Ganadería Pedraza de Yeltes

Ampliar Portada

Texto: Alberto Herrero .27 abril de 2013.

Hoy la Asociación el Toro de Madrid madrugaba para poner rumbo al campo charro. Pedraza de Yeltes, ganadería situada en el término municipal de Castraz ha sido nuestro destino en esta mañana gélida para el tiempo en el que nos encontramos pero soleada, que nos ha permitido disfrutar en plenitud del Toro Bravo en su hábitat natural.

A pie de autobús hemos sido recibidos por el representante de la ganadería el ex-matador de toros salmantino José Ignacio Sánchez, y por “Curro” el mayoral, perfectos anfitriones durante toda la visita. Allí mismo, junto a la preciosa y remozada plaza de tientas, José Ignacio nos ha dado la bienvenida y ha aprovechado para explicarnos un poquito el origen de la ganadería, la situación y características de la finca y lo que íbamos a presenciar minutos más tarde. Con su voz templada, al igual que manejaba su mano izquierda en su etapa de matador, y perfectamente ataviado con el traje campero, el también maestro de la Escuela de Salamanca nos explicó el cómo esta ganadería formada en el año 2006 (y bajo la propiedad de una sociedad comandada por Luis Uranga, antiguo presidente de la Real Sociedad de Fútbol –no confundir con la famosa familia taurina vasca-) curiosamente pasta donde ya lo hicieran las primeras reses de esta procedencia, cuando María Antonia Fonseca decidió traer a Salamanca los primeros animales de sangre Domecq. Y es que resulta curioso que después de tantos años, esa sangre que pasó posteriormente por las manos del gran José Matías Bernardos “Raboso” y que terminó en casa de Moisés Fraile (El Pilar), es la que ha servido de simiente para la formación de esta ganadería y por tanto ha vuelto a habitar los pastos que en un principio sirvieron de hogar a los primeros Domecq´s salmantinos.  Tras las interesantes explicaciones del “alma máter” de Pedraza de Yeltes y un agradable aperitivo repuso nuestras fuerzas tras el largo viaje, nos encaminamos al corazón de la finca. Una vez allí, tanto José Ignacio Sánchez, por cierto con una torería a caballo digna de la que mostraba también a pié, como el propio mayoral –Curro-, se esmeraron para que disfrutáramos de la presencia de dos amplios lotes de vacas con sus respectivos sementales. Muchas de las integrantes ya estaban paridas por lo que la escena con todos los becerritos al lado de sus madres resultaba de gran belleza. A destacar, el amplio número de vacas por semental que pudimos adivinar, así como la predominancia de la capa castaña, característica ésta extendida en toda la ganadería.

Posteriormente fuimos pasando por los cercados de los añojos y los erales hasta poder apreciar el alto número de becerras ya apartadas para ser tentadas la próxima campaña. Pero esperaba el plato fuerte, la cabeza de camada, los doce animales apartados para el gran compromiso de este año, Madrid. Y es que aprovechando el ya cercano día de su lidia, fuimos testigos del último “entrenamiento” al que han sido sometidos por el corredero e imponente ha resultado su estampa a la carrera pasando a escasos metros de donde estábamos situados.

Ya más tranquilamente y una vez devueltos los toros a la paz de su cercado, nos adentramos en el mismo para comenzar las típicas conversaciones y vaticinios de aficionado, al poder contemplar con detenimiento sus hechuras, tipos y cabezas (eso sí, enfundadas).

Una vez “revisado el ganado” volvíamos al punto de partida, a la misma plaza de tientas que nos daba la bienvenida unas tres horas antes y donde seguimos la tertulia ya con el ganadero y el mayoral como integrantes de la misma. Ahora, sólo nos quedaba agradecer el trato recibido y desearles toda la suerte posible para su gran compromiso isidril. Para nosotros como aficionados, la mañana había merecido la pena seguramente mucho más que la mayor parte de las tardes que nos quedan por delante, pero eso ya es otro cantar. Nuestra visita por Salamanca no podía concluir sin un suculento cocido de la tierra que degustamos en un restaurante cercano y que digerimos durante el viaje de regreso a nuestra Plaza de Las Ventas, fin de nuestro viaje y destino de los protagonistas visitados durante la mañana. ¡A ver si hay suerte! 

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos