Desilusión en el Domingo de Resurrección

Ampliar Portada

27 de mayo de 2016 | Escrito por Miguel Requis | Fotografías de Iván de Andrés

Rozando la media entrada se ha celebrado la segunda corrida de la temporada, lidiándose reses de la ganadería de Martín-Lorca, procedencia Domecq Díaz, siendo remendada con dos ejemplares de Escribano Martín (2º y 6º), hierro también de su propiedad y misma procedencia. El sexto ha sido devuelto y sustituido por un sobrero de José Luis Pereda, de procedencia Núñez. De impecable presentación, con kilos pero sin estar regordíos, con buenas caras y astifinos pitones, han adolecido de lo más importante que debe de tener un toro bravo: fuerza, bravura y casta. El que se la incluyera en la lista de ganaderías no recomendables de la temporada 2015 que emite esta Asociación, no fue por capricho, ya que hoy nos ha dado la razón. Mucho trabajo tiene por delante Sr. Martín-Lorca.

“Tiento”. Nº 46, negro listón con 533 kgs de peso y nacido el 11/11, de salida sin rematar en el encuentro con el capote echa las manos por delante. En el caballo dos picotazos, esperando en banderillas con peligro. Para la muleta embiste con genio. LEVES PITOS.

“Aficionado”. Nº 63, negro listón, 539 kgs de romana y nacido el 01/11. Este sí remata en tablas de salida pero no se emplea en el capote. Toma la primera vara empujando con el pitón izquierdo, estando a punto de derribar, es bien aguantado por Israel de Pedro. En el siguiente puyazo, se arranca con alegría, partiéndose la vara en el encuentro. Vuelto a poner en suerte, picotazo. Espera también en banderillas quedando sin recorrido para la muleta. PITOS.

“Quisquillo”. Nº 5, también negro listón, 592 kgs en la tablilla y nacido el 12/11. De salida con más brío y fijeza en el capote que los que le precedieron, al final tiende a rajarse. En la primera cita con el del castoreño, con la cara alta, recibe un puyazo fuerte por parte Francisco José Quinta. Se arranca de largo en la siguiente y picotazo. En la muleta por el pitón derecho cabecea al tercer pase y parado por el izquierdo. LEVES PITOS.

“Novedoso”. Nº 23 en los costillares, castaño listón, 531 kgs de báscula y nacido el 02/12. Sin rematar en tablas y sin fijeza en el capote, sale suelto del embroque habiendo echado antes las manos por delante. Simulacro de suerte de varas con dos picotazos traseros perdiendo las manos a la salida de la última. Empiezan las protestas. En banderillas se le mantiene sin obligarle con el capote y ya para la muleta no se tiene en pie el pobrecito. PITOS.

“Gabacho”. Herrado con el nº 46, castaño listón de capa, 580 kgs y nacido el 02/12. Aunque remata en el burladero del 7, en el capote también echa las manos por delante, y al igual que sus hermanos de camada sale suelto. Dos picotazos en el equino, también espera en banderillas y justito, justito para la muleta. PITOS.

6º Bis “Desmamado”. Nº 112, negro listón, 509 kgs (eso decía la tablilla) y nacido el 01/12. Anovillado y comido por el ruedo de Madrid, es protestado de salida. Mejor son con el capote y en el caballo otros dos picotazos. Para la muleta más recorrido con aceptable pitón derecho. SILENCIO.


Morenito de Aranda. De burdeos y oro, en la suerte natural pinchazo y estocada. Un aviso. SALE A SALUDAR. Suerte natural estocada caída y descabello. SILENCIO. Dos pinchazos en la suerte contraria y estocada en la natural. SILENCIO.

Iván Fandiño. De vainilla y oro, en la suerte natural pinchazo y media trasera. SILENCIO. Suerte contraria estocada. SILENCIO. En la suerte natural estocada entera volcándose en el morrillo siendo prendido. OVACIÓN TRAS LEVE PETICIÓN.


Presidencia: D. Justo Polo Ramos. Tarde tranquila para la autoridad hasta el cuarto. ¿Por qué no devolvió a “Novedoso” viendo que no se tenía en pie?, ¿qué esperaba?, ¿Qué al ser el Domingo de Resurrección ocurriera un milagro?, ¿ésta va a ser su tónica de la temporada?, ¿No tuvo bastante con la anterior?. Curiosamente ha calcado su actuación en el cierre de la temporada anterior y también con la misma ganadería. Enhorabuena. Ha vuelto a escuchar usted: ¿ A QUIÉN DEFIENDE LA AUTORIDAD?.

Suerte de varas: Para lo visto en el ruedo no hacían falta tantos picadores. Poco trabajo han tenido. ¡Qué pena de suerte!

Cuadrillas: Con los rehiletes destacar a Antoñares y Pascual Mellinas de la cuadrilla de Morenito.


La tarde de hoy se resume en seis acciones que es lo único que ha llevado emoción a los tendidos:
1ª La fea cogida a Fandiño por el primero de la tarde cuando efectuaba el quite con el capote a la espalda.

2ª La faena inventada por Morenito de Aranda al que abría plaza, con dos series por la derecha, templando, cargando, mandando y rematando por bajo. Otras dos con la izquierda sacando naturales despaciosos y profundos, que si no hubiera pinchado, tal vez el público asistente (no el aficionado), hubiera sacado el pañuelo. Eso sí lo llevaban.

3ª Los tres delantales ejecutados en el quite al tercero como respuesta a Fandiño, rematados con una media cargada de torería por parte de Morenito.

4ª El inicio de faena a este mismo burel, bajando la mano, mandando y rematando con la franela acariciando el albero, también con Morenito de protagonista.

5ª El trasteo de Fandiño con el anovillado sexto que cerraba plaza.

6ª La ejecución de la suerte suprema por parte de Fandiño a este último toro, volcándose en el morrillo para ejecutarla y los instantes vividos entre los pitones del astado.

Pobre bagaje para dos horas de ilusión. Para que una corrida de toros mantenga su interés, hacen falta dos actores principales: toro y torero. Hoy solo ha habido el segundo. Si no hay toro delante, no solamente por edad y apariencia, sino también con fuerza, bravura y casta, este espectáculo carece de emoción y al otro actor no se le puede exigir más. Sin embargo, cuando es el toro el que tiene estas tres cualidades, el interés y la emoción están asegurados, aunque haya un torero valiente que no pueda con ello. Por eso para que la Fiesta resucite, hace falta resucitar estos tres valores en el toro bravo.

Hoy, Domingo de Resurrección, después del parón invernal, y que se supone hay ganas de ver torear, con un interesante cartel, en un mano a mano dos toreros del gusto de Madrid, y dos conceptos diferentes de entender el toreo, no se ha llenado la plaza. Siendo generoso se ha quedado a la mitad. Y ¿por qué?, porque para que esto enganche hace falta el toro en toda su amplitud.

De lo acontecido hoy, a los dos matadores poco se les puede reprochar. Han hecho lo que han podido delante de lo que tenían. Y es más, ambos necesitaban haber triunfado para reivindicarse y afianzarse. ¿Es que en la cabaña brava no existen ganaderías con toros para Madrid con más posibilidades de embestir? Seguro que sí. Solamente hace falta echar un vistazo al cartel de la Feria de San Isidro y nos salen media docena que no van a venir.

Sr. Ganadero en su ganadería hay mimbres para resucitar la casta. Nos demostró que la tenía en la corrida que mandó el 25 de agosto de 2.013, porque si lo que queremos es resucitar la Fiesta, hace falta que ustedes, los ganaderos resuciten al toro bravo. SUERTE en el empeño.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos