La cultura del medio toro

Ampliar Portada

Corrida de toros denominada “de la Cultura”. 17ª de Feria. Dos toros del hierro de Alcurrucén, de encaste Núñez, dos de Victoriano del Río/Toros de Cortés, procedencia Domecq y Díez, y dos de Domingo Hernández/Garcigrande de origen Juan Pedro Domecq Solís.

Corrida muy desigual, en la que hemos pasado por el medio toro manso, descastado y sin fuerza, el medio toro que no se pica, pero llega con clase a la muleta, como el tercero de Alcurrucén, de nombre Licenciado, el tipo de medio toro que gusta a las figuras y públicos de hoy, terminando en un toro que ha propiciado un buen tercio de varas, como lo fue el sexto de Victoriano del Río. Cinco medios toros, uno de ellos muy bueno en la muleta y un toro de verdad. 


1º) Brevito, de la ganadería de Victoriano del Río, Nº 6, Nacido en Enero de 2014. Negro Listón. 543 Kgs.

Protestado de salida por su falta de trapío, falto de fuerza y queriéndose quitar el palo se deja pegar en un largo primer puyazo, se simula la segunda vara. Descastado. Llega moribundo a la muleta. Pitos en el arrastre.

2º) Alcachofito, de la ganadería de Alcurrucén, Nº 118. Nacido en febrero del 2014. Colorado, bragado, meano. 550 Kgs.

Muy justito de presentación, lo que provoca las protestas de parte del público. Manso en el caballo, llega muy parado y sin casta a la muleta. Despedido con una fuerte pitada.

3º) Licenciado. de la ganadería de Alcurrucén, Nº 122. Nacido en diciembre del 2013. Colorado, 530 Kgs.

Como su hermano Alcachofito, protestado de salida, justo de trapío y manseando en el caballo saliéndose de la suerte y repuchándose. Magnífico juego en la muleta. Muy aplaudido en el arrastre

4º) Parcelero, de la ganadería de Garcigrande, Nº 18. Nacido en febrero del 2014. Negro listón, 542 Kgs.

Pasa por el caballo sin ser picado, lo que hace que llegue a la muleta con un molesto y peligroso cabeceo hasta que se rajó. Está claro que los toros hay que picarlos, y que la suerte de varas, además de bella es necesaria.

5º) Cazatesoros, de la ganadería de Domingo Hernández, Nº 64, Nacido en noviembre del 2012. Negro, 576 Kgs.

Aprieta en el caballo, aunque no el picador. Absolutamente inválido para la muleta, pitos en el arrastre

6º) Coplero, de la ganadería de Victoriano del Río, Nº 40. Nacido en agosto del 2012. Negro, 600 Kgs.

Aplaudido de salida por su excelente presentación, realiza un importante tercio de varas, lástima que saliera suelto en la segunda de las dos excelentes varas que le recetó el picador Agustín Navarro.


El Juli: (azul marino y oro) 1º) Pinchazo y estocada caída PALMAS 3º) Media estocada trasera y un descabello. OREJA 5º) Estocada muy caída. OVACIÓN Y SALUDA DESDE EL TERCIO

Ginés Marín (sangre de toro y oro) 2º) Pinchazo sin soltar y estocada. SILENCIO. 4º) Estocada desprendida. APLAUSOS Y SALE A SALUDAR 6º) Media tendida, estocada y descabello, SILENCIO.


Presidente: Don Jesús M.ª Gómez Martín, sin problemas.

Cuadrillas: Agustín Navarro propició en el sexto el mejor tercio de varas de lo que llevamos de feria. Me atrevería a decir que el único bueno que hemos disfrutado en una feria en la que el grito más frecuente está siendo el de "Picadoooor…que malo eres". Dos buenos pares de banderillas de José M.ª Soler en el quinto.

Incidencias y otros: Tarde de temperatura agradable y muy ventosa, lo que en algunos momentos dificultó la lidia. Lleno de “No hay billetes”.


Extraña corrida llamada, no se sabe muy bien porqué, de La Cultura, con dos toreros en lugar de tres, sin que nada justifique ese mano a mano, y tres ganaderos en lugar de uno, en una exhibición del tipo de toro más demandado por las llamadas figuras. Quizá esta segunda edición de la corrida de La Cultura haya servido para “culturizar” a los nuevos públicos de aluvión que, en tardes como la de hoy, llenan la Plaza de las Ventas, en las diferencias entre el medio toro moderno (versión bueno y malo en la muleta) y el toro que gustan y reivindican los escasos aficionados que van quedando en la plaza 

De Julián López “El Juli”, podemos decir que en su 20 aniversario de alternativa le hemos visto, por momentos, con más verdad y torería que en otras ocasiones anteriores. Extraordinario comienzo por bajo en la faena a Licenciado de Alcurrucén, para después alternar series destoreando acelerado, al hilo del pitón y retorcido, con muletazos, especialmente con la izquierda, llenos de profundidad y temple, que pusieron al entregado público de pie. Una media trasera, con su forma de matar echándose descaradamente fuera, y un descabello hicieron que el premio se quedara en una oreja.

Con el capote hay que recordar un lucido quite con réplica en el primero, en el que Ginés Marín toreó por gaoneras y el Juli replicó con su particular versión de la chicuelina. Nada pudo hacer con el moribundo primero, ni con el inválido quinto que acabó lastimándose. Cosas del medio toro.

Ginés Marín tuvo el trío más deslucido de la corrida. En su primero, un toro prototipo del medio toro moderno, parado, medio cayéndose, soso, acabo oyendo lo de “mata ese inválido”.

El cuarto toro, poco y mal picado llegó a la muleta cabeceando y pegado tarascadas; como decíamos al comienzo de esta crónica, cuando se convencerán los toreros modernos de que la suerte de varas es, no sólo bella sino también necesaria. Revolcón cuando lo intentaba con la derecha, y el de Garcigrande se raja.

En el sexto, tras un comienzo de faena esperanzador en dos buenas series con la derecha, la faena se vino abajo en un sorprendente ir de más a menos. Así que el toro, que tantas ilusiones había despertado en el tercio de varas acabó rajándose y marchándose sin torear.


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Alcurrucén

Comparte esta publicación

Te Recomendamos