Y salió el quinto

Ampliar Portada

  • LUIS MIGUEL CASARES: (de azul y oro). Media tendida echándose el novillo. SILENCIO. Pinchazo sin soltar en suerte natural. Segundo encuentro en suerte contraria, media tendida, 4 descabellos y un aviso SILENCIO.
  • JIMENEZ FORTES: (de azul y oro). Suerte contraria siendo desarmado. En la misma suerte media estocada, echándose el utrero y recibiendo un aviso. SILENCIO. En la suerte natural estocada caída, pinchazo y bajonazo, 2 descabellos y un aviso. SILENCIO.
  • RAÚL RIVERA : (de azul y oro), que hacía su presentación en Madrid. Suerte natural, pinchazo y 6 descabellos. Un aviso. SILENCIO. Estocada caída y 2 descabellos, dando una VUELTA AL RUEDO POR SU CUENTA, jaleado por sus paisanos.


novillada 3 abril 2011 Y salió el quinto, de nombre TERRIBLILLO, bien presentado, serio y astifino. En los lances de capa, se emplea metiendo la cara abajo, siendo bien recibido por JIMÉNEZ FORTES, que le proporciona una tanda de verónicas templadas, con las manos bajas, los pies quietos, corriendo el capote y rematando con una media ajustada, que levantó las palmas de los aficionados allí presentes. Fue lo mejor del festejo. Tuvo el detalle de poner al novillo de largo para que entrara al caballo y poder presenciar y disfrutar con la suerte de varas, con la emoción de ver arrancarse al novillo de lejos y empujar al equino. Como la felicidad no puede ser completa, el montado no contribuyó al espectáculo. Bien por el coleta. Con la muleta no supo acoplarse a la embestida del utrero en la primera parte de la faena, estando fuera de sitio para más tarde ahogarle la embestida, con un toreo encimista que no decía nada. Prueba de ello es que cuando cogió la de verdad, el novillo se le vino de largo. Una pena porque ha desperdiciado la oportunidad de hacer algo importante y encauzar la temporada. En su primero, con el tullido segundo de la tarde, poco pudo hacer. Sufrió un susto al ser cogido por el cuarto sin consecuencias, al hacer el quite que le correspondía. LUIS MIGUEL CASARES, sorteó el peor lote de la tarde, por lo que poco o nada se puede reseñar de su actuación. Quizás se podría haber implicado un poco más en la difícil lidia del manso cuarto. novillada 3 abril 2011 RAÚL RIVERA, bien arropado por sus allegados, perdió también la oportunidad de cortar algún apéndice, bien del tercero o del ensabanado sexto, al que lanceó bien de capa. Quizá sea por la falta de paseíllos, ya que la temporada pasada solamente se vistió de luces en cuatro ocasiones, se le vio fuera de sitio, abusando del pico y sin acoplarse a las embestidas de los bureles. Pareó a sus oponentes con más espectacularidad que ortodoxia, siendo prendido feamente y sin daño por su primero a la salida del tercer par de banderillas. En el último de la tarde, un toro que tenía faena, aunque dio algún pase suelto de calidad le faltó la serenidad que da el oficio para cuajar una tarde que le abriera las puertas de futuros contratos. Se atrevió a dar una vuelta al ruedo, que quedará para su currículum, al ser jaleado por sus paisanos. Si esto lo hubiera hecho en Feria la bronca podría haber sido monumental. Al ganadero, felicitarle por la presentación y animarle a que siga seleccionando ejemplares como TERRIBLILLO, y si me apura como POCAPLANTA, porque esto es lo que da sentido, valor y emoción a nuestra denostada Fiesta, creando a su vez afición, que buena falta nos hace.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos