Cada tarde menos público, ¿porqué será?

Ampliar Portada

22 de junio de 2014 | Escrito por Antonio Monedero | Fotografías de Constante

Aforo un 10% aproximadamente.

Se lidiaron seis novillos de Dª María Cascón Martín. Tomando antigüedad ya que el 26 de Junio de 2011, no pudo lidiarse únicamente tres toros. De encaste Atanasio Fernández-Lisardo Sánchez, línea Puerto de San Lorenzo. Bien presentados en romana ya que la media fue de 520 Kg. Aunque el peso anunciado de alguno fuera de dudosa creencia. Resultando flojos, mansos y descastados.

1º) Nº 25 Velosico. Negro 506 Kg. Manso descastado, noble en la muleta (leves pitos).

2º Nº 30 Playero. Negro bragado meano 504 Kg. Fue muy protestado por invalido, manteniéndole el presidente sin ser devuelto. Pitos.

3º Nº 44 Cantinilllo. negro 505 Kg. manso descastado, pitos.

4º Nº54 Venturoso II. negro 535 Kg. manso flojo perdiendo las manos en varias ocasiones (pitos en el arrastre).

5º Nº31 Picotero. 533 kg. negro listón bragado meano manso inválido y protestado (pitos).

6º Nº32 Venturoso I. 539 Kg. negro listón manso muy flojo rodó dos veces por la arena, noble en la muleta silencio.


Raúl Cámara : (Tabaco y oro) media estocada baja y atravesada y 3 descabellos. Silencio. Bajonazo perdiendo el engaño. Aplausos de sus paisanos. Teniendo la osadía de salir por su cuenta a saludar llevándose una gran pitada.

Jorge Escudero : (Azul marino y oro) pinchazo sin calar y pinchazo hondo caído. Silencio. En su segundo, pinchazo hondo y un descabello, un aviso. Silencio.

Juan Miguel : (Blanco y oro) 4 pinchazos sin clavar y pinchazo hondo 2 descabellos y dos avisos, pitos. En su segundo pinchazo y estocada. Oreja protestada.


Suerte de varas: Muy mal toda la tarde se picó trasero y en fuera de sitio. Derribó el tercero a Luciano Briceño y no fue por el empuje del novillo sino por su mala colocación y sujeción y tuvimos que oír en más de una ocasión "picador que malo eres".

Banderilleros: fue aplaudido Jesús Diez el Fini en el segundo de la tarde y muy mal Alberto Zayas de la cuadrilla de Juan Miguel, haciendo tres intentos sin poder clavar teniéndolo que hacer en su lugar Vicente Yesteras. Víctor Cañas fue aplaudido en el cuarto.

Presidente: D. Justo Polo Ramos. Muy mal, debió devolver el segundo y el quinto por su gran invalidez. Y muy mal en la concesión de la oreja a Juan Miguel, en el último de la tarde.


Raúl Cámara se presentaba habiendo hecho el paseíllo en cuatro ocasiones la temporada pasada. Su primer toro salió corretón sin fijeza yéndose a rematar al burladero del 6 haciendo intentos de saltar. Para a continuación recogerle Raúl Cámara dándole cuatro lances con la capa perdiéndole pasos sin poder fijarle para a continuación llevarle al caballo entrando cabeceando demostrando su mansedumbre y recibiendo un puyazo trasero del que salió suelto. En su segunda entrada perdió las manos y recibió otro picotazo dado de cualquier manera. Dando el Presidente el cambio de tercio. El novillo demostró poca fijeza en banderillas doliéndose de las mismas.

Brindó al publico y empezó la faena de muleta con cuatro derechazos dados de cualquier manera y perdiéndole pasos en cada uno de ellos, demostrando una desconfianza total; cambio de mano citándole a naturales y la verdad es que el novillo metía bien la cabeza pero a él se le veía estar desconfiado fuera de sitio y abusando del pico de la muleta dándole una tanda tras otra sin llegar a ceñirse una sola vez. Así, viendo que su faena no calaba en los tendidos, fue a por la espada para dejarle una media atravesada y caída y que poco a poco fue profundizando el acero, teniendo que despacharlo con tres golpes de verduguillo.

En su segundo, el tablón anunció 535 Kg. que los tuviera… ya sería otra cosa. Salió el novillo perdiendo las manos; de toreo de capa nada que destacar y fue llevado al caballo donde recibió un puyazo trasero, saliendo suelto para dar a continuación una voltereta perdiendo las manos; una vez que se incorporó volvió a entrar al caballo donde ya no se le picó. Empezó la faena de muleta con unos pases por alto siguiendo a continuación con unos derechazos a media altura perdiendo el novillo las manos debido a su flojera, para pasar a darle algún natural de cualquier manera y sin ninguna ligazón. Cogió la espada para arrearle un bajonazo perdiendo la muleta en el encuentro suficiente para que cayera. Le aplaudieron sus cuatro amiguetes y paisanos y tuvo la osadía de salir a saludar, llevándose una gran pitada. Se ve que a estos chicos no les enseñan en las escuelas cuándo uno es merecedor de salir a recoger una ovación.

Jorge Escudero Se presentó con una corrida en su haber de la temporada pasada. Bien es verdad que en su anterior comparecencia en las Ventas, el 1 de setiembre del pasado año resultaría cogido en su primer pase a portagayola. Y no lo comento para justificar su falta de oficio. Empezó recibiendo a su novillo con tres mantazos de capa dados de cualquier manera y sin hacer nada por pararlo y fijarlo.

Este fue el novillo más flojo de todos y el mas protestado ya que empezó perdiendo las manos antes de hacer la primera entrada al caballo, en su primera entrada recibió un puyazo trasero dado de cualquier manera, saliendo suelto perdiendo las manos y yendo a parar a la arena. La protesta fue unánime exigiéndose su devolución. A lo que el presidente hizo oídos sordos, apresurándose a sacar pañuelo blanco y cambiar el tercio oyéndose a continuación una gran protesta que no valió para nada.

Empezó la faena de muleta sin saber por dónde meterle mano. Ya que el novillo por su flojedad cabeceaba; intentó darle unos derechazos, pero no se acopló para nada. Lo intentó con la izquierda y más de lo mismo. Así que entre la sosería del toro y del torero agarró la espada y le pegó un pinchazo, para volver a entrar a matar y dejar otro pinchazo hondo en los bajos que fue suficiente.

En su segundo se fue a por él y lo recibió sin ser capaz de darle un pase de capa lo llevó al caballo de cualquier manera, recibiendo un picotazo de mala forma cabeceando y saliendo suelto perdiendo las manos pues estábamos ante otro manso e invalido; se le empezó a protestar, pero el presidente no estaba por la labor de devolver ninguno, se le volvió a llevar al caballo y sin picarlo el presidente cambió el tercio.

Con la muleta Jorge Escudero empezó dando unos pases por alto de cualquier manera y sin ningún lucimiento el novillo cabeceaba por su flojedad y ante la falta de oficio del torero y el inválido novillo lo mejor que podía hacer era matarlo. Pero él erre que erre pegando trapazos y aburriendo al personal para al final recibir un aviso. Lo mató de un pinchazo hondo y un descabello.

Juan Miguel: viene de torear la temporada pasada temporada 4 festejos. A su primero, lo recibió con lances sueltos sin sujetarlo en ningún momento, fue por su cuenta hacia al encuentro con el caballo a la altura del tendido 10, recibiendo un picotazo sin fijación, saliendo suelto; en su segunda entrada derribó al caballo montado por Luciano Briceño y no fue por su empuje, ya que fuerza tenía las justas, sino por la mala colocación y la poca sujeción. El novillero empezó trasteando a su novillo por abajo a la altura del tendido 7 saliéndose a continuación hacia los medios, el novillo tenia nobleza, pero él no terminaba de acoplarse; daba pases sueltos muy descolocado abusando del pico sin cruzarse dejándose coger la muleta con la izquierda; no le vimos dar ninguna tanda finalizando con unas bernardinas muy mal dadas, corriendo demasiado las piernas. Mató de cuatro pinchazos sin clavar perdiendo los trastos hasta conseguir un pinchazo hondo y necesitar de dos golpes de verduguillo. Recibió dos avisos.

Su segundo novillo fue el más noble, ya de salida lo cito dándole tres lances poco lucidos para a continuación llevarlo al caballo donde recibió un picotazo saliendo suelto; en la segunda entrada lo hizo cabeceando dando síntomas de manso, saliendo suelto y rodando por los suelos en dos ocasiones.

Brindó al público en el que había un gran número de paisanos por la fuerte ovación que recibió. Empezó la faena de muleta con el llamado “cartucho de pescao” pero aquello que hizo no se pareció para nada al denominado pase. Siguió con unos naturales que la verdad sea dicha como el novillo era muy noble iba donde lo mandaba, pero él estaba muy fuera de cacho abusando del pico y sin ceñirse en ningún momento. Así hasta que se fue por la espada para dar un pinchazo y dejar una buena estocada. El animal rodó y hubo pañuelos pero no petición mayoritaria para una oreja.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos