Ganadería Valdellán

Ampliar Portada

Partimos rumbo a la provincia de León, pegándonos un buen madrugón y mirando al cielo que nos tenia mosqueados, tras un largo camino llegamos a la finca“DEHESA DE VALDELLÁN”, donde pastan los "gracilianos" de Don Fernando Álvarez Sobrado, ganadero de origen palentino pero afincado en Madrid, que ha apostado fuerte por un encaste minoritario y que no gusta a los torerillos. Don Fernando nos fue saludando uno a uno y enseguida al remolque , Agustín persona de confianza de nuestro anfitrión conduce el tractor y dos vaqueros a caballo fueron en busca de los toros, camadas cortas, solo una corrida, casi seguro para La Granja, donde el año pasado los gracilianos desbordaron a los toreros, eso si los toros enfundados(maldita sea), no muy grandones, pero bien hechos y alimentados, rodeados de robles (que paisaje tan bonito). Luego al cercado de los sementales, 5 galanes, “Grajillo” “Guantero” “Marismeño” y Dinamitero”, ya contrastados, otro que esta en prueba y en el que el ganadero tiene esperanzas que de algo más de cara. Después a ver los utreros, dos novilladas, para algún pueblo del norte de España, en tipo no muy exagerados, pero que seguro tienen pólvora por dentro.

Los vaqueros a caballo van en busca de los erales, bajan por una ladera entre los robles, bien alimentados se les ve, algunos ya se pegan entre ellos, comentarios y preguntas al ganadero en el remolque y a continuación a ver las bien acondicionadas instalaciones que tiene la finca, corrales amplios y numerosos que facilitan en palabras del propio ganadero el trabajo de saneamientos, la plaza de tientas con buen firme y preciosa de 38 metros de diámetro y cosa curiosa con una rampa de acceso para minusválidos. Tras el correspondiente almuerzo, los corrillos y minitertulias entre todos hicieron acto de aparición, no podemos permitir que las pocas reservas de “casta” que hay en la cabaña brava española pasen al olvido. Fernando Álvarez tiene casta y que le dure mucho, ya tiene 120 vacas y este año ha herrado 80 animales, camino largo pero seguro con simiente “Hoyo de la Gitana” (Graciliano-santa-coloma y algo de Buendía). Suerte al ganadero y gracias por el buen trato recibido por todos sus empleados, pasamos un buen día de campo en un lugar tranquilo alejado del mundanal ruido.

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos