Carta sobre la integridad de las astas

Sin duda alguna uno de los mayores fraudes que por desgracia ha existido a lo largo de la historia de la tauromaquia ha sido la manipulación de las astas, más concretamente el afeitado, como desgraciadamente es conocido.

La gran mayoría somos aficionados de temporada y abonados de la Plaza de Toros de Las Ventas y venimos observando desde hace tiempo y más concretamente en esta Feria de San Isidro 2016, que algunas de las astas de las reses lidiadas presentan una conformación más que sospechosa de haber sido manipuladas. Concretamente nos referimos al encierro de Pedraza de Yeltes lidiado el día 17 de mayo, del que circulan por las redes sociales fotos en el campo y al ser comparadas con lo que vimos en la plaza salta a la vista, el de Fuente Ymbro lidiado el día 18, el de Alcurrucen lidiado el día 20, el de Las Ramblas lidiado el domingo 22 de mayo y El Vellosino el miércoles 25 de mayo. Estos hechos podrían incurrir en incumplimiento muy grave del Reglamento de Espectáculos Taurinos en vigor ya que en su art. 47.1 afirma con claridad que “Las astas de las reses de lidia en corridas de toros y novilladas picadas estarán integras”.

Confiamos en la inocencia de los ganaderos, en la profesionalidad de los mayorales y corraleros que sin duda hacen una gran labor. Pero como aficionados íntegros, exigimos que se cumpla el Reglamento, que se depuren responsabilidades, en caso de demostrarse lo expuesto, y transparencia ya que nos referimos a la Plaza de Toros de Las Ventas, primera plaza del mundo, donde debe de primar la seriedad y la ejemplaridad.

Por eso pretendemos que usted como máximo responsable institucional, exija que el equipo presidencial de cada festejo unido al equipo veterinario realicen los controles post mortem como se especifica en el citado Reglamento Art. 58.1 “Finalizada la lidia, se realizaran, por los veterinarios de servicio, los oportunos reconocimientos “post mortem” de las reses, con el fin de comprobar aquellos extremos conducentes a garantizar la integridad del espectáculo”, añadiendo en el punto 2 del mismo artículo “El reconocimiento “post mortem” recaerá sobre aquellos extremos que el presidente de oficio o a instancia de los veterinarios determine a la vista de lo acaecido en el ruedo durante la lidia de la res.”

Tenemos conocimiento de que una unidad de Policía Nacional tiene a su disposición un laboratorio habilitado para análisis de astas que desgraciadamente apenas se usa, ¿por qué? Creemos que hay motivos suficientes para poder ser muy útil en casos de supuesta manipulación.

Por el bien de la Fiesta Verdadera en general y para la Plaza de Las Ventas sería de primordial importancia que se tomaran las medidas necesarias sobre este asunto, pues la tauromaquia tiene su valor cuando es un espectáculo integro en su principal protagonista, El Toro, sino se convierte en fraude. Por ello, hacemos un llamamiento urgente a las autoridades que han de velar por la defensa de la integridad del espectáculo, de los que pasan por taquilla y del Reglamento de Espectáculos Taurinos.

integridad

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información