CUIDADO CON LOS DESAFÍOS, QUE LOS CARGA EL DIABLO

 

24 Septiembre 2017 | Escrito por Carlos M. Hernández Basilio. | Fotografías de Ana Escribano

Primera corrida de toros, a pie, de la Feria de Otoño y tercer desafío ganadero de este mes de septiembre.

3 toros de José Escolar Gil, puro Marqués de Albaserrada y 3 toros de Ana Romero, estirpe Santa Coloma Alipio Pérez- Línea Joaquín Buendía. Formada con vacas procedentes de Alipio Pérez-Tabernero y sementales de Joaquín Buendía.

1º) Manchero I, de la ganadería de José Escolar. Nº 59, Nacido en Abril de 2013. Cárdeno, 565 Kg. Bien presentado. Muy mal picado, se deja pegar en la primera vara caída y trasera, busca excusas y cabecea en la segunda, y no va al citarle para la tercera. Noble, sin raza y con escasa duración en la muleta.    

2º) Cateto.  de la ganadería de Ana Romero.  Nº 11. Nacido en Febrero de 2013. Cárdeno. 531 Kg. Aplaudido de salida, va de lejos en la primera vara, y tardea y escarba en la segunda. Se duele en banderillas. Aplaudido en el arrastre.

3º) Tobillero de José Escolar. Nº 37. Nacido en Noviembre de  2012.Cárdeno, bragado. 542 Kg. Derrota arriba de salida. Manso en el caballo, se va de las dos varas que recibió. Tardo y peligroso en la muleta, hasta que se raja. Pitos en el arrastre.

4º) Hornacero de Ana Romero Nº 3. Nacido en Enero de 2013. Cárdeno claro. 424 Kg. Muy en las hechuras de Santa Coloma. Picado trasero, realiza una buena pelea, apretando con fijeza en las dos varas que recibió. Cambia el tercio y no nos lo dejan ver en un tercer puyazo. Aplausos en el arrastre

5º) Matajacos II de José Escolar. Nº 26. Nacido en Abril de 2013. Negro Entrepelado. 575 Kg. Alto y fuera de tipo. Buen tercio de varas, acudiendo al caballo de largo y peleando con clase. No va a la tercera vara y se cambia el tercio. Codicioso en la muleta. Ovacionado en el arrastre.  

6º) Marino de Ana Romero. Nº 71. Nacido en Enero del 2013. Cárdeno,  546 Kg. Tardo y cabeceando en la única vara que tomó. En el primer encuentro el picador salió despedido. El matador pide el cambio y el presidente acepta. Descastado y sin emoción ninguna en la muleta.


  • Iván Vicente: (Lila y oro)  1º) Estocada atravesada, aviso y dos descabellos. Aplausos y saluda desde el tercio. 4º) Estocada tendida que vale. Pitos
  • Luis Bolívar (Grana y oro) 2º) Estocada desprendida. Silencio 5º) Buena estocada y rueda el toro sin puntilla. Petición y vuelta al ruedo con protestas.  
  • Alberto Aguilar: (Rosa palo y oro) 3º) Metisaca, espadazo enhebrado, 5 pinchazos sin soltar, 6 descabellos, 2 avisos. Bronca
  • 6º) Media tendida que vale. Silencio

Presidente: Don Gonzalo Julián de Villa Parro, sin problemas en general, bien al no conceder la oreja del quinto al no ser la petición mayoritaria, mal al no dejarnos ver, en una tercera entrada al caballo a los toros cuarto y sexto.

Cuadrillas: Muy bien la cuadrilla de Luís Bolívar.

Aplaudidos los picadores Ismael Alcón por la forma como toreó a caballo para provocar la arrancada en el segundo y Félix Majada por lo bien que se agarró en las dos varas al quinto.

Destacaron también los tres banderilleros de la cuadrilla, Gustavo Adolfo García, Raúl Adrada y Fernando Sánchez. Gustavo Adolfo García “El Jeringa” sufrió un terrible golpe en el 2º al meterle el toro en el callejón y estrellarse contra los burladeros, provocándole una contusión que le impidió continuar la lidia.

Incidencias y otros: Tarde soleada y con buena temperatura. Menos de media entrada.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Comenzaba esta crónica destacando que los desafíos ganaderos, cómo las corridas concurso, tan del gusto de los aficionados, los carga el diablo, porque pueden poner de manifiesto de forma clara el mal momento que atraviesa la fiesta. Y así ocurrió con el de ayer.

Pobre resultado el de este tercer desafío ganadero, pobre en cuanto a la faceta ganadera, donde la pelea en varas, que justifica este formato de corrida no pasó de discreta, pudiendo salvar sólo dos toros (5º y 2º), uno de cada uno de los ganaderos contendientes, y resultando el 5º Matajacos II de José Escolar el mejor de la corrida. Pero más pobre aún por la parte de los de luces, que no estuvieron a la altura ni con los recursos necesarios para  encartelarse en este tipo de corridas. (¿Dónde estarán los maestros tan poderosos con el monoencaste?)

Iván Vicente, que venía de cortar una oreja el pasado 25 de junio, se limitó a estar digno con el noble y desrazado Escolar que abría la corrida. Después de dos buenas series con la derecha, el toro acabó aburriéndose y aburriendo al personal.

En el cuarto, toro de Ana Romero que había realizado una buena pelea en varas, Iván no se acopló, en una faena deslavazada, marcada desde el principio por el enfrentamiento con un espectador que le recriminaba su colocación. Cuando se enterarán los toreros de que la forma de enfrentarse a esas situaciones es ponerse a torear, sin gestos ni aspavientos, y así poner a la concurrencia de su parte.

Luis Bolívar, que volvía a Las Ventas después de una larga ausencia, tuvo el mejor lote de la tarde, circunstancia que no aprovechó. En su primero, tras un buen inicio de faena, decidió dar una lección de destoreo moderno, sin apretarse y quedándose fuera tras cada muletazo. En su segundo, el que a la postre resultaría el mejor toro de la corrida, un toro con un extraordinario pitón izquierdo, Bolívar estuvo por debajo de su oponente en una faena de altibajos y entre división de opiniones, que al culminar con una buena estocada que le hizo rodar sin puntilla, provocó petición y le animó a dar una vuelta al ruedo protestada.

Alberto Aguilar, torero experto en este tipo de corridas, y al que la afición de Madrid siempre espera con interés, no tuvo su tarde. En el tercero, un toro manso y peligroso, tras una faena sin quietud y llena de enganchones, a punto estuvo que se lo echaran al corral tras un auténtico “meeting” con la espada. Más de lo mismo en el soso sexto, mal colocado en el cite, abusando del pico y toreando hacia fuera.

Y así terminó este desafío, en el que el pueblo soberano salió de la plaza con la convicción de que, esta vez, los toros habían ganado a los toreros.  

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información