Carta sobre el TENDIDO 11 a Excma. señora doña Cristina Cifuentes

¿Qué necesidad había de alterar la arquitectura, decoración y pintura interiores del monumento histórico y artístico si se disponía de esas aulas perfectamente equipadas, al margen de destinar la sala Alcalá a actos más solemnes o sociales? No vi en ello sino la desvirtuación de la función del recinto y el ataque a la integridad de su imagen, también protegida legalmente como todo el edificio en lo que quede a la vista…”.

carta-mayo16

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información