Tertulia con Borja Domecq Noguera, ganadero de Jandilla

Ampliar Portada

El pasado jueves 18 de enero se celebró la segunda tertulia del año 2018 y en esta ocasión fue el ganadero de Jandilla, D. Borja Domecq Noguera. Tomó la palabra en primer lugar nuestro presidente, Roberto García Yuste, para dar la bienvenida a todos los asistentes y dar paso a nuestro socio, Gonzalo García de Castro, el cual realizó una presentación de la historia del encaste y de la ganadería de nuestro invitado. Seguido fue el turno para nuestro invitado, D. Borja Domecq Noguera en el que se sintió muy agradecido por la invitación de la Asociación El Toro de Madrid. Afirmó que en su caso es la cuarta generación de ganaderos de la ganadería de Jandilla, y que en el 2016 su padre, Borja Domecq Solís, le pasó el testigo de la ganadería; “he tenido la suerte durante muchos años, mi padre (Borja Domecq) me ha dejado opinar siempre, las decisiones eran suyas, pero en el año 2016, me dijo que el dejaba de tomar decisiones, y que la ganadería se quedaba en mis manos”. También realizó un repaso de cómo le fue a Jandilla en la temporada pasada: “Tal vez me pasa el testigo en el mejor momento de la ganadería de los últimos 15 años, para nosotros el año pasado fue una temporada histórica. Lidiamos en casi todas las plazas de primera categoría y hubo toros importantes casi todos los días, en Valencia, Sevilla, Pamplona, Bilbao y sobretodo Madrid”. Sobre la temporada del 2018 para su ganadería: “Tenemos para el 2018 como 9 o 10 corridas de toros, iremos prácticamente a las mismas plazas del año pasado. Mi padre y yo hablamos en reducir el número de corridas hace unos años, el año pasado de 24 festejos que lidiamos, fueron 9 corridas de toros y el resto fue novilladas sin picadores”. Afirmó que para la ganadería es muy importante lidiar novilladas sin caballos, ya que para ellos es un método más de selección y que en el mundo de la ganadería, dos más dos, nunca son cuatro. Llego el turno de tertulia y preguntas, y la primera pregunta fue cual es su concepto de bravura y casta: “El toro es un atleta, durante 20 minutos no va a parar de moverse. Los ganaderos de hace algunos años lo entendieron. La selección de las madres, sementales, y reducir las corridas, lidiando muchos añojos y erales”. Paso a concretar sobre el método de selección de su ganadería; “en la selección nuestra ganadería es principalmente matriarcal, le damos una gran importancia a las vacas, exigimos mucho a las vacas. No soy partidario de dar 7 u 8 puyazos, si 3 o 4 con una puya que la sangre lleguen a la pezuña y que sienta que haya ahí una pelea. También buscamos la durabilidad, y dicho todo esto es más importante la reata de una vaca que su comportamiento en el tentadero”. Posteriormente llegó el turno sobre la buena corrida de Jandilla lidiada este año en Madrid: “Madrid era la espinita que teníamos clavada durante muchos años, y nunca llegaba el triunfo. Durante la corrida no disfrute por la presión pero en los días posteriores disfrute mucho”. Para el ganadero la corrida tuvo el punto álgido con dos toros “Hebreo” e “Imperial” (2º y 3º de la tarde); “Fueron dos toros distintos, pero que pueden marcar mucho el tipo de toro que yo busco en mi ganadería, por un lado el toro bravo con acometividad y por otro lado el toro bravo, pero con una clase excelsa. El sexto toro también fue un toro bravo y encastado”. En esa corrida de la pasada feria de San Isidro, el toro de nombre “Hebreo” lidiado por Sebastián Castella recibió la vuelta al ruedo, por lo que se le pregunto al ganadero por las virtudes y defectos de ese toro: “Para mí fue un gran toro, con sus virtudes y sus defectos. El toro perfecto no lo he visto, para mí tuvo una virtud que fue que salió en Madrid, y Madrid demanda ese tipo de toro. Tuvo alegría, prontitud, no paro de embestir, y en la muleta tuvo una gran de acometividad y para mí el torero lo lució. Si le pongo un pero es que le falto humillación. Aunque el toro es conocido como “Hebrea”, el toro se llama “Hebreo”, hubo una confusión con los papeles”. También llego el turno de debate sobre la suerte de varas, a lo que el ganadero contestó lo siguiente: “Sobre el tercio de varas podríamos estar hablando toda la noche. El caballo de picar nuestro para tentar es muy liviano y la vaca lo puede mover. A mi me encartaría que a todos lo toros les dieran tres puyazos, pero por ejemplo en mi ganadería los toros sangran mucho, tal vez por la morfología. Si a todos los toros se les dieran tres puyazos, con la puya actual y el caballo actual, muchos llegarían desangrados al tercio de muleta”. Añadió que para el uno de los momentos más emocionantes que ha visto este año en una plaza, fue el tercio de varas con tres puyazos a un toro suyo en Nimes, lidiado por Juan Bautista. Quiso diferenciar y explicar el papel que tiene el mayoral en una ganadería: “La importancia del mayoral en una ganadería, sobre diez es un diez, pero en las funciones del mayoral, el mayoral es el mayoral y el ganadero. Quien hace las ligas, la selección, quien tiene que conocer las reatas y los cruces es el ganadero, y las funciones de campo es el mayoral”. En la presentación, se indicó que actualmente hay cerca de 100 ganaderías en el que en cierta parte hay procedencia Jandilla, sobre la venta de Jandilla de vacas contestó lo siguiente: “De las 140 vacas que tentamos al año aproximadamente, mandamos todos los años 100 al matadero. Yo tengo una teoría, para vender para vida, o vendo muy caro o no vendo, y lo que no quiero lo mando al matadero. Por ejemplo, si vendo la mitad de lo que debería llevar al matadero, en unos diez años habría vacas con el hierro de la estrella que no deberían de estar y eso no lo puedo permitir”. También se pregunto sobre si realiza otro método de selección, como por ejemplo el tentadero a campo abierto, y que utilidad tiene para su ganadería: “Tentar a campo abierto nos sirve, porque en nuestro encaste suele haber toros que cruzan la vista. Al correrlos de eral se detecta rápido el tema de la vista. Otro motivo algunos de ellos los meto en la plaza para tentarlos en la plaza, y luego alguno que no me gusta y que ha tenido algo feo, se lidian ya de erales”. Tras dos horas de tertulia y hablando de toros y de la ganadería se dio por finalizada la tertulia, dando las gracias al ganadero de JandillaD. Borja Domecq Noguera, y deseándole suerte para esta temporada, ¡gracias y suerte ganadero!

Comparte esta publicación

Te Recomendamos