Tertulia con Don Victorino Martín

Una vez concluida la temporada, un alivio para inyectar de dosis de TORO a la afición son las tertulias taurinas. La Asociación el Toro de Madrid con gran trabajo y esfuerzo, programa año tras año, tertulias con el máximo interés y actualidad para el aficionado, convirtiéndose sin duda en referente en esta época del año.

Por ello el pasado jueves 3 de noviembre, se inauguró el ciclo de tertulias invernales de la Asociación El Toro de Madrid, cuyo primer invitado fue el ganadero triunfador de la temporada D. Victorino Martín. Con un lleno en la sala de “No hay billetes” y con puntualidad taurina, empezó la tertulia a cargo del presidente de la Asociación, D. Roberto García Yuste, realizando un resumen de lo que ha sido la temporada 2016, y con un recuerdo especial al torero tristemente fallecido, Víctor Barrio.

LEER PRESENTACIÓN DE DON VICTORINO MARTÍN

Debutaba en la presentación a un invitado, el aficionado y socio de la Asociación, D. Miquel Requis. Tras un sentido recuerdo al torero Víctor Barrio, Miguel Requis aportó frases célebres del ganadero y un resumen de los éxitos de la ganadería de este año (entre ellos los indultos de “Cobradiezmos”, “Plebeyo” y “Platónico”) y datos de su historia en la plaza de toros de Madrid. Es la ganadería con el único toro indultado en Las Ventas, “Velador”, la ganadería con más toros de vuelta al ruedo en el coso venteño (dieciséis), la ganadería con más azulejos en la Venta del Batán, como premio al toro más bravo de San Isidro de ese año y el ganadero con más azulejos en el patio de arrastre de Las Ventas, premio por la corrida más completa. 

Tras la magnifica y detallada presentación, D. Victorino Martín García tomó la palabra, en primer lugar agradeciendo la invitación y alegrándose de la gran cantidad de asistentes y de caras jóvenes que había en la sala.

Comenzó su intervención puntualizando que su padre, D. Victorino Martín Andrés es el único ganadero que ha salido cuatro veces a hombros por la plaza de toros de Las Ventas, y en dos ocasiones fue llevado a hombros dando la vuelta al ruedo. Realizó un repaso a la historia de la ganadería, en el que D. Victorino Martín Andrés, en los años 60, en plena plenitud de El Cordobés, apostó por el TORO y su integridad.

Debutó en Madrid, con tres corridas de toros en el año 1968, y al año siguiente llegó el primer gran triunfo de la ganadería, en la corrida del famoso toro “Baratero”, lidiado por Andrés Vázquez. En esa época nadie creía en Victorino Martín, llamado en esos momentos “El paleto de Galapagar”, pero Madrid si creía en él y en sus toros.

Durante los años 1972-1982, llegaron los mayores éxitos de la ganadería e hizo toda la base de lo que es su historia. Tanto fue así que todos lo ganaderos que lidiaban en Madrid, cobraban por sus corridas 300.000 de las antiguas pesetas, y Victorino Martín fijó por sus corridas un precio de 500.000 pesetas.

En los últimos años, han lidiado buenos toros en Madrid, pero para el ganadero falta una corrida completa, siendo la última gran corrida la del 2003, en el que si Esplá, Cid y Robleño, hubiesen estado más acertados con los aceros hubieran salido a hombros. Victorino Martín busca un toro completo en todos los tercios y que hoy en día, esas corridas de antaño, esas corridas duras que lidiaban los aficionados lo agradecerían pero para el público en general, seria difícil de entender.

El toro “Cobradiezmos” es una declaración de intenciones para el futuro y lo que quiere en la ganadería y se sintió muy orgulloso del festejo celebrado en Illescas, en la llamada “Corrida Total”, a pesar de que hubo profesionales que intentaron boicotearla. Apuesta por defender los tres tercios, lucir a los toros, y sobretodo cuidar el tercio de varas.

Afirmó que la suerte de varas hay que revisarla, en el que hoy en día los picadores montan mejor a caballo y con mucha afición, pero pican peor a los toros:“Mientras que no se tire el palo, jamás cogeran bien a los toros”. También profundizó en varios aspectos de la suerte de varas, como el caballo y la puya que están sobredimensionados y el peto es de un material rígido y plastificado para que dure más, que lo único que consigue es que el toro se choque sobre una masa, dura y rígida.

También declaró que no se pueden confundir, kilos con trapío, asegurando que todos los toros que han triunfado en Madrid, tenían un peso no superior a los 520 kg.

Por último defendió que el sector taurino debe de unirse de una vez ante los ataques de terceros y asegurando que sería muy positivo que los aficionados y el sector, se movilizaran o se manifestasen a favor de la fiesta, ya que es el segundo espectáculo de masas de este país. Mucha culpa tienen también los medios de comunicación ya que tan solo informan cuando hay alguna desgracia o algo muy puntual, como por ejemplo el indulto de “Cobradiezmos”.

A continuación llegaron las preguntas de los asistentes, por ello la primera pregunta fue clara y directa, sobre la presentación de los toros de Victorino en los últimos años en Madrid: “Habido toros bien presentados, lo cierto es que el resto de los toros ha subido. Cuando nosotros debutamos en Madrid, los veterinarios de la época dijeron que era la corrida con más trapío después de la Guerra Civil, pero viendo fotos era la hija de los que se lidian hoy. La diferencia entre el toro nuestro y el de los demás era monumental, pero ser más que los demás ganaderos en presentación es muy difícil”.

Se estableció una comparación entre dos grandes toros, “Cobradiezmos” indultado en Sevilla este año y “Murciano” toro de vuelta al ruedo lidiado en Madrid en 2002, en el que en alguna ocasión el ganadero afirmó que fue uno de los toros más bravos que había visto: “Comparar si un toro es más completo que el otro es muy difícil, pero solo se permite indultar desde el año 92 en corrida normal, no estamos acostumbrados a indultar. Las tres veces que he escuchado hablar de indulto en Madrid fue con “Velador”, “Murciano” y un novillo de Las Ramblas que lidió Rafaelillo en la presentación de José Tomás en Madrid. En Madrid no es fácil indultar ni lo va ser nunca”

Después el ganadero aclaró que la verdadera dimensión de la bravura de un toro se muestra con los resultados de sus descendientes, y que con “Murciano” nunca se podrá saber, sin embargo con “Cobradiezmos” tiene la esperanza de que trasmita las muchas virtudes que tuvo el toro a sus hijos.

Se cuestionó si el toro “Cobradiezmos” indultado este año en Sevilla, de haberse lidiado en Madrid, si se hubiese indultado: “Fue un indulto muy de verdad, y que con esa forma de embestir, humillar, transmisión, si se hubiesen dado las circunstancias, en Madrid si no se indulta, hubiera faltado poco”. Decidieron que en cuanto se curó “Cobradiezmos” de las heridas se le junto con un grupo de unas 20 vacas, para que se recuperase mejor, aunque afirmó que pensarán y meditarán un lote de cubrición de vacas a medida para el siguiente año.

Sobre los toreros “especialistas” que han toreado su ganadería:“Habido grandes toreros y especialistas de nuestra ganadería y considero que es fundamental, además estamos muy agradecidos a los toreros ya que se han jugado la vida con nuestros toros y han propiciado que sigamos nuestro camino. Para mí es una sorpresa muy grata la aparición este año de Curro Díaz con nuestros toros, ha cuajado toros con una categoría enorme. Además de los conocimientos y oficio necesario, tienes que entregarte de verdad para poder torear nuestros toros”.

Declaró que para el próximo año, el nuevo empresario de Madrid, Simón Casas, le ha pedido dos corridas de toros, aunque desconoce fechas y cartel. Sobre la posible encerrona de un torero con sus toros el próximo año: “Hay que tener cuidado con las encerronas, Talavante no estaba preparado, fue un error porque un torero que no había lidiado un toro nuestro no puede encerrarse con seis y menos en Madrid, sin embargo hoy en día creo que si lo esta”.

La siguiente reflexión fue sobre el país vecino Francia, en el que el ganadero aseguró que les ha dado mucho a ellos, y a todo el toreo. Recordó por ejemplo, que las únicas veces que Ojeda o Espartaco han lidiado toros de su ganadería fue en Francia. Además declaró que sin duda es el burladero perfecto para las críticas antitaurinas, son un ejemplo de como hacer las cosas bien ya que allí las ferias las confeccionan los aficionados.

A continuación se estableció un interesante debate sobre encastes, y concretamente sobre el grado de proporción que la ganadería tiene de Albaserrada y Saltillo: “El Conde de Santa Coloma es hermano del Marqués de Albaserrada, y desde que compra el Conde de Santa Coloma lo de Saltillo empieza a eliminar todo lo ibarreño por dos formas; Una por venta directa a otros ganaderos como Graciliano Pérez Tabernero, Coquilla, Anastasio Martín y Duque de Tovar, y otra forma y reconocido por él en la Edad de Oro del Toreo de Corrochano, dice que desde que compra lo de Saltillo, todos los sementales que echó a las vacas son de Saltillo”. Siguió aportando datos; “es más, en la ganadería de Buendía hasta su partición, se conservaba un hato de vacas puras de Saltillo, donde sacaban la mayoría de los sementales. Yo esto no lo comprendí hasta que no llegue a México, porque al toro bonito de Saltillo se le dice que es Santa Coloma y al toro cornalón de Saltillo, se le dice que es Saltillo. Por lo tanto Santa Coloma es una derivación de Saltillo”.

El ganadero fue tan claro en su argumento que llegó asegurar que: “Donde este el cárdeno, ese cárdeno uniforme que todos conocemos, está Saltillo detrás, por lo tanto para mí y se lo he dicho a los dos ganaderos, en Miura y Pablo Romero, aunque nunca nos expliquen el porque pero tienen el toque de Saltillo, seguro”.

Se preguntó al ganadero sobre cuando veremos en Madrid al otro hierro de su casa, Monteviejo: “Este año hemos lidiado seis novilladas con buen resultado, no tenemos toros para el próximo año, queremos ir despacio”. La otra ganadería que posee, Urcola, afirmó que esta en venta, y que espera encontrar a la persona seria y adecuada que la quiera adquirir.

Volvió a la sala, el debate sobre la suerte de varas, y ante las posibles mejoras que se podrían realizar, como por ejemplo la reducción de la puya. D. Victorino Martín aclaró que su familia ha peleado y luchado por defender la suerte de varas, hasta tal punto que provocaron que se suspendiera una corrida en San Isidro de 1978. Para el ganadero uno de los problemas que suceden, es que están solos en esta defensa, y no hay unión por ninguna de las partes.

Por último y no menos importante se habló de cuales fueron los resultados como semental de la ganadería del único toro indultado en Las Ventas, “Velador”: “Nos dio productos muy importantes, fue un toro que dio casta y profundidad. Tal vez nos dio menos de cara en los toros, pero no me preocupa, porque nuestras vacas tienen mucha cara”.

Tras afirmar, “no os preocupéis, somos toristas y lo seguiremos siendo” terminó esta extraordinaria tertulia y despidiendo la sala a D. Victorino Martín con una gran ovación, ¡muchas gracias y suerte GANADERO!

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información