Javier Jiménez pide sitio y un gran Aviador

Ampliar Portada

15 de agosto de 2015 | Escrito por Mario de los Reyes Muñoz | Fotografías de Constante

Día de la Paloma. 5 toros de Santiago Domecq y 1 toro de Ana María Bohórquez (2º), aseados de presencia. De juego 1º animal que arreo en el caballo, empujando con ganas. En la muleta la res tuvo bastante calidad y bondad en sus embestidas, prestándose mucho para el lucimiento de su oponente.2º la res en el caballo no termino de romper nunca en su condición. En la muleta la res iba y venía pero sin romper nunca del todo, tenía el defecto de tirar la cara un poco alta al final del lance. Quizás en otras manos, hubiéramos visto mejor al toro.3º toro que no dijo mucho a los tendidos, tenía muy poco dentro. No tuvo transmisión, le falto mucha más casta y raza a la hora de embestir a los engaños. 4º animal al que le dieron mucho en varas. La res embestía sin ser fácil, tiraba feos derrotes, pero había que intentar dominarlo y someterlo por bajo. 5º animal que tuvo un buen pitón izquierdo donde embistió con calidad y nobleza, pero al que le falto más casta y raza en sus embestidas. 6º le dejaron crudo en el tercio de varas, a la faena de muleta la res llego con muchísimas complicaciones y muy brusco en sus arrancadas.


Carlos Escolar “Frascuelo” (ovación tras aviso y división opiniones)

Ángel Teruel (silencio y saludos)

Javier Jiménez (confirma alternativa) (vuelta ruedo tras aviso y oreja)


Presidencia: Julio Martínez Moreno: sin complicaciones en las decisiones que tuvo que tomar. Quizás la oreja dada en el sexto de la tarde, puede resultar un poco excesiva, pero había petición mayoritaria y el joven espada demostró ganas y disposición toda la tarde.

Tercio de varas: me gusto la pelea en varas, del primero de la tarde, un animal que arreo y cumplió bastante. Por el contrario al cuarto de la tarde, le dieron mucho en los del castoreño, sin venir a cuento.

Público: tarde nublada amenazando lluvia, en el sexto molesto mucho el viento. Un cuarto de plaza.


Confirmaba hoy el joven espada de Espartinas Javier Jiménez, después de confirmar alternativa el año pasado en el coso del Baratillo sevillano, dejando una grata impresión. De novillero el chaval, ya demostró tener ganas de ser alguien importante en la profesión, en ocasiones faltándole algo más de oficio que te da la experiencia.

Se doctoraba en la catedral del toreo, dentro de una fecha que antes tenía bastante importancia en la temporada capitalina, el Día de la Paloma. Por el contrario hoy apenas se ha registrado un cuarto de entrada, la mayoría de ellos extranjeros totalmente ignorantes en materia taurina. Los pocos aficionados que asistimos, vimos a un Javier Jiménez que demostró sus dos versiones. Ante el que abría plaza, demostró un buen concepto dando lances de calidad, a un gran animal que le toco en suerte, es verdad que se pueden hacer muchas matizaciones y poner muchos peros. Ante el sexto de la tarde, un animal con muchas complicaciones y dificultades, dio la cara y quiso exponer sacándole hasta la última gota.

También cierto sector de los aficionados, tenía el cartel cierto interés, por la presencia de Carlos Escolar Frascuelo. Con la edad de 67 años, el más veterano del escalafón. Es verdad que tiene mucho merito que a esa edad siga haciendo el paseíllo, pero las facultades físicas ya no le acompañan y menos para hacer frente a una corrida de toros como las que se lidian en este coso.

El triunfador numérico de la tarde fue Javier Jiménez, que ante el que abría plaza. Un animal que apretó bastante en los del castoreño, incluso en la primera vara derribo al caballo. En la muleta, fue un toro extraordinario, con mucha calidad y bondad. Lo recibió con unas verónicas templadas a pies juntos, ganando terreno a los medios. Ya con la muleta en mano, sobre todo en las tres primeras series con la mano derecha, dio lances templados de calidad corriéndole bien la mano. Es verdad que en ocasiones falto que le bajara un poco más la mano, pero demostró tener un gran concepto. Luego al natural también dio algunos lances aislados de bella factura, para concluir con ajustadas manoletinas. Lástima que la estocada cayera un poco desprendida, porque esto le privó para conseguir una apéndice.

Ante el que cerraba plaza, un animal mucho más complicado y difícil. Se lo dejaron un poco crudo en varas, lo que provoco que llegara a la muleta defendiéndose bastante y con arrancadas muy brusca. A pesar de ello Javier Jiménez que exponer y dar la cara. No hubo muletazos de calidad, ya que la res no lo permitía, pero si que le estuvo sacando los lances a regañadientes. Otro inconveniente con el que tuvo que lidiar el espada, es el fuerte viento, al que tuvo que desafiar. Le dejo una media estocada un poco trasera y atravesada de colocación. Se le concedió una oreja, por la disposición demostrada toda la tarde.

Carlos Escolar “Frascuelo”, ante el segundo de la tarde, un animal que tenía cierta movilidad y algunas opciones para el lucimiento. Tenía el defecto de tirar la cara alta un poco deslucida al final del lance, quizás con otro diestro hubiéramos visto mejor al animal. En este animal, el veterano espada madrileño estuvo digno, intentando dar la cara citándolo de frente y cargando la suerte. El único inconveniente que se le puede poner, es que no termino de dominar ni someter a la res por abajo en sus embestidas. En cambio ante el cuarto de la tarde, estuvo con bastante más precauciones y dificultades, ante un toro que no terminaba de ser claro pero que se merecía estar un poco mejor y dar más la cara.

Volvía a Madrid, el madrileño Ángel Teruel, después del grave percance el pasado día de la Comunidad de Madrid. Paso prácticamente sin pena ni gloria. Ante su primero se contagio de la sosería y nula transmisión del animal que tenía delante. Por el contrario ante el quinto, que embestía con calidad y bondad por el pitón izquierdo. En las dos series al natural, el madrileño dio lances templados de calidad corriéndole bien la mano, quizás falto un poco mas de profundidad y hondura.

En definitiva una festejo en la que hubo cosas interesantes para mantener en la memoria. Un joven torero de Espartinas Javier Jiménez que viene pidiendo paso, esperemos que se lo den. Y un gran toro, el que abría plaza, que puede ser uno de los mejores animales de la temporada.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos