“Iván Fandiño siempre en el recuerdo de la afición”

Novillada de triunfadores – 18 Junio 2017

En tarde muy calurosa y con un tercio de entrada, se ha celebrado la novillada de triunfadores correspondiente a la primera mitad de la temporada venteña. Cuatro novillos de la ganadería de José Luis Marca, procedencia Juan Pedro Domecq Díez, remendada con dos de El Cortijillo, origen Carlos Núñez y Alcurrucén, lidiados en quinto y sexto lugar. Variada de capa. Aseada de presentación salvo el abecerrado segundo que fue protestado de salida y que no debió de ser aprobado. Noble y mansa en líneas generales.


Ángel Jiménez, de blanco y oro. Media estocada trasera y tendida (saludos tras aviso). En el cuarto, pinchazo y estocada (saludos tras aviso).

Ángel Sánchez, de grana y oro. Estocada trasera (tímidas palmas). En el quinto, estocada (saludos).

Jesús Enrique Colombo, de nazareno y oro. Estocada (silencio). En el sexto, estocada entera (oreja).


Presidente: Don Justo Polo Ramos. No debiéndose de ser aprobado el novillo lidiado en segundo lugar. Sin muchas complicaciones durante la tarde. Bien en aguantar el cambio de tercio en el sexto pues únicamente se le habían administrado dos picotazos al utrero. En el mismo concedió la oreja habiendo petición.

Tercio de varas: Mansa en general, protestones, sin codicia ni celo en los caballos. Mal los del castoreño, picotazos traseros y caídos, y no rectificando en el sitio.

Primer novillo: Amante (43): Noble. En el primer encuentro al caballo acude al relance siendo su juego protestón hasta derribar al jaco. No se emplea en su segunda acometida recibiendo un picotazo caído. Palmas.

Segundo novillo: Aguaclara II (28): Impresentable. Muy justo de presentación. Irregular. Justo de fuerzas. Medio empuja en su primer encuentro al caballo recibiendo un puyazo trasero. Se duele en su segunda entrada recibiendo la vara en el mismo lugar. Ovación.

Tercer novillo: Iluminado (34): Se paró en seco en la muleta. En ambas entradas al caballo recibe puyazos traseros y paletilleros provocando la indignación del respetable. Silencio.

Cuarto novillo: Aguaclara I (6): Manso. Se le tapa la salida tras acudir al caballo que guarda la puerta recibiendo un largo puyazo. Acude a su segundo encuentro al relance recibiendo un mínimo picotazo. Palmas.

Quinto novillo: Musiquero (21): Manso. Acude al relance y se le pica trasero en terrenos del cuatro. Ni Iván García ni Ángel Sánchez consiguen dominar al manso que  vuelve a tomar la segunda vara en los mismos terrenos. Silencio.

Sexto novillo: Rompelindes (20): Manso con posibilidades y calidad en la muleta. Acude al relance y sale huyendo en cuanto siente la puya. En su segundo encuentro, que no puyazo, vuelve a salir suelto tras recibir un leve picotazo hasta el caballo que guarda la puerta en el que nuevamente es señalado. Hay un leve simulacro de realizar la suerte en terrenos del nueve, pero de nuevo, y fiel a su encaste, sale despavorido. Silencio.

 

Cuadrillas: A reseñar la brega de Marco Galán en el tercero. Saluda Iván García tras parear en el segundo.

 Otros: Banderas a media asta, paseíllo desmonterado sin música, emocionante y respetuoso minuto de silencio dirigido por el presidente y atronadora ovación en recuerdo del torero de Orduña Iván Fandiño tristemente fallecido un día antes en Aire-Sur-l Ádour a consecuencia de una fatal cornada. Una pancarta en el tendido 7 rezaba “Iván Fandiño siempre en el recuerdo de la afición”. Lazos negros en los ternos de los tres novilleros y cuadrillas. Los tres espadas le brindaron un novillo mirando al cielo.

Abría plaza el novillero ecijano Ángel Jiménez, que cortó una oreja a un novillo de Conde de Mayalde en su debut en Las Ventas el pasado 7 de mayo.

Aunque se mantuvo despegado y sin cruzarse en el primero de la tarde se pudieron apreciar sus buenas maneras con la mano zurda en el que consiguió sacarle tres buenos naturales a un novillo que obedeció bien a los engaños. Alargó en exceso una faena de altibajos. En su segundo, siguió sin ceñirse, pero a suerte cargada con el castaño manso, en el que de nuevo logró sacarle algún muletazo suelto por ambos pitones. La tanda más lograda llegó por el lado derecho. Pinchó.

Ángel Jiménez únicamente toreó una novillada a lo largo de toda la temporada pasada.

 

 

Una gran faena a un novillo de La Quinta el 2 de abril habían hecho meterse al madrileño Ángel Sánchez en el cartel de triunfadores. Trenzaba su tercer paseíllo de la temporada en Las Ventas.

Debido a la débil condición de su primer oponente el novillero madrileño no pudo expresar su concepto. Justo de fuerzas el primero de su lote y que perdió las manos en alguna ocasión no pudo apretarle por el lado izquierdo todo lo que hubiese querido y de esta manera llegar más a los tendidos. Se afligió el novillo en exceso cuando ya probó los engaños por el lado derecho y el colmenareño se tuvo que dedicar a cuidar a su oponente.

Fue en el quinto en el que se pudo ver más su concepto, con unos torerísimos derechazos templados en los terrenos del cuatro. Por el lado izquierdo lo más destacable fue un soberbio pase de pecho. Faena venida a menos que alargó en exceso.

Había ganas de ver a Colombo tras el buen sabor de boca que nos dejó la tarde de su debut en Las Ventas en la pasada Feria de San Isidro el 22 de mayo.

Recibió el venezolano al primero de su lote con una larga cambiada de rodillas en el tercio. Continuó el lucido saludo capotero a la verónica hasta sacárselo a los medios. El de José Luis Marca, y tras una extraordinaria lidia de Marco Galán, echó rápidamente el cierre nada más comenzar la faena de muleta lo que obligó a Colombo a abreviar.

El remiendo de El Cortijillo, de inconfundibles hechuras Núñez, manseó de inicio. El venezolano consiguió meterlo en la muleta con unos vistosos doblones sacándoselo hasta los medios y unas más que logradas tandas por la derecha. Cuanto más le exigía, más se entregaba el colorado. Bajó algo la intensidad de la faena por el lado izquierdo en el que logró sacar algún buen muletazo suelto. A medida que pasaba la faena, el recorrido del novillo se iba acortando. Como colofón, Colombo realizó magistralmente la suerte de matar al volapié que le valió la oreja por parte del respetable.

Colombo pareó ambos novillos mostrando su capacidad, conocimientos de terrenos y cuadrando en la cara. La disposición, voluntad y ganas del venezolano estaban patentes. Está en novillero.

 

 

 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información