“Los murubes, estuvieron por encima de los novilleros”

Plaza de Madrid 

Sábado 29 de julio del 2017: 3º Certamen Internacional Novilladas nocturnas.

3 novillos de Castillejo de Huebra (2º, 3º, 5º) y 3 novillos de José Manuel Sánchez (1º, 4º, 5º)(segundo hierro), bastante bien presentados, sobre todo el cuajo y hondo que salió en sexto lugar. De juego variado, ante en su mayoría dieron opciones.

Mario Sotos (tabaco y oro) ovación y silencio

José María Pastor (azul turquesa y oro)(nuevo plaza) silencio y silencio tras aviso

Diego Luque (fucsia y oro)(nuevo plaza) silencio tras aviso y pitos tras aviso

1º G. JMS – MS – 09/13 – Florero – negro de capa – 522kg – 76

En el caballo, el animal no se empleo ante el leve castigo recibido. En el último tercio, en las primeras series, el novillo tuvo bastante movilidad, incluso arrancándose de largo, embestía con calidad y bondad prestándose para el lucimiento. Lástima que en los últimas compases, ya comenzara a salir distraído con la cara a media altura, queriéndose desentender de la pelea.

2º G. CH – JMP – 12/13 – Duque – negro de capa – 464kg – 71

Fue al relance al equino, en los dos puyazos que recibió. Después la res tuvo movilidad, pero sin terminar de romper nunca del todo. En ocasiones cuando tocaba la muleta, tenía el defecto de protestar tocando los engaños y saliendo distraído. Le falto un poco mas de casta y raza.

3º G. CH – DL – 09/13 – Pajarero – negro de capa – 465kg – 3

Descastado en el caballo, sin romper ante el castigo recibido en varas. En las primeras series de la faena de muleta, el novillo embestía pero sin romper del todo, tirando la cara alta al final del lance, tocándole la franela. Luego se paro y aplomo bastante, faltándole mucha más casta y raza, a la hora de embestir a los engaños.

4º G. JMS – MS – 12/13 – Potrico – negro de capa – 523kg – 84

Estuvo muy abanto en los primeros compases, saliendo muy suelto de los capotazos. En el tercio de varas, en el primero de los puyazos se puso a cabecear con bastante genio derribando al equino y después el varilarguero se excedió bastante en el castigo propinado. En la muleta al inicio la res se dejo, pero se vino muy pronto a menos, parándose y aplomándose bastante. Al animal le falto muchísima mas casta y raza, a la hora de embestir a la muleta.

5º G. CH – JMP – 09/13 – Junerazo – negro de capa – 470kg – 6

Le propinaron tres puyazos, bastante intensos sin venir a cuento, sobre todo el primer de ellos fue muy defectuoso bastante bajo de colocación. No se empleo nada ante este castigo en ellos y salió suelto de todos los encuentros. Llego al último tercio, con muy poco dentro, acusando el fuerte castigo recibido en el segundo tercio. Se paro y aplomo bastante, faltándole muchísima más casta y raza, a la hora de embestir a los engaños.

6º G. JMS – DL – 10/13 – Malaguiso – castaño de capa – 469kg – 78

Ante la seria presencia del novillo, el novillero le dio orden a su varilarguero, que le propinara un fuerte castigo en los tres puyazos que le propino. Ya en el último tercio, la res embestía pero no era fácil estar delante de él, en ocasiones cuando te confiabas se le colaba y no iba del todo metido en la muleta.

Presidente: Justo Polo Ramos: debió de sancionar a algunos picadores por no realizar la suerte de varas, según marcan los cánones y excediéndose en el castigo, sobre todo en los tres últimos novillos de la noche.

Cuadrillas: en el cuarto de la tarde el picador Ricardo Moreno le propino tres puyazos muy excesivas, que no venían a cuento, en el primer puyazo el novillo le derribo incluso de la cabalgadura. En el quinto, el picador Manuel Sánchez “Padre”, también le dejo un castigo muy considerable, al animal que tenía delante. Tampoco estuvo nada acertado Juan José Esquivel, en el castigo que le propino.

Público: tarde noche agradable en lo climatológico. Un poco más de un tercio de plaza.

Se anunciaba el tercer festejo de las novilladas nocturnas, que durante el mes de julio, amenizan el fin de semana madrileño. Si en la primera de ellas, dijimos que acudió muy poca gente y estuvo nefastamente promocionado por parte de la empresa. En las dos siguientes que se han celebrado, debemos decir que si ha acudido algo más de gente, ya no sabemos si pasando por taquilla o a través de invitaciones o pases de rigor, también curioso que ha acudido una gran cantidad de gente joven. Pero todavía esperamos muchas más gente, aunque algunos añoramos aquellas noches de los jueves, en las que acudía mas de media plaza y hacían muchísima afición.

