Tarde de interés y apuestas

Plaza de toros de Las Ventas, tarde soleada y buena temperatura. Un cuarto largo de entrada. Primer desafío ganadero, tres toros de Saltillo, 1ª, 3ª y 5ª, encaste Marqués de Saltillo, desiguales de presentación, mansos con casta y tres toros de Juan Luis Fraile, encaste Santa Coloma, Graciliano Pérez Tabernero, bonitas laminas, de toros antiguos, mansos encantos y alguno con cierta nobleza. Tarde de ilusión, viendo a priori lo que más nos gusta al aficionado, TOROS con mayúscula, anunciados en los carteles, entrar a la plaza y encontrarte con rayas pintadas en el ruedo, marcando donde siempre se debería hacer la suerte de varas, y más o menos sus distancias. Ilusión y con muchas ganas de que todo saliera bien. El aficionado se lo merece. Toros que serían estocados, por Octavio Chacón, cinco años sin pisar Madrid, buscando esa oportunidad, después de que esta temporada se oyera algún que otro triunfo, gracias a su lidia, Pérez Mota vuelve a Madrid, esperando que le salga un toro que le abra puerta y José Carlos Venegas, que cuanto se tiene que acordar de Viergado de Saltillo, hace dos años, esperando que esta vez, si sale, no vuelva a dejar pasar la oportunidad. A la entrada todo eran apuestas ¿Quién ganará Saltillo o Fraile? Después daré mi opinión, pero todo esto creaba mucha expectación…


OCTAVIO CHACON. Berenjena y oro. 1º toro, tres pinchazos, bajonazo y descabello. Un aviso. Silencio. 2º toro, palmas.

PEREZ MOTA. Grana y oro. 1º toro, cinco pinchazos en los bajos y entera baja. Silencio. 2ª toro, cinco pinchazos en los bajos y descabello. Pitos.

JOSE CARLOS VENEGAS. Azul y oro. 1º toro, estocada entera y atravesada. Oreja. 2º toro, entera trasera, baja y tendida, descabello. Silencio.


VARAS. Hoy era el día para disfrutar de ver a los toros colocados en su suerte, y los picadores toreando dando los pechos del caballo al toro, clavando ahí…en el morrillo. Disfrutando de aquello que anhelamos cada tarde, y que poco a poco va desapareciendo. Una de las suertes más bellas, donde el toro se ve en plenitud, la suerte de varas. Pero nos quedamos con las ganas. Es verdad que los toreros, sobre todo Chacón intento poner al toro en suerte bien, pero ahí Dios mío, ¡PICADOR QUE MALO ERES…! y es que fue de pena, picotazos en cualquier parte, vamos que menos mal que “hasta el rabo todo es toro”. ¿Pero es que por una vez no se podía haber hecho las cosas bien?

CUADRILLAS. En algunos momentos desconcierto total, incapaces de parar los toros, y es que la casta cuanto aparece descoloca y bastantes, ni Jarocho como buen peón de brega y banderillero estuvo acertado, solo recalcar como siempre al esperado Ángel Otero con un buen par de banderillas.

PRESIDENCIA. Hubiera pasado totalmente desaperciba si Don Jesús María Gómez hubiera dejado que el quinto toro de tarde entrara por tercera vez al caballo. Un poquito más de afición Don Jesús, vamos a intentarlo, que no va al caballo, pues se cambia de tercio y ya está.

1º TORO (SALTILLO) Loquerito. 528 kg. Negro bragado meano. Muy bien presentado. 1ª vara sale suelto. 2ª vara, intenta quitarse la vara y sale suelto. Manso encastado.
2º TORO (FRAILE) Farruco. 536 Kg. Negro bragado. 1ª vara trasera y baja. 2ª vara se arranca, picotazo, al no acertar el varilarguero a poner la puya, sale suelto. 3ª vara se arranca, puyazo delantero y bajo. Sale suelto en los tres encuentros. Manso encastado.
3º TORO (SALTILLO) Gallito. 513 Kg. Cárdeno oscuro bragado meano corrido. 1ª, 2ª, 3ª picotazos al no dejarse picar, dando coces, 4ª vara en el picador que hace puerta, picotazo saliendo suelto, 5ª vara puesto en suerte, entra empujando con fijeza y humillando. Desconcertante, un comportamiento para debate. Arreón de manso desde mi punto de vista. Manso encastado.
4º TORO (FRAILE) Sortijillo. 529 Kg. Negro bragado meano corrido axiblanco. 1ª vara muy bien puesto en suerte, puyazo caído. 2ª vara muy bien puesto en suerte, puyazo arriba. Sale suelto. Falto de fuerzas. Manso encastado.
5º TORO (SALTILLO) Temeroso. 492 Kg. Negro entrepelado bragado meano corrido. 1ª vara al relance, le coge arriba. Sale suelto. 2ª vara arriba. El toro es vuelto a poner en suerte, pero el usía nos priva de volver a verle entrar al caballo. Aplaudido en el arrastre. Manso encastado.
6º TORO (FRAILE) Jocosillo. 521 Kg. Negro bragado meano. 1ª vara desastrosa, el picador no atina y le pone la puya en cualquier lugar, tapándole la salida. 2ª vara entra al relance es cogido, arriba saliendo suelto. Manso encastado.


Buena oportunidad tenían hoy los tres toreros de hacerse un hueco, pero la papeleta era complicada, el importante era el TORO. Octavio Chacón volvía a Madrid, después de varios años sin pisar el ruedo venteño. En su primero, muy dispuesto desde el primer momento en hacer las cosas bien. De recibo se saca el toro hasta los medios, con verónicas de manos bajas algo despegadas, pero de mucho mando, terminando con una bonita media. Intento llevar el toro al caballo con buen hacer, con artes de buen lidiador, cosa que se le agradeció. El toro se dolió en banderillas, y busco los adentros durante el trasteo, pero Chacón se hocico en torrearlo en los medios. Se equivocó en los terrenos. El toro necesitaba una mano firme que se doblara por bajo, pero el toro no se empleaba, saliendo de la muleta buscando las tablas. Su labor es silenciada.

En su segundo, un toro que blandeó, también quiso hacer las cosas bien, poniendo en suerte muy bien al toro ante el caballo. Pensando en la blandura del toro, empezó por darle muletazos por alto. El toro era encastado, lo que le llevo pronto a aprender y revolverse. Chacón no se hizo con él. Estuvo por debajo de sus oponentes, pero si algo tengo que decir de este torero hoy, es su labor como director de lida, siempre pendiente de lo que pasaba en el ruedo, y como lidiador.

Pérez Mota, volvía después de San Isidro, donde no nos dijo gran cosa. En su primer toro, un toro encastado, pero con un pelín de dulzura, no se acoplo. Despegado y desconfiado durante toda la lidia. Sin ser capaz de dar un muletazo de mando con el que meter el toro en la muleta, ni por un pito ni por otro. El toro se revuelve ante la incapacidad de Pérez Mota de cogerle el sitio. Mata fatal, de pinchazo tras pinchazo. Muy debajo del burel quedando silenciado su hacer.

En su segundo, un toro que nos gustaría haberle visto una tercera vez en el caballo, Pérez Mota, peco de lo mismo, despegado, desconfiado, sin ser capaz de darle un pase en condiciones, a un toro que tenía mucho que torear como sus compañeros de corrida. Después de varios pinchazos consigue matar al toro con el descabello, con esa moda antirreglamentaria de matar sin haber clavado la espada ni una sola vez. Pitos fue lo que recogió a su trastero y al conjunto de su tarde.

José Carlos Venegas, yo no sé si vendría con su memoria puesta en Viergado, ese bravo toro de Saltillo, que le tocó en suerte hace dos años, y que creo que todavía lo vera en sus pesadillas. En su primero, un toro con un compartimiento extraño en varas, de un manso declarado, y a coger la última vara con un comportamiento de bravo. El torero y la cuadrilla tan desconcertados como el resto de la plaza. Un toro que llegó a la muleta con mucha calidad, para haber abierto la puerta grande.

Venegas empezó doblándose por bajo, con unos muletazos extraordinarios. Dio buenos pases con la mano derecha, pero sin mando, en muchos de ellos acompañando la noble y casta embestida del toro. También algo perfilero y descargando la suerte. Por la izquierda le costó más. La faena fue de más a menos tanto por el toro como por el torero. Mató de estocada atravesada, con petición mayoritaria de una oreja, que le fue concedida por la presidencia. A mi parecer excesiva, pero tampoco para protestarla.

En su segundo, y último de la tarde, hubo que cogerle el aire al principio, salió miedoso. Pero cuando rompe es para bueno. El toro era flojito, pero ya con el desastre del picador quedo mermado de fuerzas. El toro tiene genio, y había que estar muy firme con él. Se revolvía con facilidad y había que lidiarlo por bajo, cosa que Venegas no hizo. Estuvo muy por debajo del animal, sin poder ni mando. Silencio.

Festejo muy, muy, muy pero muy interesante. La tarde parecía una estampa de la Lidia, porque los toros de hoy parecían los toros de nuestros antepasados. Me hubiera gustado que hubiera salido un toro bravo de verdad, pero…hoy ha salido CASTA, en manso si….pero CASTA, exceptuando ese tercero que dará lugar a debate por su comportamiento en varas ¿Quién ha ganado el desafío? Para mi desierto, quizás algunos dirán que Saltillo, pero tampoco ha sido tan sobresaliente como para decir que se llevó el gato al agua. Pero si me gustaría comentar algo negativo de la tarde. Todos pedimos, TOROS…pero ¿dónde estaba hoy la afición? Algo más de cuarto de plaza para algo tan interesante y luego exigimos, pero no vamos…Es verdad que había muchos espectáculos taurinos en los alrededores de Madrid, en estas fechas tan señaladas, pero no podemos pedir y luego no ir…daba pena un día como hoy ver la plaza vacía…y no me gustaría que tener que dar la razón algún sector que tiene ganas de cargarse a la acción de Madrid, así que a dar ejemplo y ponerse las pilas. Hoy quien se haya aburrido es que no es aficionado…y VIVA LA CASTA.

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información