Faltó la casta

Ampliar Portada

10 de julio de 2016 | Escrito por Pepeíllo | Fotografías de Iván de Andrés

Se anunciaron 6 Novillos de la ganadería de “Carriquiri.”, de procedencia Carlos Núñez, en la línea de Rincón y Villamarta. Bien presentados y algunos con romana, pero solo presentaron fachada, el contenido decepcionó a los aficionados, por su falta de casta y sosería en el juego ofrecido.. El tercero fue pitado en el arrastre.


David de Miranda: De gris perla y azabache. Bajonazo de juzgado de guardia, aviso. Pinchazo perdiendo la muleta y estocada atravesada. Saludos.

Aitor Darío, El Gallo: De azul pavo real y oro. Pinchazo sin soltar y estocada arriba que rueda sin puntilla. Aplausos tras petición. Estocada caída. Oreja generosa.

Jesús Martínez: De azul turquesa y oro. Estocada caída. Saludos desde el tercio. Pinchazo y estocada desprendida. Vuelta por su cuenta.


Presidente: D. Julio Martínez Moreno. No estuvo acertado D. Julio al conceder un trofeo a Aitor Darío, El Gallo, en el quinto. Estuvo muy generoso premiando una faena sin contenido. Permitió el segundo novillo fuera picado segundo sin estar en el ruedo el picador de reserva. Todo vale.

Suerte de varas:
1º Flauto. 506 Kg: Colorado. En la primera entrada al caballo acudió suelto y salió suelto cuando sintió el castigo del hierro. En la segunda el picador no estuvo acertado y el animal se repuchó en el castigo. Manso y descastado.

2º Doctor. 503 Kg: Negro listón, chorreado en morcillo. No se empleó en ninguna de las dos veces que acudió al montado. Manso descastado y con mucha nobleza por el pitón izquierdo que el torero no aprovechó.
3º Barba-Azul. 507 Kg. Colorado chorreado en verdugo. En la primera entrada y después de rectificar el picador el castigo, no se empleó y salió suelto En la segunda vara tuvo el mismo comportamiento. Manso y sin gota de casta.
4º Peluso. 509 Kg: Castaño bocidorado. Se defendió en la pelea y en la segunda vara el piquero se limitó a sujetarlo. El burel mostró mansedumbre. Manso, descastado y noble en la muleta.
5º Flamenco. 522 Kg: Colorado. En la primera entrada el animal de dejó pegar, pero el piquero le tapó la salida. En la segunda entró al relance y el montado se limitó a marcar el castigo. En el caballo no se le vio y en la muleta se ha dejado torear.
6º Jaboncillo. 536 Kg. Castaño albardado..Empujó sin fijeza en el caballo y perdió las manos cuando salió. En la segunda entrada el picador solo marcó el castigo. Mansote y noble en la muleta.

Cuadrillas y otros: En tarde de canícula, se celebró la segunda novillada de promoción, en la cual una vez concluido el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo del torero segoviano, Víctor Barrio, fallecido el día anterior en la plaza de toros de Teruel a consecuencia de una cornada en el tercer toro de la tarde, perteneciente a la ganadería de Los Maños. D. E. P.

En el festejo hicieron su debut los novilleros, Aitor Darío, El Gallo y Jesús Martínez.



Esta fiesta que nos apasiona, mostró su cruda realidad el sábado en Teruel, donde un joven matador dejó su vida en las asas de un toro. Muy apagados estaban los ánimos de los aficionados después del hecho luctuoso mencionado. Tan apagados que nadie se atrevió a levantar la voz en los tendidos durante la corrida, donde los jóvenes espadas intentaron hacer lo que sabían o lo le habían enseñado en las escuelas taurinas, ante una novillada mansa que trajo de la dehesa el ganadero. Los ánimos no estaban para exigencias, pero los corazones de los aficionados sentían el dolor del hecho ocurrido, y el mejor homenaje que podían hacerle era acudir al coso venteño y mostrarle a la fiesta que a pesar de su crudeza, hay que seguir en la lucha para que no sea derrotada de manera miserable por opiniones sesgadas y sin fundamento.

Los aficionados cumplieron con su asistencia, pero el toreo que desarrollaron los espadas, no fue el mejor homenaje que se le podía ofrecer al torero desaparecido, al cual los dos primeros brindaron sus primeros novillos. Lo que es un hecho es que los novilleros se comportan como lo hacen sus mayores, y ya no salen al ruedo a intentar demostrar que quieren ser algo en el toreo, Hoy se comportan como figuras y si los que mandan en el escalafón torean haciendo uso de todas las ventajas existentes y ante ganaderías de poca condición, ellos se comportan como meros alumnos aventajados, mostrando los mismos defectos que los mayores, con la diferencia que las figuras cobran por dar pases y ellos, en la mayoría de las ocasiones, pagan.

Ayer ocurrió lo que viene siendo habitual, que los novilleros vienen acompañados de su público y da igual el contenido de su labor, ellos se dedican a premiar al torero aunque sus faenas estén vacías de contenido. Lo que comentaba, los aficionados mostraron un silencio ante esta situación, pero el que no manifestaran públicamente las críticas a la labor de los coletas, no evitó que expresaran el aburrimiento que les estaba originando lo que ocurría en el ruedo, ya que los tres novilleros tuvieron su oportunidad y los tres la desaprovecharon.

La falta de casta que evidenciaron los novillos no fue óbice para que se dejaran torear en la muleta, pero los diestros interpretaron su papel basado en las ventajas del toreo actual. Fue una pena pero los tres evidenciaron una falta de personalidad y de ambición que confundieron la calidad con la cantidad, siendo el denominador común el aburrimiento de la mayoría de los aficionados presentes. Dos de los novilleros hicieron su presentación en esta plaza, pero David de Miranda está en puertas de su alternativa, y si lo que mostró en sus dos novillos es el fundamento de su toreo, esperemos que lleguen mejores tardes como matador, pero debe tener en cuenta el torero que en este mundo nadie, regala nada.

 

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos