La importancia de la suerte suprema

A lo largo de toda la historia del toreo siempre hubo detalles que fueron premiados por la muy entendida afición. Aquellos aficionados -y aficionadas- que conocían los diferentes encastes y el toreo de verdad. Aficionados que daban seriedad a todas las plazas de toros y que hoy han dejado de existir en gran parte y han sido sustituidos para dar paso al público que únicamente va a los toros a figuronear, como dice mi padre.

La buena afición concedía orejas de peso que -en Madrid- eran triunfo rotundo, orejas de valor, de toreo, colocación, mando y temple; otras veces ganadas al machetear y poderle a una alimaña; y por qué no, también ganadas como premio a una estocada en lo alto y ejecución verdadera.

Como decía al principio, el público que hoy ocupa las plazas de toros no tiene ni idea de toros, por lo que ya no existen las broncas, las almohadillas y muchos tienen el valor de decir frases como el “baja tú” o “si es figura será por algo”. Hoy en día todo vale y han perdido valor las lidias de piernas, las vueltas al ruedo -que antaño eran valiosísimas- y como no, la suerte suprema. He visto a figurillas en estos últimos años cortar dos orejas con el medio toro y enterrando la espada de cualquier manera.

Estamos hablando de la suerte suprema, la que quita la vida al toro. Una suerte tan pura como incomprendida e infravalorada en la actualidad. En la tauromaquia verdadera lo que manda es perfilarse entre los pitones, hacer la cruz y enterrar la espada en el hoyo de las agujas, saliendo por el costado derecho del toro sin perder la muleta y sin tapar los ojos al toro de un trapazo. Será así cuando una estocada valga una oreja. El valor de la estocada. El matar o morir.

La tauromaquia tiene una riqueza cultural que proviene de la pureza y los cánones, ese es camino que debemos seguir para defender y enseñar la tauromaquia por mucho que algunos se empeñen en lo contrario. Siempre con la integridad del toro y la pureza y verdad en todo lo que se le haga por bandera.

Artículo de nuestro socio Andrés Sánchez en su blog vieneeltoro.wordpress.com

 

Te Recomendamos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Aceptar | Más información