Buenos animales de Pablo Mayoral en la primera y desangelada nocturna

Cinco novillos de Toros de Pablo Mayoral y 1 novillo de Mercedes Figueroa (5º), aseados de presencia. De juego desigual, aunque destacaron el (1º, 5º y 6º).


Lagartijo (nuevo plaza)(espuma de mar y plata) silencio y silencio tras 2 avisos.

Tibo García (nuevo plaza)(tabaco y oro) silencio tras aviso y silencio tras 2 avisos.

Adrien Salenc (canela y oro) silencio y ovación tras aviso.


1º G. TPM – L – 11/13 – Respetuoso – cárdeno listón – 507kg – 99

Le dejaron un primer puyazo muy mal colocado, bastante bajo y trasero, a pesar de ello la res estuvo pegando algunos arreones en el peto medio cumpliendo. Luego en la muleta tuvo cierta movilidad, dejándose, sobre todo por el pitón derecho, por el izquierdo también se dejo pero le costaba un poco más arrancarse a los engaños. Cuando tocaba la muleta del novillero, protestaba bastante, tirando la cara alta.

2º G. TPM – TG – 12/13 – Churreon – cárdeno de capa – 490kg – 132

El animal no terminó de romper nunca en su condición, teniendo desde el inicio poco dentro. Por el pitón izquierdo la res embestía con bondad, pero era al paso y sin ningún tipo de celo. Terminó completamente parado y aplomado, faltándole mucha más casta y raza.

3º G. TPM – AS – 11/13 – Churrero – cárdeno claro – 502kg – 121

En los primeros tercios, dio claros síntomas de estar muy justo de fuerzas, perdiendo en varias ocasiones las manos. Después el animal embestía a la muleta con bondad, pero daba síntomas de estar muy medido, por lo que no se le podía obligar nunca por bajo, ya que si no claudicaba.

4º G. TPM – L – 12/13 – Violinista – cárdeno oscuro – 520kg – 137

En los primeros tercios, la res estuvo bastante abanto en su condición, no siendo nada fácil en el tercio de banderillas y propinándole muchos capotazos en una mala lidia. En el último tercio la res lamentablemente se vino muy a menos, acabando muy parado y agarrado al piso. Le faltó mucha más casta y raza, pudiendo acusar lo mal que le hicieron las cosas en los primeros tercios.

5º G. MF – TG – 11/13 – Cuervito – berrendo en castaño – 504kg – 65

Le dejaron un excesivo castigo en varas, haciéndose el animal el dueño del ruedo, sin que nadie consiguiera pararlo. A pesar del fuerte castigo que recibía en cada puyazo, el novillo se arrancó con muchísima fuerza, poniendo en algún serio aprieto al varilarguero. En el último tercio, no fue nada fácil estar delante de él, sobre todo por el pitón izquierdo, por donde se quedaba muy corto y tirando la cara muy alta, colándosele en algún muletazo.

6º G. TPM – AS – 12/13 – Cartujano – cárdeno de capa – 535kg – 88

Le dejaron dos puyazos bastante fuertes, ante los que la res estuvo cabeceando mucho en el peto, haciendo sonar el estribo en ambos. Luego en la muleta, el novillo sacó gran calidad, un poco mejor por el pitón izquierdo. La res que iba y venía, repitiendo en sus arrancadas, no acusando el excesivo castigo recibido en varas.


Presidente: Justo Polo Ramos, debió de devolver a los chiqueros, el tercer novillo de la tarde, ya que su justeza de fuerzas era muy clara. Aparte no debió de permitir lo mal que se realizo el tercio de varas, tanto en el quinto como en el sexto novillos, en ambos los picadores se excedieron mucho en el castigo.

Cuadrillas: en el quinto novillo (Luciano Briceño) y en el sexto de la tarde (Romualdo Almodóvar), no estuvieron nada acertados en los tercios de varas propinándoles un castigo excesiva y siendo fuertemente abroncados a su salida del ruedo.

Público: tarde noche agradable en lo climatológico. Un cuarto de plaza.


Ya lo dijimos la semana pasada, que las medidas promoción de estas novilladas nocturnas, por parte de la empresa estaban siendo nulas. Por eso no me extraña absolutamente nada, la bochornosa entrada que se registro en el coso de la Calle Alcalá, donde casi no llegábamos ni al cuarto de entrada. A pesar de mi juventud, todavía recuerdo aquellas nocturnas, en las que la plaza se cubría en su media entrada y acudía toda la familia junta. Ya podría tomar nota el empresario Simón Casas y aprender para próximos sábados.

El atractivo para muchos aficionados estaba en ver el juego que daban los novillos de encaste Santa Coloma, de los Toros de Pablo Mayoral. Después de que el año pasado no nos terminara de dejar un buen sabor de boca. Hoy ha salido algunos animales con interés, pero no pudieron verse del todo, por lo poco rodado que estaba los novilleros. El único que nos dejo buenos detalles fue el francés Adrien Salenc, que le toco en suerte el mejor novillo, que fue el que se lidio en sexto lugar.

De la terna, el que mejor impresión dejo, fue el único que no se presentaba en el coso venteño, era el francés Adrien Salenc, que ya lo pudimos ver aquí el pasado mes de abril con una novillada de Los Chospes. Hoy ante su primero, un animal que debió ser devuelto a los chiqueros, por su justeza de fuerzas, no pudo decir mucho a los tendidos. A pesar de ello ya nos dejo atisbos de sus buenas maneras y de que no posee un mal concepto. Lo mato de una estocada desprendida.

Donde realmente gusto a los aficionados, fue en el sexto de la tarde, un animal que a pesar de lo mucho que le dieron en varas, sirvió para el último tercio. Ahí el novillero francés, pudo dejarnos muletazos de calidad, corriéndole bien la mano, sobre todo al natural. Es verdad que todavía tiene algunos defectos a mejorar, como el descargar en ocasiones la suerte y en no terminar de bajarles la mano a los animales, pero ya tendrá tiempo para ello. Gusto mucho que realizo una faena muy medida, no excediéndose en el número de series y cuando esta le pidió la muerte se retiro a por los aceros. Con la espada no estuvo nada acertado, le dejo una estocada muy desprendida de colocación, precedido por un mete y saca bastante bajo, y tuvo que rematarlo con tres descabellos.

Abría cartel, el novillero que se presentaba en Madrid, Lagartijo. Ante el primero de la tarde, no aprovecho en ningún momento las arrancadas potables que tuvo el animal. Se limito a llevarlo a media altura, siempre colocado muy al hilo del pitón y dándole bastante salida para afuera al lance. Aparte de engancharle bastante la muleta, lo que provocaba que la res protestara y se violentara en su condición. Con los aceros le dejo un pinchazo y un pinchazo hondo, viéndose obligado a rematarlo con dos golpes de verduguillo.

Con el cuarto de la tarde, debió de saber controlar un poco más la lidia en los primeros tercios, ahorrando capotazos al novillo. En las primeras series de la muleta, no se confió nunca del todo, con bastantes dudas y sin verlo nada claro. Luego intento justificarse en las dos últimas, al hilo de las tablas del tendido 5 – 6, acortando las distancias, pero no venía a cuento ya que la res estaba muy parada y aplomada, bastante agarrada al piso. Con los aceros tampoco estuvo acertado, dejándole otro pinchazo y un pinchazo hondo y fue pésima su labor con el descabello, salvándose por los pelos de escuchar el tercer aviso presidencial.

El segundo novillero también se prestaba en Madrid, era Tibo García. Con el segundo animal de la tarde no pudo decir mucho a los tendidos, ya que la res se vino muy pronto a menos. Solo se limitaba a acompañar las embestidas de su oponente y en la última serie intento justificarse acortando la distancias, pero la res ya no embestía nada. Le dejo cuatro pinchazos, hasta que la res se terminara echando.

Ante el quinto de la tarde, un animal al que le hicieron muy mal las cosas sobre todo en el tercio de varas, fue abroncado el picador por excederse en el castigo propinado. Después en la muleta, lo empezó probando en dos series con la mano derecha, a las que la res llego con cierta movilidad, pero no era nada fácil, tenía gran peligro sordo. Tibo no lo vio nada claro. Y cuando en la tercera serie, con la mano izquierda, para se le coló de manera muy fea, decidió por abreviar, retirándose a por los aceros. Al entrarle a matar, se le vio también muy desconfiado, costándole mucho cuadrarlo y le dejo una estocada muy desprendida de colocación, precedida de un pinchazo y terminando con un autentico sainete con el descabello, llegando a escuchar los dos avisos presidenciales.

Me preocupa mucho la dirección que se está tomando al frente de la empresa de Simón Casas. Veo que tienen la temporada venteña abandonada por completo y eso no nos gusta nada. Esperemos que esto tome un giro drástico y se dé a la plaza, la importancia que requiere.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información