El principio de la resurreción...

Ampliar Portada

21 Mayo 2010 | Escrito por Alicia Valdeavero | Fotografías de Constante

Corrida de toros. Se lidiaron 4 toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq, un sobrero de Gavira (4º bis) y otro de Mª Carmen Camacho (5º tris). Lo de Juan Pedro Domecq fue un asquito, sin trapío ni casta ninguna. Inválidos la mayoría de ellos. En definitiva, toros indignos de la plaza de Madrid. El de Gavira metió bien la cabeza desde el principio, pero igualmente estuvo muy justito de fuerzas. El que hizo el quinto tris, de Mª Carmen Camacho (porque el quinto bis, otro inválido de Gavira fue también devuelto), tampoco fue gran cosa. Los sobreros saltaron al ruedo sin divisa.


Julio Aparicio: Fue cogido en su primero. No pudo continuar la lidia.

Morante de la Puebla: Media baja, SILENCIO (en el que mató por Aparicio). Media estocada caída. SILENCIO. Dos pinchazos y media estocada. SILENCIO.

El Cid: Dos pinchazos y media estocada (PALMAS), Estocada casi entera tendida (OVACIÓN) y estocada (OREJA).


Suerte de varas: prácticamente inexistente durante toda la corrida. Cuadrillas: se desmonteró Ángel Otero en el primero y Rafael González y David Díaz "Llaverito" en el sexto, todos ellos de la cuadrilla de Julio Aparicio.

Presidente: Don Manuel Muñoz Infante. Bien al devolver los toros que devolvió, pero mal al mantener en el ruedo al resto de inválidos.

Parte médico: Julio Aparicio ha sufrido herida por asta de toro en región submandibular con una trayectoria ascendente que penetra en cavidad bucal, atraviesa la lengua y alcanza el paladar, produciendo fractura del maxilar superior. Pronóstico muy grave que le impide continuar la lidia. Fdo.: Dr. García Padrós.
 


La verdad es que la tarde comenzó mal. En los primeros muletazos de la faena de Julio Aparicio, el toro le tiró y le dio una cornada espeluznante que le impedía continuar la lidia. La tarde quedaba en un mano a mano entre el de la Puebla del Rio y el de Salteras. Morante pasaportó al animal rápidamente, aunque antes de ello intentó lucirse con el toro que cogió a su compañero y tras el murmullo de la gente por ese gesto se fue a por la espada. En su segundo, pocas ocasiones tuvo ante el inválido de Juan Pedro. Lo mejor de Morante lo vimos en el saludo por verónicas que realizó ante el de Mari Carmen Camacho.

Por otra parte, hoy deberíamos estar hoy contentos, porque parece que vimos a un Cid distinto al de días anteriores. En su primero fue volteado de forma espeluznante y muchos pensamos que llevaba cornada y que Morante se quedaba sólo con los seis toros. Pero afortunadamente, el Cid no llevaba cornada y pudo continuar, aunque durante la lidia de su primer oponente estuvo un tanto mermado. Ante su segundo, de Gavira, que metía bien la cabeza pero que estaba muy justo de fuerzas, se le vio con ganas y tras matarlo recibió una ovación.

Y tuvimos que esperar para ver al Cid con el que salió en sexto lugar, el correspondiente a Julio Aparicio, para ver lo más destacado de la tarde. Hay que reconocer que el toro estaba flojito y fue protestado en los inicios, pero se le hicieron las cosas bien durante la lidia, ya que fue muy bien bregado por El Boni y se desmonteraron Rafael González y David Díaz "Llaverito", de la cuadrilla de Aparicio, cuando le banderillearon. El toro metía bien la cara y el de Salteras supo aprovecharlo. Dio unas tandas excelentes con la diestra, muy aplaudidas desde los tendidos. Ya muy avanzada la faena se pasó la muleta a la izquierda, pero por ahí ya no tuvo ninguna posibilidad. Para culminar la faena, dio una buena estocada que le sirvió para cortar la oreja.

No es ni mucho menos con el toro con el que me gusta verle y no es el Cid que hace unas temporadas me puso los pelos de punta en muchas ocasiones, pero me alegro enormemente de verle así, tras esta "etapa oscura" por la que parece está pasando últimamente. Esperemos que este sea el principio de su resurrección...

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos