Cambio de novillada titular, a peor

Ampliar Portada

19 de junio de 2016 | Escrito por Roberto García Yuste | Fotografías de Iván de Andrés

Novillos de encaste Núñez, de Gabriel Rojas que sustituían a los de Castillejo de Huebra, de encaste Murube. Mal presentados, indecente y vergonzoso como el primero, en comportamiento nobles y manejables con movilidad y abundando la mansedumbre apagándose pronto a excepción del tercero. Según la tablilla mentirosa el peso medio de la novillada fue de 492 kg.


Juan Miguel, silencio en el único que mato.

Daniel Crespo, ovación tras aviso y silencio tras dos avisos en el que mato por Juan Miguel y ovación.

Diego Carretero, que debutaba en Madrid, silencio tras aviso y ovación de despedida.


Presidencia: Julio Martínez Moreno. Mal por aprobar varios novillos indignos para esta plaza que no debieron salir al ruedo. Se rechazo la novilla con mucha polémica de Castillejo de Huebra ¿Por qué? Una vez más el aficionado, el que paga no puede estar informado de lo que ocurre en los corrales, solicitamos la publicación de las actas de los reconocimientos.

Suerte de varas: Poco que destacar, tan solo El Patillas que pico al sexto de la tarde fue el más correcto.

Cuadrillas y otros: Aplaudidos los banderilleros Jesús Moreno de la cuadrilla de Juan Miguel. 
 

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por la reciente muerte del subalterno Francisco Membrilla "Pacorro" a los 83 años.

Parte médico de Juan Miguel: "Luxación posterior de codo izquierdo. Contusiones múltiples. Se reduce bajo anestesia y se traslada al Hospital San Francisco de Asís. Pronóstico reservado que le impide continuar la lidia".

Un cuarto de entrada en tarde soleada y agradable.


De una gran polémica se hablaba a la entrada de la plaza por el baile de corrales que hubo durante la semana. Inicialmente una novillada de encaste Murube de Castillejo de Huebra fue rechazada por falta de trapío y de kilos y en su lugar vino un encierro de procedencia Núñez de Gabriel Rojas muy mal presentado. ¿Como eran los novillos titulares para aprobar esto? La afición esta cansada e indignada de que no se expliquen de una forma clara y sincera los motivos por los que se rechazan los animales, por eso desde esta asociación exigimos la publicación de las actas, pues estamos hartos de que los equipos presidenciales (incluidos los veterinarios) campen a sus anchas sin dar explicación a los que pagan, a los que mantenemos este espectáculo, en definitiva a los aficionados.

El primer novillo se protesto con fuerza, pues su cara tan cómoda y con la encornadura brocha y sin estar rematado no es el tipo de novillo que debe salir en esta Plaza. El animal con nobleza y a su manera pasaba por los engaños de Juan Miguel que se había ganado la repetición el domingo anterior cortando una oreja veraniega. Muchos pases, la mayoría sin decir nada y pocos muletazos limpios. Estuvo vertical, perfilero y despegado, así es imposible. Ya en su segundo, el cuarto, también comodito, saco mas genio que sus hermanos, con la cara a media altura el joven novillero no se acoplo y no termino de dominar las embestidas por lo que animal le volteo en dos ocasiones, llegando en la segunda a cogerle por el muslo izquierdo por lo que tuvo que pasar a talleres. Lo despacho Daniel Crespo que paso las de Caín con los aceros llegando incluso a escuchar dos avisos.

El segundo novillo de la tarde, otro sin trapío y manso fue para Daniel Crespo, que se enfrento a este utrero que no tuvo presencia ni aguante para lo que es una lidia. Un animal sosote y que se quedaba corto, sin maldad y sin complicaciones lo que hizo que el novillero gaditano estuviera más a gusto y dejara detalles de buen concepto de toreo, queriendo hacer todo despacito pero sin calentar. Esta vez sí mato bien a su oponente, lo que valió para saludar desde el tercio.

El sexto de la tarde, se corrió turno por el percance, era un novillo playero sin raza y sin entregarse al que Daniel le pego infinidad de muletazos mal colocado y sin templar, enganchones y poco más. La tarde ya iba tocando el final y el público iba pensando más en la salida y refrescarse con una buena caña que en saborear lo poco que se veía en el ruedo.

Diego Carretero se presentaba en Madrid con una novillada toreada esta temporada y en su primer lugar le toco un novillo encastado y exigente que cumplió en el caballo, derribando al equino en un primer encuentro y empujando con riñones en la segunda en el caballo que guardaba puerta. J.Miguel le hizo un quite por vulgares gaoneras. Llego a la muleta con movilidad, transmisión y se encontró al novillero con disposición pero le falta mucho, entre otras el temple y la colocación. Mejor con la zurda que con la derecha, y muy mal la costumbre de abusar al echar la pata descaradamente atrás, tuvo muchos enganchones y no dijo nada a la afición.

En su segundo, que hacia quinto, el novillo con más cara, astifino aunque sin remate, el albaceteño volvió a poner ganas y valor aguantando parones a mitad de los muletazos, labor voluntariosa que fue agradecida por sus paisanos que pidieron la oreja pero no llego a ser mayoría suficiente, tras una buena estocada en el segundo intento.

Nos quedamos con las ganas de ver un festejo de encaste Murube a pie, esperemos que para otra ocasión si se puedan lidiar y deseamos si no fuera posible saber los motivos por los cuales ha sido rechazada. Y seguimos sin entender a Taurodelta, como puede sustituir una novillada por esta impresentable de G. Rojas, seguro que ha sido barata, porque estamos convencidos que en el campo la habrá con más trapío para Madrid aunque sea más cara...

 

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos