ISIEGAS SE LLEVA EL LOTE

 

2ª CERTAMEN INTERNACIONAL NOVILLADAS NOCTURNAS   / 22 Julio 2017

En noche agradable veraniega y con más de un cuarto de entrada, se ha celebrado el segundo certamen internacional de novilladas nocturnas. Se lidiaron cinco utreros de la ganadería de Guadajira, procedencia Marqués de Domecq y un sobrero de Couto de Fornilhos, procedencia Conde de la Corte y Atanasio Fernández, lidiado en quinto lugar al ser devuelto el segundo y correrse turno. Correcta de presentación. Justos de fuerzas y juego desigual destacando el lote del novillero Jorge Isiegas.

Pablo Atienza, de azul marino y oro. Estocada desprendida y perpendicular (vuelta al ruedo tras leve petición). En el cuarto, dos pinchazos y estocada caída (silencio).
Jorge Isiegas, de blanco y plata. Estocada que escupe y tres descabellos (ovación con saludos). En el quinto, estocada (oreja).
Juan Silva “Juanito” , de azul celeste y oro. Estocada y dos descabellos (silencio). En el sexto, estocada (ovación con saludos).

Presidente: Don Jesús María Gómez Martín. Mal, debiéndose haber devuelto más de un novillo a chiqueros una vez comprobada su invalidez para la lidia. En el sexto concedió la oreja habiendo mayoría en su petición.

Tercio de varas: A excepción de Francisco Javier Sánchez, un desastre. Mal los del castoreño, sin apenas realizar la suerte como es debido. Traseros y caídos en su mayoría. Apenas pudimos ver colocado en suerte ningún novillo.

Primer novillo: Hereje (33): Bueno por el pitón izquierdo. Muy justo de fuerzas que pierde las manos un par de veces. Animal muy cuidado en el caballo con dos puyazos muy leves de intensidad provocando el descontento del respetable. Silencio.

Segundo novillo (reseñado en 5º lugar) : Natillitas (10): Codicioso y repetidor. En ambas entradas al caballo recibe puyazos traseros y paletilleros provocando la indignación del aficionado. El novillo al salir del primer puyazo sufrió una fea voltereta que le pudo mermar pero finalmente la res sacó movilidad repitiendo en sus embestidas. Ovación.

Tercer novillo: Hoacino (17): Sardo. Poco fondo y deslucido. Midiéndole mucho el castigo en su primera entrada y sin picar en su segunda. Sin apenas transmisión y poco recorrido. Silencio.

Cuarto novillo: Católico (15): Parado y deslucido. Se le pica desastrosamente recibiendo en su primera entrada varios puyazos sin llegar el varilarguero a dar con el sitio provocando un estropicio. Novillo distraído, corto en su recorrido y descastado. Silencio.

Quinto novillo (1º sobrero): Emigrante (39): Buen juego. Exigente algo bronco. El varilarguero, en la primera vara, le estuvo tapando la salida excediéndose en el castigo propinado. En su segunda, es cogido en buen lugar. Ovación.

Sexto novillo: Haloso (24): Rematado y serio venido a menos que cambió constantemente de ritmo. Brusco en sus embestidas. Llega al jaco sin colocar recibiendo dos puyazos traseros. Silencio.

Cuadrillas: Muy poco a destacar, la buena actuación del picador Francisco Javier Sánchez. Bien con los palos Miguel Martín en el primero.

Otros: En la primera plaza del mundo no se debería permitir salir a la res con los crotales puestos. Se deben de cuidar este tipo de detalles.

Se presentaba en Madrid el novillero de dinastía Pablo Atienza, que llegaba a Madrid limpio de paseíllos la temporada pasada. Lo más destacado del debutante segoviano ante el flojo abre plaza llegaría por el buen pitón izquierdo del novillo, llegando a mostrar sus buenas maneras al lograr cuajar algún buen natural templado sin apenas ceñirse, lo que le valió para dar una vuelta al ruedo en una faena que alargó en exceso.

Poca historia y opción hubo ante el desclasado cuarto. Exagerando las distancias con un toreo hacia afuera muy deslucido ante un novillo que carecía de transmisión, humillación y fuerza.

Llegaba con fuerza a Madrid Jorge Isiegas tras la oreja cortada días atrás a un encierro de Los Maños en la feria de Julio de Valencia. Buena tarjeta de presentación nos dejó el maño con un quite por saltilleras, cambiando al viaje del novillo, al primero de Guadajira.

Se llevó un buen lote Isiegas en su presentación en Madrid mostrando disposición, entrega y más oficio, cosa no muy difícil, que sus compañeros. Ante el primero de su lote, un novillo codicioso y repetidor que pedía distancia, consiguió conectar con el público en dos series de derechazos en los que se atisbó templanza. Fue a menos la faena por el lado izquierdo, fuera de toda suerte y echando para afuera el novillo.

Esta vez sí consiguió meter al cornicorto sobrero de Couto de Fornilhos en la muleta. Un novillo que aunque no humilló y calamocheó en exceso tuvo la virtud de la movilidad y de la trasmisión, exprimiéndolo finalmente con dos circulares que conectaron rápidamente con el tendido lo que le valió para cortar un apéndice.

Juanito trenzaba su segundo paseíllo de la temporada en el coso de la calle Alcalá, en la que se presentó el pasado 7 de mayo con utreros de la ganadería del Excelentísimo Señor Conde de Mayalde escuchando una ovación en el primero de su lote.

Lo más destacado de su tarde llegaría ante el rematado y serio sexto. Yéndose a portagayola a recibir al novillo para luego continuar con verónicas de rodillas en un vibrante saludo capotero. También estuvo variado en un quite por saltilleras y gaoneras. En la muleta no se logró acoplar ante las embestidas bruscas, descargando la suerte en exceso y sin colocación alguna.

Poco pudo hacer el luso ante el flojísimo tercero. Un novillo sardo sin apenas transmisión ni fondo.

 

Carlos Rodríguez-Villa

Aficionado y socio de la Asociación El Toro de Madrid

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información