¡Vaya semana!

Festejo del día 18/05/2017

Corrida de toros del hierro Parladé de Juan Pedro Domecq, remendada con un cuarto anunciado de El Montecillo, del mismo encaste. Devuelto el segundo del hierro titular salió el primer sobrero también de El Montecillo. Desiguales de presentación, los parladé feos, sin trapío para esta plaza y algunos muy anovillados, flojos, que mansearon y fueron muy descastados; los del otro hierro tuvieron más presencia y cuajo parecían sus hermanos mayores aunque tampoco brillaron por bravura y casta. Tarde de buena temperatura pero con mucho viento. Casi tres cuartos de entrada, asistió a la corrida el Rey Emérito Don Juan Carlos, al que Fandiño brindó su primer toro.


Presidencia: el festejo fue presidido por Jesús María Gómez, que aprobó una corrida remendada tras examinar muchos toros y no poder aprobarla completa; pues si no hay toros, se desecha y punto; que no se lidie, pues es bastante vergonzoso que salga el ganado que salió, ¡cómo serían los que trajeron en primer lugar!, Hizo bien en devolver el inválido segundo y mal en dar una oreja que a mi parecer no tuvo petición mayoritaria pero esto es así una tarde y otra. Trofeos pedidos de verdad por la mayoría de la plaza se ven ya muy pocos.

Cuadrillas: Desatacar el tercio de banderillas de Mellinas y Castellanos al primero, de nuevo la impecable actuación de Ángel Otero al sexto y la pésima lidia al que salió quinto de Fandiño llevándose un buen susto Manuel Martínez tras una torera actuación echándole valor.

Tercio de varas: muy mal, sin colocar y casi todos los puyazos en mal sitio, traseros o bajos; algunos apenas fueron picados saliendo sueltos del caballo sin mostrar pelea en el primer tercio.


Primer toro. Noctámbulo de 567 Kg. Un novillo auténtico, sin trapío, manso, protestado de salida y cabeceando en el caballo. Picotazos traseros y bajos, saliendo suelto y a trompicones. Silencio en el arrastre.

Segundo toro, Lingotazo de 545 Kg. Muy protestado por su nulo trapío y anovillado, flojo. Es devuelto al corral.

Segundo toro bis, corre el turno y sale Novelero de 565 Kg. También con protestas por carecer de trapío, feo de hechuras, un novillo, flojo y perdiendo las manos a la salida del caballo; sin picar recibe dos picotazos saliendo a trompicones y cabeceando de la suerte. Pitos al toro.

Tercer toro, Lustroso con 487 Kg. de vergonzosa presentación, un novillo impropio en esta plaza, recibió muchas protestas y no debió ser aprobado como los anteriores, manso y sin casta. Recibe dos picotazos traseros, sin picar. Silencio en el arrastre.

Cuarto toro, Chispero, de El Montecillo con 547 Kg. con más presencia pero también manso con más movilidad, fue picado en el reserva empujando un poco y en el de la contraquerencia se empleó algo más, picotazo y puyazo trasero de metisaca. Silencio al toro.

Quinto toro, Acobardado primer sobrero, de 562Kgs. Manso que desarrolló peligro y recibió una lidia pésima, con más trapío; Picotazo trasero y puyazo más delantero del que se duele el toro quitándose el palo, sin empujar; Pitos en el arrastre.

Sexto toro, Helénico de 541Kgs.Inválido de los cuartos traseros, con protestas de salida pero que se movió más y desarrolló algo de bravura. Puyazo y picotazo que empujó más que el resto, tapándole la salida, saliendo de la suerte con la cabeza levantada. Silencio en el arrastre.


Curro Díaz de “rosa pálido y oro”; Media estocada baja, silencio. Pinchazo hondo, bajo y trasero, Silencio y algunas palmas.

Iván Fandiño de “malva y oro”. Estocada trasera, atravesada y desprendida. Ligeras palmas. Estocada hábil y necesitó de cinco descabellos para que el toro cayera, pitos y bronca al torero.

David Mora “vestido de verde manzana y oro”. Estocada trasera y algo atravesada, palmas y saludos desde el tercio. Estocada en buen sitio, oreja con protestas.


¡Vaya semana! Solo son ocho días pero parece una eternidad. No ha habido nada, las ganaderías todas del encaste Domécq, un desastre y los toreros…pues qué les voy a decir como perdidos, desorientados, anodinos…alguna excepción hay pero tan pocas y en el gremio de los banderilleros, -¡Otero vuelve!- Y eso que las ternas eran del agrado de la afición y algunos muy esperados y con bula venteña. Dicen las lenguas oficiales del taurinismo que estamos protestando mucho, pero ¡si somos unos santos! En otros tiempos las protestas se hubieran oído en Cibeles. Cómo no protestar si salen unos toros sin trapío como la corrida de hoy, manseando, flojos y cuando sale alguno bueno, ha habido dos o tres, el torero de turno se desentiende o lo torea “a la moderna” es decir sin torear, y se le va crudito con las orejas puestas. Faenas con emoción ninguna y ya se sabe, en esto del toreo si no hay emoción porque no hay toro, nada tiene sentido. Y no olviden quienes pagamos somos nosotros, los que protestamos.

Pero vayamos a lo que hoy he visto y a mi parecer ha sido la tarde. Desastre de ganado que no se debió aprobar por los veterinarios ni por Don Jesús Gómez. Como he dicho, si no hay parladés para Madrid, pues que no vengan; pero esta “novillada” descastada y mansa es impresentable, demasiado poco se protestó. Hasta hace podo las figuras no querían ver este hierro, pero después de hoy seguro que se apuntan. Y tras la dicho poco se puede añadir de lo que hicieron los toreros.

Curro Díaz, figura esperada siempre en Madrid que sabe valorar sus pellizcos de arte y torería, no hizo nada a su primero. Si le recibió con bonitas verónicas, pero tras un trasteo con la muleta propinó derechazos vulgares, rectificando terrenos, el toro flojo y manso no pasaba y se quedaba corto por lo que no había ninguna emoción; ni siquiera nos dejó algún detalle pinturero tan de la casa, nada de nada. En el cuarto quiso arreglarlo un poco, pero el manso de libro no quiso pelea y él tampoco; mal con la derecha, enganchones con la izquierda, con la pierna retrasada, siempre fuera…se oyeron algunas palmas de tango pidiéndole brevedad. Díaz nos ha defraudado en las dos tardes, tiene crédito pero…

Fandiño, ¿pero estaba en la plaza…? , este torero lleva perdido dos temporadas en Madrid y no se encuentra; yo al menos no lo veo. A su primero le propinó una faena de aliño sin emoción, es verdad que el novillote nada se merecía pero tampoco él tenía ninguna gana y para colmo no entendía que se le protestara, ¡qué cosas! Vulgar sin cruzarse sin bajar la mano, y si se cae que se caiga, rectificando, trapazos. Al quinto manso peligroso, no lo quiso ni ver y ¡claro que tenía su lidia!; algunos le gritaban !machetéalo por bajo y a matar¡ pero él como sordo, se arrugó y debió pensar pues aquí para ná, ná…y nos dio un sainete con el descabello a un toro que estaba crudo y se puso muy difícil en la suerte final. Muy mal Fandiño; vuelve el día 29 pero veo difícil que remonte su apatía y desgana.

David Mora hacía el paseíllo después del fracaso de no poder matar a un toro en su tarde anterior. Eso puede pasar y de hecho a grandes toreros les ha pasado y luego han salido por la puerta grande; claro que no lo vamos a recibir con aplausos como quieren algunos revisteros. A su primero le propinó un comienzo de faena muy de su estilo pases por alto, por detrás sin obligar al toro, hacía viento y no era lo más indicado. Insistió con derechazos sin temple hacia fuera, muy modernos; con la izquierda lo intentó el toro no pasaba y se puso muy pesado, enganchones y vulgaridad.

Con el sexto fue otra cosa, el animal fue el que más bravura mostró, aunque tampoco crean que era nada del otro mundo, pero si se movía con más fuerza y seguía la muleta con más codicia; una primera tanda de derechazos de rodilla muy torera calentó al personal ahíto de tocar las palmas, derechazos de pié a en una primera tanda francamente buena, lo mejor de la faena, le da distancia pero poco a poco la fue recortando llegando a un toreo encimista que ahogaba al animal, para aprovechar el viaje del toro. Eso sí, con la pierna retrasada y abusando de pico; ya con la izquierda el toro pasaba menos y los enganchones deslucieron la faena. Con el público animado y ganas de marcharse tras una estocada hábil, se pidió la oreja algunos querían así consolarle del fiasco del día 13, ¡pero si somos hermanitas de la Caridad!; no con mayoría de pañuelos pero claro el usía cuenta con un ábaco especial. Y tan contento se fue a su casa, pero que no se crea ha hecho nada especial. Fin de la tarde y de esta crónica, ahora el lector que proteste cuanto quiera.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información