¡Adiós isidros…Bienvenidos guiris!

Ampliar Portada

11 Junio 2009 | Escrito por Roberto García Yuste

Novillada con picadores. Festividad del Corpus Christi. Seis novillos de la ganadería de "Torres Gallego", muy cómodos de cabeza, el primero demasiado chico para Madrid, alguno, como el segundo, sospechoso de pitones, flojos tercero y sexto, manejables el resto, destacando el cuarto, un cárdeno listón que parecía de otro encaste.


ARTURO SALDIVAR: (De México. Ocupó el puesto del anunciado José Manuel Mas, que se cayó del cartel al parecer por alegar un ataque de gastritis aguda). Pinchazo y estocada caída. OVACIÓN tras AVISO. Estocada y OREJA con algunas protestas.

FRANCISCO PAJARES: Dos pinchazos y estocada contraria. SILENCIO tras AVISO. Dos pinchazos, estocada y cuatro descabellos. SILENCIO tras AVISO.

ERNESTO JAVIER TAPIA "CALITA”: (De México). Estocada. SILENCIO. Dos pinchazos y el novillo se echa. SILENCIO.


Presidencia: Don Julio Martínez Moreno. Mal por no haber devuelto dos novillos muy flojos, el tercero y sobre todo el sexto. Esperemos que sancione al picador antes mencionado, aunque lo dudamos.

Suerte de varas: Da pena, no se pica y cuando se pica o se hace trasero, en la paletilla o se da una primera vara larga y el segundo encuentro se reduce a un simple picotacito; esto en lo que se refiere a picar, porque el de la grupa, ni torea con el caballo, ni coge la vara correctamente, ni quiere que acuda el toro…¡Una lástima!.

Cuadrillas: Destacar el mal comportamiento del picador Miguel Ángel Herrero, de la cuadrilla de Francisco Pajares, que picó muy mal al segundo y al retirarse tuvo la osadía de insultar y contestar a parte del público que había criticado su labor.

Incidencias y otros: Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del matador de toros Rafael Llorente, recientemente fallecido el pasado día 8. La plaza registró una paupérrima entrada, dudamos que llegase a las dos mil personas, en tarde muy calurosa. La novillada pasará a la historia por ser la primera vez que torean dos novilleros mexicanos con sólo un español en esta plaza, algo que sepamos jamás se había dado, debido especialmente a los anteriores convenios hispano mexicanos existentes, que decían que tanto allá como acá tenía que haber mayoría local o al menos igualdad).


Primera corrida fuera de las dos ferias del mes de mayo. Se esfumó el olor a puro de Cohíba de los ricos, el aroma de perfume caro de las guapas acompañantes que solo se dejan ver por San Isidro, se nos fue ese aroma y ese ambiente que solo tiene Madrid en feria, con la plaza a rebosar, con la televisión, con el “famoseo”, con los “ricachones”, con los “ligues”, con “esos vestidos y esos peinados”, con el gin tonic...Todo eso ya es nostalgia. Ahora no volvemos a ver “isidros”, ahora nos toca ver chinos, japoneses y demás “guiris”, que no aguantan ni al tercer toro porque acuden a la plaza solamente por viaje turístico. Este domingo ya estábamos de vuelta en familia los verdaderos aficionados, los que soportamos el frío del mes de marzo y el intenso calor en los meses de verano ¡¡¡y el que hemos pasado hoy!!!, pero me entra una duda: ¿ya nos hemos cansado de toros? Ojalá hubiese corridas durante todo el año y hubiese seriedad en el ruedo y emoción en los tendidos, porque estoy seguro que los aficionados, aunque fuesen carteles de menor nivel, acudirían a la plaza y veríamos que en el tendido 5 habría mas gente que hoy, porque daba pena observar a las cuatro únicas personas sentadas en el bajo, de las cuales dos eran acomodadores, otro el encargado de las almohadillas y dos más que quién sabe si eran aficionados...

Para empezar fuera de feria no podía faltar otro error de los Choperitas, quien sin explicar los motivos sustituyeron en el cartel a José Manuel Mas por el mexicano Arturo Saldívar, que a la postre seria el triunfador del festejo. Se lidiaron novillos de Torres Gallego, todos fueron manejables y con movilidad, excepto el cuarto, “Marismeño”, un cárdeno listón, que habría que preguntar al ganadero de dónde procede este número 29, ya que parecía de otra ganadería y sobre todo de diferente encaste…Y además fue el mejor.

El mexicano Arturo Saldivar se mostró muy voluntarioso toda la tarde, sobre todo con el capote, muy variado y participativo en sus turnos para realizar los correspondientes quites, tanto por chicuelinas, como delantales, faroles invertidos y talaveranas. Estuvo digno con el que abrió plaza, un novillo chico que tuvo movilidad y con el que el azteca no termino de acoplarse. Con el cuarto, sin duda el mejor ejemplar de la novillada, con muy buena condición, al que el novillero enganchó por delante y trajo toreado en varias ocasiones por el pitón izquierdo con muletazos de mucha quietud y verticalidad, tuvo que aguantar y tragar los parones de final de faena y la remató con un ceñidísimo circular pegado a tablas y una estocada algo caída que le valió una oreja.

El cacereño Francisco Pajares, como en sus dos actuaciones anteriores en esta plaza durante esta misma temporada, no dejó de pasar de voluntarioso. Alguno se preguntaba en el tendido qué meritos ha hecho este novillero para llevar ya tres festejos en Las Ventas...¿Otra más del Sr. Martínez Uranga?

Cerraba la terna otro mexicano con nombre de actor de telenovela, Ernesto Javier Tapia, alias “Calita”, que tuvo en suerte dos inválidos. El tercero, un ensabanado que blandeó muchísimo a la salida del caballo, pues el segundo encuentro fue un picotazo pero la primera vara fue excesivamente larga, luego en la muleta la acusó y se fue apagando poco a poco. El sexto, más de lo mismo, inválido total y eso que éste se quedó sin picar, pues el presidente aprovechó el cansancio de los aficionados para cambiar enseguida el tercio, pero debió ser devuelto. El novillero no termino de confiarse con el inválido y le perdió muchos pasos, por lo que pronto se fue a por el estoque, le recetó dos pinchazos y de repente el animalito se tumbó. Y se esfumó la tarde, como se esfumó la feria y con ella el buen aroma ¡Pero pronto volverá!.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos