Con una novillada así no se merecía tomar la antigüedad

Ampliar Portada

11 Agosto 2013 | Escrito por Mario de los Reyes Muñoz | Fotografías de Constante

Cuatro novillos de Hermanos Mateos Sánchez, un remiendo de El Montecillo (6º) y un sobrero de El Montecillo (2º)

1º) MD – 05/10 – Alcagüeto – negro de capa – 471 kg – nº 8
En la primera vara le dejaron un puyazo un poco trasero de colocación. La res al llegar al peto, cogió al caballo por los pechos, pegó algún arreón, sacando al caballo fuera de la segunda raya del tercio del tendido 8 – 9. Luego el varilarguero levantó el palo y el novillo terminó un pelín encelado en el peto. En la segunda vara, con el novillo puesto entre las dos rayas del tercio del tendido 8 – 9, le dejaron un puyazo un poco trasero de colocación, la res no se empleó, dejándose dar sin terminar de romper. En la muleta no tenía mucho dentro, novillo muy descastado a la hora de embestir a la franela. Aparte era muy deslucido en sus embestidas, tirando la cara muy alta y las manos por delante al final del lance, sin colaborar en ningún momento para el lucimiento del espada. División en el arrastre.

2º) SOBRERO de EL Montecillo – MD – 09/09 – Lenguasucia – sardo de capa – 533kg - 32
Le dejaron un primer puyazo un poco caído de colocación que el varilarguero se vio obligado a rectificar y pegó algunos arreones. Le taparon la salida y empujó pero sin terminar de romper y terminó derribando al varilarguero del caballo. En la segunda vara le dejaron un puyazo un poco trasero de colocación y la res no se empleó, sin terminar de romper. En la muleta no era nada fácil, con muchísimas complicaciones, nunca iba metido, embestía con la cara a media altura sin humillar en ningún momento y se le coló en varias ocasiones. Por el pitón izquierdo muy complicada y difícil en su comportamiento. Silencio en su arrastre.

3º) LG – 02/10 – Tapero – negro de capa – 460kg - 11
Desde el inicio de los lances de capa, perdió las manos en varias ocasiones. En la primera vara le dejaron un puyazo un pelín trasero de colocación en lo alto y leve de intensidad y la res no se empleó, sin terminar de romper. Luego se limitaron a marcar el hierro. En la segunda vara, le dejaron un castigo leve y caído de colocación y la res no se empleó, dejándose dar sin romper nunca. Al salir del caballo dio síntomas de estar nulo de fuerzas. En la muleta no tenía nada dentro, muy descastado. Además, a la mínima que se le bajaban las manos se derrumbaba por completo. Silencio en su arrastre.

4º) SF – 01/10 – Dormilón – negro de capa – 533kg - 25
En la primera vara recibió muchos capotazos para ser puesta en suerte; finalmente, con el caballo frente al tendido 8 – 9, al inicio el varilarguero no acertó al meterle las cuerdas, luego le dejó un puyazo un poco trasero de colocación y la res realizo una pelea muy deslucida tirando la cara muy alta en el peto y se dejó dar por un solo pitón. En la segundo vara le dieron un leve castigoy no se empleó, dejándose dar sin terminar de romper. En la muleta no rompió nunca. Iba, pero le faltó mucha más casta y no decía mucho a los tendidos, con una gran sosería en sus arrancadas. Silencio en el arrastre.

5º) MD – 01/10 – Ventanero – negro de capa – 490kg - 20
Un primer puyazo muy trasero de colocación y caído, no se terminó de emplear ni de romper, tirando la cara un poco alta en el peto y saliendo suelto manseando. En el segundo encuentro le dejaron un puyazo otra vez trasero y caído, leve de intensidad y no se empleó, dejándose dar sin terminar de romper y volvió a salir suelto, manseando bastante. En la muleta no rompió nunca, iba y venía pero le falto mucha más casta a la hora de embestir. Aparte, era deslucida, tirando la cara alta al final del lance, sin permitir el sentirse a gusto del todo al novillero. Palmas en su arrastre.

6º) REMIENDO DE El Montecillo – LG – 09/09 – Lancero – castaño de capa – 499kg - 36
Un primer puyazo leve y un poco trasero de colocación, al llegar al peto casi derriba al picador del caballo y salió suelto. En el segundo encuentro, le dieron muchos capotazos para ser puesto en suerte, ya que la res iba muy a su aire Tomó un puyazo un poco trasero y caído y no se empleó, dejándose dar sin terminar de romper. En la muleta, en las dos primeras series una por cada pitón, tuvo bastantes complicaciones, tirando la cara muy alta y de manera bastante deslucida. Luego tuvo tres series potables por el pitón derecho en el que la res iba y venía medio dejándose para el lucimiento. Le falto un poco mas de casta a la hora de embestir. Ovación en el arrastre.


SANTIAGO FAUSTO: (nuevo en esta plaza) (azul marino y oro), silencio y silencio tras dos avisos.

MARIO DIÉGUEZ: (blanco y azabache) ovación y ovación tras aviso.

LUIS GERPE: (azul cielo y oro, corbata roja), silencio y oreja.


Presidente: D. Justo Polo: el tercer novillo de la tarde, nulo de fuerzas, debió devolverlo a chiqueros.

Público: menos de un cuarto de plaza en tarde soleada y muy calurosa.


Acudíamos a Las Ventas para presenciar el juego de los novillos con los que iba a tomar antigüedad la Ganadería de Hermanos Sánchez Mateos, ganadería salmantina que viene a aumentar la nómina de ganaderías de origen Domecq ¿Cuándo surgirán ganaderías que no estén bañadas o tengan dosis de encaste domecq? ¿No se dan cuenta del aburrimiento al que nos deriva la fiesta del mono – encaste? La cosa se comenzó a complicar cuando, a las doce de la mañana, el ganadero se entera de que la novillada no ha pasado completa y por lo tanto no puede tomar la antigüedad en Madrid, ya que un requisito imprescindible es que se lidie el encierro completo; finalmente resultó remendado con un novillo del ganadero Paco Medina, con el hierro de El Montecillo. Y finalmente finalizó el fracaso después de ver el pésimo juego que dieron los novillos en el ruedo, un desfile de animales descastados e inválidos. Solo se devolvió un animal, pero el presidente podría haber sacado el pañuelo verde en más de una ocasión.

El novillero Mario Diéguez, que dejó algunos apuntes en su presentación en Madrid el pasado 14 de julio, hoy volvía al coso venteño. Ante su primero estuvo exponiendo y dando la cara ante un novillo que no era nada fácil. Planteó la mayoría de la faena con la mano derecha. Por el pitón izquierdo únicamente le dio un lance en el que la res se le coló muchísimo, tirando la cara por las nubes y le desarmó. En las series con la mano derecha sacó lances de muchísimo merito, en una faena que debemos apuntar que no fue lucida, pero sí meritoria por la complicada condición del animal, que se le colaba en un gran número de arrancadas. El espada sevillano también estuvo muy bien, aguantando feas miradas del novillo y quedándose quieto en algunos parones de la res. Lo mató en la suerte contraria, entre las dos rayas del tercio del tendido 9 – 10, donde le dejó una estocada entera un poco tendida y atravesada de colocación. Luego la res salió huyendo a tablas del tendido 3. Allí, cuando se disponía el novillero a descabellar, pego algún arreón deslucido tirando la cara alta y lo remató con dos descabellos. En su segundo novillo, a pesar de tocarle un animal algo más fácil, en éste no se gustó. Para mí, que se contagió de la sosería del animal. Lo que más me gustó en éste fueron unos muy templados lances de recibo a la verónica ganando terreno a los medios con mucha templanza. la res iba y venía medio dejándose pero sin terminar de romper. Y remató con una muy buena media verónica a pies juntos.

También hoy hacia el paseíllo un novillero que ya ha realizado cuatro paseíllos en Madrid, Luis Gerpe, que cortó una oreja el 28 de agosto del año pasado. En su primero no tuvo ningún tipo de opción ante un novillo nulo de fuerzas y que el presidente se empeñó en mantener en el ruedo. Ante el sexto se le concedió una oreja, más o menos merecida. Es verdad que la faena no se terminó de rematar en ningún momento, pero hubo algunos detalles de bella factura. Lo recibió con unos lances a la verónica frente al tendido 9, le dio algunos lances templados de calidad, algunos con bastante templanza y la res iba y venía, dejándose. Esto lo remato con una media verónica. Después, también se lució al poner en suerte al novillo en el primer puyazo, realizándole un vistoso galleo por chicuelinas, dándole cuatro lances que remató ciñéndose mucho el capote. En la muleta comenzó muy bien al hilo de las tablas del tendido 7 – 8, le dio muy bellos lances a una mano rematados por alto con la rodilla flexionada, alguno de bella factura. Esto lo remato con un bello pase del desprecio. Comenzó dándole dos series en los medios del coso, una por cada pitón, pero la res tiraba la cara alta de manera muy deslucida y nunca rompió. Luis, en estas series, lo estuvo llevando a media altura, sin obligarle nunca por bajo y colocado un pelín al hilo del pitón. En la serie con la mano izquierda, en el tercer lance, recibió un susto ya que la res se le coló mucho y tiró la cara muy alta. Después de este susto, le dio tres series aseadas de ejecución con la mano derecha en los medios del coso, la res se prestó un poco más, pues iba y venía con cierta movilidad pero sin terminar de romper. Sacó algún lance templado y de calidad, corriendo bien la mano, en lances a media altura y colocado un pelín al hilo del pitón. En lo que sí que me gustó el joven espada fue en los bellos lances que dio para rematar algunas de las series, con algunos bellos obligados por bajo y vistosos molinetes. Finalizó la faena fuera de la segunda raya del tercio del tendido 8, dándole un molinete y tres bernardinas y remató con un pase invertido. Entró a matar en la suerte contraria, entre las dos rayas del tercio del tendido 8, donde le dejó una media estocada entera un poco trasera de colocación. Pero al dejarle el acero la res le hizo un poco de hilo y le volteó, con el joven espada en el suelo el novillo se enceló con él sin consecuencias. Con la res aculada en tablas del tendido 7 pegó algún feo arreón, tirando la cara muy alta y finalmente se terminó echando.

Con el mexicano Santiago Fausto, que hoy se presentaba en Madrid, me vuelvo a pregunta una cosa que ya os cuestioné la semana pasada ¿Qué meritos realizan algunos novilleros para torear en Madrid? Este joven espada el año pasado toreó sólo en una ocasión en América. Hoy, en ninguno de los dos novillos que sorteó dijo nada de interés a los tendidos y no realizó nada para volverle a acartelar en el coso venteño, pero ya veréis como le volvemos a ver haciendo aquí el paseíllo. Cuando parecía que Santiago Fausto iba a pasar sin pena ni gloria por Madrid, en el sexto, que era de su compañero Gerpe, recibió una fuerte cornada al intentar realizar un quite cuando se disponía a dar la primera tafallera. La res le arrolló de manera muy fea y le propinó una cornada. Se lo tuvieron que llevar rápidamente a la enfermería. Triste final para el novillero mexicano.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos