy poco picado en varas. Puyazo trasero, picotazo al relance saliendo suelto, tras el quite de Abellán se da una voltereta. Aplaudido en las mulillas.

Cuarto toro: Sedero, con 525 kgs. Muy flojo y anovillado, descastado y manso; que fue a menos durante la lidia. Picotazo alto, sale arrastrando las manos, un segundo picotazo; prácticamente sin picar, como protesta al final del quite de Iván Vicente se oyó: “Esto no es Sevilla, hay que picarrrr”, ni por esas.

Quinto toro: Milagroso de 592 kgs. el mejor presentado de la tarde, con casta hizo buena pelea en varas sobre todo en la primera, pero se apagó en la muleta. Acudió con casta al caballo y recibió un puyazo en lo alto empujando el toro, aunque le tapó la salida Héctor Vicente y picotazo señalado en lo alto; el piquero fue muy aplaudido. Ligeras palmas en el arrastre.

Sexto toro: Resabido, de 532 kgs. Manso, sin casta y que se rajó pronto. Puyazo y picotazo traseros, Silencio.


  • Miguel Abellán: Vestido de blanco con cabos negros; dos estocadas, la primera casi entera tendida. Silencio. Estocada caída y dos descabellos, aviso. Saludos con división de opiniones.
  • Iván Vicente: Vestido de blanco y cabos negros con medias negras. Estocada algo caída y contraria. Saludos. Estocada, silencio.
  • Juan del Álamo: Vestido de gris plata y negro. Bajonazo, un aviso, Oreja muy protestada. Estocada y saludos.


¡Cómo está el patio! Mientras algunos se empeñan en querer proclamar a Goya antitaurino, en Las Ventas, como es tradición, se celebraba la corrida goyesca en su honor y memoria conmemorando la gesta del 2 de Mayo, día de la Comunidad de Madrid. Don Francisco que estaba por allí sentado, cerca de mí en la grada del 7, no dejaba de tomar notas y esbozar apuntes en el programa de mano, observando todos los detalles de la tarde para luego plasmarlos en sus grabados y óleos. Pero sin duda se debió ir como yo, bastante decepcionado de lo visto. Mucha guirnalda, mucha calesa, mucho vestido de época pero muy poca casta, menos toreo y nula emoción.

Joselito, que como genial torero no es un gran ganadero, trajo un encierro cómodo, terciado…vamos para el triunfo fácil de los toreros; a eso se llama compañerismo. Seguro que le van a llover peticiones de veedores de figuras ilustres. Escasos de fuerzas, algunos llegaban a la muleta con empuje, sin haber recibido los puyazos reglamentarios. Pero ni aun así. ¡Qué más quieren¡ 

Miguel Abellán, en su línea. Desaprovechó un primer toro que sin problemas llegó embestidor a la muleta pero él, perdiendo pasos y siempre fuera, le propinó una faena vulgar siempre con la derecha, enganchones y falta de naturalidad. En el cuarto se puso muy pesado, hasta que al final intentó acoplarse al toro cuando ya no tenía gas. Con el arrimón de turno se quiso justificar pero ni por esas. Yo me preguntó ¿Por qué viene tres tardes en la feria…? Misterio.

Iván Vicente tuvo el peor lote pero tampoco aprovechó la oportunidad; yo creo que las medias negras le dieron mal fario. Es verdad que torea muy poco pero tampoco se le vio con actitud y ganas de triunfo. Esto del toreo es muy difícil y el sitio se pierde en seguida y se le nota. Intentó con gusto por verónicas al primero sacándole al medio pero la faena no tuvo continuidad, sin emoción, el toro tuvo unas buenas embestidas aunque al final se quedaba corto y aunque lo intentó no hizo nada; se puso pesado y se quedó sin toro. Nada. En el quinto tras recibirle a la verónica intentó hacerle una faena con pases a media altura para, sin mando y perdiendo pasos; el toro se acabó pronto tras la pelea en varas que había hecho. El próximo año si viene a la goyesca que se calce otras medias, por favor.

Y llegó lo bueno, Juan del Álamo. El torero de la orejita tras la orejita; una, una, una… así hasta siete lleva en Madrid, pero ¿alguien recuerda una gran faena maciza y redonda a este torero?, eso sí, ha caído en gracia, Ayer de nuevo la orejita barata a un toro de bandera para haberle formado un lío toreando de verdad. Faena al tercero de toreo moderno, fuera de sitio, alargando el pase, abuso de derechazos, enganchones, todo muy estético y sin mando a un toro embestidor que repetía y pedía más; el toro toreó al torero y no al revés; mientras, el público enardecido y aplaudiendo como loco, buenos todos no; unos cuantos, entre ellos Don Francisco, protestábamos la falta de toreo de verdad. Para colmo un bajonazo, y claro orejita barata, una más. Muy protestada por parte de la afición. En el sexto intuía la puertita grande pero nada de nada; El toro llegó protestón y con genio y no era la perla del tercero anterior; sin saber que hacer reculado en tablas, abusó de arrimones y pases en redondo sin emoción. La gente aburrida estaba deseando que aquello acabara. Y acabó.

Al final salíamos recordando la tarde del 2 de mayo de 1996 en la que Joselito nos regaló una de las hazañas más memorables de nuestra vida de aficionados. Don Francisco me ha dicho que le llamará para hacerle un retrato. Eso sí, con estos toros le auguramos larga vida de ganadero. 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información