Gómez del Pilar se rebela

Ampliar Portada


Gómez del Pilar se rebela

  • ALBERTO DURÁN: Estocada honda en los blandos al encuentro (palmas). Bajonazo (silencio).
  • GÓMEZ DEL PILAR: Dos pinchazos y deja una estocada caída (ovación con saludos). Pinchazo y estocada caída (oreja).
  • DAMIÁN CASTAÑO: Estocada caída (silencio). Pinchazo y estocada caída (silencio).

Día 05 de mayoAlberto Durán no ha podido ratificar las buenas formas y apuntes de torería que exhibió en novilladas anteriores, suyo fue el peor lote. Sorteó un primero que acudía a media altura cuando no tiraba el gañafón a mitad del viaje. Estuvo firme y consiguió sacar alguna tanda aseada y de mucho mérito por el pitón derecho, por el izquierdo ni siquiera lo enseñó. Poco pudo hacer con el cuarto, más que enseñarlo en el caballo y mostrar su mansedumbre y falta de codicia. Aplomado y con genio en la muleta.

Día 05 de mayoGómez del Pilar ha mostrado unas ganas y unas maneras que no hemos visto en todas sus actuaciones anteriores, sólo espero que no haya sido un espejismo. Puso a los toros en suerte en varas, recibió al quinto a portagayola, tuvo variedad con el capote, dejando algún quite muy vistoso y unos galleos alegres y muy estéticos de los que salió con una fantástica larga cordobesa. Con su primer toro, segundo de la tarde, la faena no alcanzó la solidez que el novillo merecía ya que embestía noble por los dos pitones; hubo algunos muletazos sueltos muy largos y unos pases de pecho de cartel de toros pero la cosa quedo ahí, agradó pero no redondeo, en novillero. El quinto, de nombre Hortensio y pelo castaño, dio extraordinario juego en la muleta, para hincharse a torear bien, embistiendo franco y largo por el pitón izquierdo. Y Gómez del Pilar supo aprovecharlo después de unos estatuarios atropellados, ligando tres tandas de naturales realmente buenas, profundas y de mano muy baja. Incomprensiblemente, cuando la faena alcanzó su cota máxima por el izquierdo y el público estaba como loco, cambió la muleta al pitón derecho en una tanda de muletazos al relance que al novillo no le debieron de sentar muy bien puesto que se echó, no sabemos si decepcionado con Gómez del Pilar por no seguir toreando al natural o por el tremendo volteretón que sufrió al salir del caballo, quién sabe. Se dobló con torería antes de encunarse de mala manera para dejar un pinchazo y matar de una estocada caída.

Poco se puede contar de la actuación de Damián Castaño; como en otras muchas tardes lo he visto con mucha voluntad pero ayuno de pureza y personalidad, además muy atacado, como eléctrico en todos sus movimientos. Tuvo un lote para sacar más provecho que dos silencios, que deberían darle mucho que pensar.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos