Reflexión sobre la reunión mantenida con la Fundación El Toro de Lidia

El pasado sábado 14 de Enero la Asociación El Toro de Madrid fue invitada a una reunión de jornada de trabajo de la Fundación El Toro de Lidia.

La Fundación tiene como fin, fomentar, conservar, mejorar, defender, promover, divulgar el toro de lidia y la tauromaquia, como cultura y disciplina artística, en todos los ámbitos, aspecto material e inmaterial y sectores, facilitando y velando por el derecho de todos a su conocimiento acceso y libre ejercicio en todas sus manifestaciones. Pero sorprendentemente no quiere defender, proteger la Fiesta Interna, que sin duda es lo más necesario.

Este colectivo al que represento, defendemos el derecho de los espectadores a recibir el espectáculo en toda su integridad, tal como dice textualmente la Ley Taurina. Por eso, somos muchos los que creemos que la Fundación debería denunciar también el fraude que existe internamente en este mundo, que hacen el mismo daño que los antitaurinos animalistas que se manifiestan públicamente, incluso más, pues para muchos de nosotros el cáncer de la Fiesta está dentro, son los propios taurinos.

Cualquier aficionado está satisfecho con la defensa jurídica que está realizando constantemente la Fundación, pues a nadie le gusta que le insulten o le increpen cuando acude a un espectáculo taurino o simplemente por hacer comentarios en las redes sociales. No se puede negar que cada vez hay un mayor ataque de lobby antitaurino, bien organizado y con el único objetivo de acabar con la tauromaquia.

Hasta aquí de acuerdo. Otra cosa es con los medios que se hace, quienes, cómo y sobre todo su financiación. Sorprende las exageradas cifras que necesitan para su funcionamiento, según explicó Borja Cardelús, director general de la Fundación, se necesitan alrededor de un millón de euros anualmente para un plan estratégico y para la defensa jurídica sólo y exclusivamente contra los ataques de insultos, agresiones o amenazas de los antitaurinos. Ahí es dónde saltan dudas. La defensa jurídica la lleva a cabo uno de los despachos de abogados más importantes de España con lo que eso significa económicamente: Cremades & Calvo-Sotelo. Los Patronos dan que pensar y crean dudas estando a la cabeza Carlos Núñez, presidente de la UCTL, Juan Diego, matador de toros y Manuel Martínez Erice conocido por todos.

Para esa financiación, se ha pedido constantemente el esfuerzo económico del aficionado. Los profesionales como toreros, ganaderos o empresarios, aunque no todos, han aportado algo voluntariamente. Yo como representante de una asociación de aficionados me opongo a que los aficionados nos obliguen a aportar más dinero.

Nosotros cumplimos con nuestra obligación, compramos con nuestro dinero y esfuerzo nuestra entrada del espectáculo y no permitiremos que se nos incremente su precio para tal financiación cuando esos profesionales no lo aportan o son los culpables por los que este espectáculo haya decaído. La financiación, el dinero siempre ha sido un tema delicado en el tema taurino, tenemos el ejemplo de no hace mucho tiempo de la Mesa del Toro… juzguen ustedes.

La Tauromaquia hay que arreglarla a la vez, internamente y externamente, pues me reitero en que el fraude de la Fiesta hace el mismo daño que los ataques antitaurinos.

Escrito por Roberto García Yuste. Presidente de la Asociación El Toro de Madrid.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información