Una cosa a favor de esta nueva empresa, en estos carteles, es la variedad de encastes que ha introducido. Hoy presenciamos una novillada de encaste Murube; los aficionados tenemos ganas de ver animales de esta sangre, para la lidia a pie, no todo es rejoneo. La ganadera de Castillejo de Huebra, el año pasado se enfado bastante, cuando los veterinarios, le rechazaron todos los novillos que trajo en el primer reconocimiento. En la tarde noche de hoy, ha dado muestras de que todavía tiene mucho que decir, ya que la mayoría de los animales tuvieron interés y opciones de triunfo, otra cosa es que los jóvenes espadas muy poco rodados no supieron aprovecharlos.

Abría cartel el manchego Mario Sotos. Con el primero de la tarde, no estuvo a la altura de la condición de su oponente. En las primeras series estuvo bien citándolo de largo con la mano derecha, en las que acudía galopando y embestía con calidad. Lástima que el novillero estuviera siempre muy acelerado sin verlo nada claro. Lo llevo sin cruzarse nunca del todo y a media altura, sin llevarlo toreado ni sometido por bajo. Después cuando acorto las distancias, la res ya se comenzó a venir a menos, saliendo distraído con la cara a media altura. Lo mato en la suerte natural de una estocada entera muy desprendida de colocación, produciéndole mucho derrame de sangre por la boca.

Al cuarto de la tarde, un novillo al que le picó muchísimo en varas, en los tres puyazos intensos que le propinaron. En el primero de ellos la res se puso a cabecear con bastante genio, haciendo sonar el estribo y derribo al equino. En el último tercio, la res llego con muy poco

dentro, pudiendo acusar el fuerte castigo recibido. A pesar de ello intento justificarse, sin mucho éxito, acortando las distancias, en un arrimon que no venía muy a cuento. Finalizo dándole cuatro ayudados por alto al hilo de las tablas, rematados con un vistoso farol por encima de la cabeza y ligado con un pase de pecho. Lo mato de manera muy defectuosa, le dejo una estocada entera muy baja de colocación, precedida de otra estocada que hizo incluso guardia.

A las pocas horas, de hacer el paseíllo en el coso venteño, el que hasta este momento era su apoderado Joaquín López Ríos, rompieron su relación y apartaron sus caminos.

Se presentaba en Madrid, el mexicano José María Pastor. Ya dejo algún apunte, en el primer novillo de la tarde, con un vistoso quite de tres faroles por encima de la cabeza, pero que no tuvieron del todo calado en los tendidos. En el primer de su lote, también le dejo tres saltilleras, para ponerlo en suerte en el segundo puyazo. Ya con la muleta no lo intento en ningún momento, sin cruzarse en ningún momento. Abuso de llevarlo a media altura, sin bajarle nunca la mano, ante un animal que tuvo unas primeras arrancadas potables. Lo mato en la suerte natural donde le dejo una estocada entera desprendida de colocación y precedida de dos pinchazos en la suerte contraria.

En el quinto de la tarde, le dejo una larga cambiada de rodillas al inicio de la faena. El novillero permitió de manera errónea, mucho desorden, excediéndose ante el castigo propinado al animal. En el último tercio no dijo mucho, se limito a llevarlo a media altura, sin bajarle del todo la mano y colocado al hilo del pitón. Por eso en las dos últimas, con la mano derecha, acorto las distancias dándose un arrimon, pero la res ya estaba muy parada y aplomada. Lo mato en la suerte contraria al hilo de las tablas, donde le dejo un pinchazo y una estocada entera un poco desprendida de colocación.

También hacia su presencia, el andaluz Diego Luque. Ante el tercero de la tarde, comenzó calentando al público asistente, dándole tres lances a una mano rematados por alto de rodillas. Pero se le vio que todavía está muy verde, sin exponer mucho, llevándolo muy al hilo del pitón. En las dos últimas, una por cada pitón, en el tercio del tendido 7, acorto las distancias, pero ya estaba el animal muy agarrado al piso. Lo mato de una estocada entera trasera de colocación, después se puso a barrenar tablas, tardando bastante en echarse.

El sexto de la tarde, un novillo magníficamente presentado, muy serio por delante que recibió una fuerte ovación. El picador Juan José Esquivel, se excedió mucho ante el castigo propinado, bajo las órdenes del novillero. Con la muleta, no lo vio nada claro, ante un animal que tenía muchas teclas que tocar y no era nada fácil estar delante de él. Se le vio con muchísimas dudas e incluso en algunas ocasiones el animal estuvo a punto de echarle mano. Con los aceros no estuvo nada acertado, le dejo una estocada casi entera baja de colocación, precedida de muchísimos pinchazos en todos ellos saliéndose de la suerte.

Mario de los Reyes Muñoz

 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información