Trágica novillada, con visitas a la enfermería

1º novillo, de nombre Inductor, negro de capa de 475 Kg. En los primeros lances, entró humillando a los vuelos del capote. Lo colocaron en corto en el caballo, cabeceando en la pelea y salió suelto. En la segunda entrada, recibió un picotazo trasero, volviendo a salir suelto. En la muleta, fue noble y repetitivo. Recibió algunas palmas en el arrastre.

2º. Lanceto, negro salpicado de 460 Kg. Fue protestado de salida por falta de trapío, huido y sin fijeza, arremetió en el caballo que hace puerta sin poder ser enganchado. En la segunda entrada, lo llevaron al piquero de contraquerencias y recibió un leve picotazo, cambiándose el tercio sin ser picado. En la muleta, metió la cara, pero sin humillar. Fue pitado en el arrastre.

3º Jardinero, negro listón de 440 Kg. Toóo la capa sin fijeza y sin poder ser sometido Flojo de los cuartos traseros. Tomó la 1ª vara, recibiendo un picotazo en el brazuelo. La segunda vara fue trasera, cabeceó en la pelea y saliendo suelto. En la muleta. Calamocheó sin entregarse en ningún momento. Su comportamiento fue premiado con leves pitos.

4º Princeso, castaño salpicado de 458 Kg. Protestado de salida, por mala presentación, en tipo y cara. En la 1ª entrada se fue al encuentro, donde recibió un puyazo trasero. En la segunda entrada, acudió en corto, apretó algo más pero salió suelto. En la muleta, tuvo nobleza, aunque sacó genio al no ser sometido por el torero. Silencio.

5º Latero, negro listón de 480 Kg. Tomó la capa con la cabeza alta y sin humillar. La 1ª entrada al caballo cabeceó, empujó sin clase y derribo al montado, demostrando este, poca habilidad en el manejo del jaco. En la 2ª recibió un picotazo trasero. En la muleta, buscó, revolviéndose con fiereza y ante la falta de dominio de su matador terminó haciendo presa. Silencio.

6º Hojalatera, negro de 479 Kg. Tomó el capote sin fijeza y sin ser sometido La 1ª vara la hizo metiendo los riñones, empujando y apretando, y la 2ª fue castigado trasero, saliendo suelto. Con la pañosa, sacó casta, dando embestidas continuas, acompañadas de genio, faltándole entrega. Silencio.


Durante la lidia del quinto novillo, ingreso en la enfermería Miguel Ángel Pacheco al sufrir una herida por asta de toro en tercio medio de cara interna muslo derecho con una trayectoria hacia arriba de 25 cm. Que produce destrozos en musculo vasto interno y contusiona paquete vasculo nervioso. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros, siendo trasladado al Hospital S. Francisco de asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico: Grave Firmado Dr. García Padros.


MARIO PALACIOS de tabaco y oro. Le tocó el mejor lote demostrando no estar a la altura de las condiciones de sus enemigos. Recibió a su primero con unos lances de capa, el novillo embestía humillando. Lances que fueron jaleados. Con la muleta empezó con unos estatuarios rematándolos por bajo que fueron ovacionados, siguió con unos derechazos que le faltaron temple para llegar a los tendidos. Cambió a la izquierda y dio otra tanda dejándose enganchar la muleta y fuera de sitio, demostrando estar por debajo de la embestida y nobleza que el novillo ofrecía. Mató de estocada algo trasera, yendo a morir fuera del tercio. Sonaron algunas palmas y salió a saludar por su cuenta. En su segundo lo recibió con rodilla en tierra dándole un lance de capa rematando con una media del que salió suelto. Con la muleta empezó toreando con la derecha dando una tanda pero fuera de cacho y sin dominio, el novillo le iba comiendo los terrenos hasta que llego lo que nos temíamos: al dar un pase con la izquierda el animal lo levanto metiendo el pitón izquierdo por el escroto y a la caída lo hirió en el muslo izquierdo. Le hicieron un torniquete para poder continuar con la faena, dando una tanda por la derecha antes de entran a matar. Se tiro cobrando una estocada algo desprendida. La emoción por el trance sufrido, llevo a una parte de público a pedir la oreja y ante tal solicitud, el Presidente se doblego a su concesión.

MIGUEL ÁNGEL PACHECO de grana y oro. Hacia su presentación en Madrid y aunque venia de torear 20 festejos la temporada pasada, se noto que le falta todavía mucho camino por hacer. A su primer novillo, lo recibió con rodillas en tierra para dar unos lances de cualquier manera, siendo mejores los que dio a continuación de pie. La faena de muleta la empezó yéndose hacia los medios para hincar las rodillas y dar a continuación unos trallazos sin fundamento torero, a continuación fue atropellado y zarandeado, con la suerte de mantenerse en pie, el novillo estaba entero, ya que no fue picado y al intentar darle un derechazo, este se lo echó a los lomos librándose a la caída de sufrir un gran percance ya le metió el pitón por la axila, pero no le caló .A la hora de matar necesito de un pinchazo tendido que escupió, otro pinchazo, estocada baja atravesada, rematándolo con cuatro golpes de verduguillo sonando un aviso.. En su segundo, el animal tomaba el percal con la cara alta saliendo suelto. Con la muleta, dio una tanda de derechazos sin colocación ni mando y en la segunda fue empitonado por el muslo derecho siendo retirado por su cuadrilla a la enfermería. El novillo fue despenado por Adrien Salec de estocada.

ADRIEN SALEC de azul cielo. También hizo su presentación en las Ventas, viniendo de torear, 15 festejo la temporada pasada en varias plazas importantes de Francia -en donde se suele lidiar un toro de encaste y diferente al lidiado aquí- A su primero, apenas lo pudimos ver de capa ya que el novillo salió airoso y sin fijeza. Empezó la faena de muleta sacándole a los medios para dar unos derechazos con dominio pero poco mas pudo hacer ya que su enemigo, por su falta de fuerzas, echaba la cara alta y no terminaba de pasar por el engaño. Lo mató tirándose a la cara, cobrando una buena estocada que fue suficiente. Se oyeron algunas palmas y al salir a recoger la ovación, sonaron varias protestas, metiéndose rápido para dentro. A su segundo lo citó de capa de salida y no lo pudimos verlo ya que salió suelto sin poderlo fijar. Con la muleta, se fue haciendo con él, ya que fue un novillo encastado que apenas se paraba y con valentía y destreza llegó a dominarlo. Lo mató de estocada algo desprendida, sonando un aviso, y de un golpe de verduguillo. A la caída de este, recibió una fuerte ovación.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información