TOMADURA DE PELO

Plaza de toros de la Ventas. Penúltimo festejo de la temporada. Un cuarto de plaza en tarde soleada y casi calurosa. Festejo mixto –por decirlo de alguna manera-  dos utreros de la ganadería de José Luis Marca, encaste Juan Pedro Domeq y Diez, para el Novillero Adrián Henche y seis erales de la ganadería Jandilla Vegahermosa, encaste Juan Pedro Domeq y Diez para los becerristas finalistas del Certamen Camino hacia las Ventas, Alejandro Rodríguez, Diego San Román y Jesús García. Adrián Henche volvía a pisar el ruedo de las Ventas después de la vuelta al ruedo dada en el mes de agosto a un toro de la Condesa de Sobral. Los tres muchachos, finalistas del certamen, pisaban por primera vez el ruedo de las ventas, a la que vendrían con mucha ilusión. El festejo se inició con un minuto de silencio, por la muerte de Don Victorino Martin Andrés, uno de los mejores ganaderos de este siglo. Un minuto de silencio que el público de hoy, se ha saltado a torera, aunque las cuadrillas y muchos aficionados han estado en silencio hasta que el señor presidente ha retirado el pañuelo. Hoy los tendidos estaban llenos de público atraído por sus paisanos y turistas. Aficionados muy pocos.

Adrián Henche. Grana y oro. No pudo matar el primero por ser cogido, dando el sobresaliente un sainete con la espada, dándole tres avisos, apuntillando al novillo en la plaza.

Novilleros sin caballos:

Alejandro Rodríguez. Negro y oro. E T Comunidad de Madrid, José Cubero “El Yiyo”. Silencio en el 2ª y vuelta en el 5º.

Diego San Román. Grana y oro. ET. Comunidad de Madrid, José Cubero “El Yiyo”. Palmas tras aviso en el 3º y palmas en el 6ª.

Jesús García. Blanco y oro. E T Fundación del “El Juli”. Oreja en el 4ª y palmas tras aviso en el 7ª.

Tanto en el tercio varas, cuadrillas y presidencia, nada que reseñar. No habido lugar a nada, ni bueno ni malo.

Respecto al ganado, el único utrero lidiado de la ganadería de José Luis Marca, llamado Trianero, de 471 Kg, Jabonero de capa, salió manso con algo de castita. Entró tres veces al caballo saliendo, como buen manso, despavorido de los tres encuentros, quedando algo crudo, que luego pago el novillero. Por hablar de los erales de Jandilla y Vegahermosa, muy dispares de presentación, deshecho de ganadería. En general flojos, noblotes, incluso alguno saltarín, excepto el cuarto que se pasó toda la faena bramando y protestando, pero con un pelín de más fuerza que sus hermanos y con más movilidad.

De Adrián Henche poco puedo decir. Intento torear al único que pudo antes de ser volteado. Se le vieron muchas carencias, toreando hacia fuera y no poniéndose en el sitio, lo que llevo a que el novillo se le echará a los lomos, cayendo de mala manera. No pudo matarlo. Pero tampoco el sobresaliente Víctor Manuel Rodado, que fue superado por la situación, escuchando los tres avisos, siendo el novillo apuntillado en la plaza. Los chavales les queda mucho que aprender, pero si se ve aquellos que tiran por un toreo despegado y ventajista y los que intentan hacer las cosas medianamente bien. El único que cortó una oreja fue Jesús García, con toreo despegado, ventajista, vulgar, lleno de posturas…pero que llego al tendido. Todos pensábamos que sería el ganador del certamen, pero no fue así.  Ganó Alejando Rodríguez que, a pesar de solo haber dado una vuelta al ruedo, tuvo muchas mejores series y maneras que su compañero. Por una vez el jurado lo hizo bien. Que sus paisanos le pidieran la oreja, no quería decir que hubiese sido el mejor. Aun así, están aprendiendo, pero empiezan por tener los defectos de las figuras de turno. Espero que cambien.

Lo sucedido hoy en la Ventas, aparte de lo que taurinamente he podido contar, solo me queda una palabra, ATRACO A MANO ARMADA. Hoy a la afición y al público de Madrid, se nos ha engañado vilmente. Nadie entendía un festejo como el de hoy, mixto he querido mencionarlo. De un plumazo se han quitado una novillada con caballos y la novillada sin caballos del certamen Camino hacia la Ventas, que siempre se ha dado en horario matutino, durante la feria de otoño con entrada gratuita para el abonado. Hoy hemos pagado el precio integro de una entrada de novillada con caballos. Pero ahí no queda la cosa. Adrián Henche es volteado, y llevado a la enfermería. Y ¿el sobresaliente? Hay madre, mas blanco que la pared, sin saber qué hacer. Pero por favor, ¿pero de donde han sacado a este pobre muchacho, que no ha sido capaz de matar el novillo? Yo no sé lo que habrán pagado, seguro que una miseria, sin darse cuenta, que podía ocurrir. Que el sobresaliente no está solo para cumplir el reglamento, sino que esta para dar salida, a situación como esta, de forma resolutiva. En el momento de salir el siguiente utrero, por megafonía se nos ha anunciado que ante la imposibilidad de torear tanto el novillero como su sobresaliente, se quedaba sin lidiar el utrero. ¡VAYA VERGÜENZA! ¡VAYA TOMADURA DE PELO! Hemos pagado como una novillada con picadores y resulta que nos vamos con una becerrada. Que bien lo tenía pensado Señor Casas, baratito, baratito, le habrá salido el festejo hoy, verdad…engañando al personal. Tengo que decir ya, por último, que la temporada que está a punto de concluir, ha sido la más nefasta que he tenido hasta la fecha, después de 23 años acudiendo a esta plaza. La plaza de toros de Madrid, se hunde, solo ya le faltaba el circo de hoy. No sé qué será de la temporada que viene, pero algo me dice, que esto se arregla o la plaza de Madrid, terminará muriendo. Muchas gracias Sr Casas y taurinos, ¿así quieren defender la fiesta?

 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información