“Un revolcón, un trofeo.”

Ampliar Portada

Ganadería

Se lidiaron 6 novillos de Fuente Ymbro, con procedencia Jandilla. Mansos y con poca casta. Algunos se dejaron torear, pero los novilleros sin oficio los desaprovecharon.

Terna:

Marcos: Que hizo su presentación. De azul marino y oro. En su primero bajonazo que saca la espada al paso y Estocada. Silencio. En el cuarto pinchazo entrando descaradamente fuera de cacho y bajonazo tras aviso. Silencio.

Alejandro Gardel: Que hizo su presentación. De marino y oro. En el segundo, estocada, trasera caída y atravesada. Aviso. División de opiniones. En el quinto estocada baja. Silencio.

Francisco de Manuel: De obispo y oro. En el tercero estocada baja tras aviso. Oreja. . Estocada baja y delantera. Vuelta al ruedo tras petición

Presidente: D. Gonzalo J. de Villa Parro.

Fue muy generoso al conceder la oreja en el tercero, cediendo a las presiones de los incondicionales triunfalistas, ya que tanto la faena como la estocada no la merecían. Sin embargo en el sexto tras la petición de un público inconsecuente, se mantuvo firme y no cedió a las pretensiones de los pañuelos blancos de los tendidos. El haber cedido a la petición, hubiera significado La Puerta Grande para un novillero que su labor no mereció tal honor. Muy bien, Presidente..

Suerte de varas:

1º Vinazo I. 538 kg. Negro 1ª Vara: El picador marcó trasero, rectificó y el animal salió suelto. 2ª Vara. Le zurró la badana y el novillo se defendió en la pelea.    

2º Hechizo. 503 Kg. Negro listón. 1ª Vara. Fue castigado trasero y se repuchó. 2º Vara: El picador recibió una bronca al salirse fuera de la raya haciendo una sangría en el morrillo del novillo.

3º Vinazo II. 508 Kg. Negro 1ª Vara: Derribó al picador empujando con un pitón.  2ª Vara: Marcó el castigo tapándole la salida.  

4º Orgulloso 507 Kg. Negro bragado. 1ª Vara. El piquero no estuvo afortunado. Marcó en el brazuelo y el novillo derribó al caballo. 2ª Vara: El animal se dejó pegar.  

5º Largapuyas. 511 Kg. Negro 1 Vara: El manso salió huyendo al sentir el hierro.  2ª Vara: Se agarró trasero y el animal salió suelto.

6º Insólito. 509 Kg. Negro. 1ª Vara: Acudió suelto al caballo y fue castigado trasero. 2ª Vara: De nuevo acudió suelto y no fue castigado.  

Cuadrillas y otros.

El coso registró media entrada en una tarde donde el cartel de tres jóvenes promesas tuvieron que competir con el futbol de alto nivel.

Los novilleros, Marcos y Alejandro Gardel, hicieron su presentación en Las Ventas.

En el primero se lució Miguel Martín en un par de banderillas.

Comentarios:         

 El novillero Francisco Manuel sufrió un revolcón en el tercero durante la faena de muleta. El animal, desde que apareció en la arena,  presentó complicaciones, ya que nadie consiguió pararlo, y con la franela el torero estuvo muy dispuesto. Al recibirlo al natural se le coló dos veces y el matador aguantó ofreciendo lo que sabía hacer. El joven espada después del revolcón se incorporó y continuó la lidia. Este detalle marcó a los espectadores  a la hora de pedir el trofeo. El torero estuvo digno ante un enemigo que no se lo puso fácil,  pero una vuelta al ruedo hubiera sido más justo y creo que hubiera significado más reconocimiento por su labor. En el sexto, el manso buscó la salida en cuanto pisó el albero. Con la muleta lo sacó a los medios y allí el novillo metía la cabeza en la franela, pero el torero, a pesar de mantenerlo en este terreno no consiguió acoplarse,  luciendo algunas maneras en el manejo de la franela. En un descuido, propio de la inexperiencia,  el manso se le marchó a tablas. Allí remató la faena con unos ayudados por alto que no desentonaron. A pesar de la voluntad del matador, el novillo estuvo por encima. Banderilleó a sus dos enemigos, pero no estuvo afortunado.

Marcos, que hacía su presentación,  recibió a su primero con el toreo a la verónica. El animal metía la cabeza con claridad  desplazándose por ambos pitones, pero el torero no se acopló a la bondad de su enemigo.  Comenzó la faena de muleta con unos pases por bajo con sabor, pero a partir de aquí desplegó un repertorio ventajista tanto en el toreo en redondo como al natural. El novillo terminó rajándose.   Al cuarto de la tarde lo recibió con dos largas cambiadas. Con la tela roja en la mano pudo comprobarse que el manso y descastado animal necesitaba una muleta con poder, y a pesar de someterlo por bajo al comenzar la faena,  toda la sapiencia que expuso durante la lidia no fue suficiente para dominar a su enemigo, pero el novillero no olvidó esconder la pierna contraria en los cites, y ese no es el camino más adecuado para triunfar en esta profesión, que muchos llaman arte.

Alejandro Gardel al igual que su compañero Marcos, también hizo su presentación en el coso venteño. En el segundo de la tarde el novillo apareció en el ruedo dispuesto a comerse el capote, pero el torero no supo qué hacer con esta virtud del animal. Después de brindar al público, lo recibió con unos muletazos por bajo donde el novillo empujó en la pelea. Pero lamentablemente todo el repertorio que ofreció el novillero estuvo vacío de contenido. Toda su labor la basó en citar con la suerte descargada, limitándose a acompañar las embestidas. Solo quedó en la retina un cambio de manos muy torero, poco bagaje para la calidad del animal que tuvo enfrente. Al quinto de la tarde, manso y descastado,  no consiguió pararlo con el capote y el novillo campando a sus anchas se marchó al picador de reserva.  Con la muleta demostró una falta de experiencia, y por este hecho el novillo se le coló dos veces. Lo intentó en el toreo al natural, pero no se ajustó, ya que no consiguió tirar del toro ni bajarle la mano en ningún momento, ya que eso se llama torear y es precisamente el Talón de Aquiles del toreo moderno, apareciendo, sin embargo, los trapazos en cada tanda que intentaba, y eso será otra cosa, pero no torear.

No dio para más la tarde, excepto el triunfo del Real Madrid en la Champions, con perdón.

©Pepeíllo 


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Fuente Ymbro

Comparte esta publicación

Te Recomendamos