La gran mentira

Ampliar Portada

19 Mayo 2013 | Escrito por José Ricardo Carrasco Muñoz | Fotografías de Constante

Cinco toros de Fermín Bohórquez (encaste Murube-Urquijo) y el 4º remiendo de Carmen Segovia (encaste Torrestrella). Corrida bien presentada, muy escasa de fuerza, no se han empleado en los caballos, han sido solo marcados con la puya y se han ido sin picar. Nobles para la muleta pero con poco recorrido. Cómodos. 1º y 4º entraron al caballo sin ponerlos en suerte. Resaltar el 4º, remiendo de Carmen Segovia, que era de Puerta Grande. Insisto, sólo en la última suerte. Como los otros, no sirvió para las dos primeras suertes. La casta, brilló por su ausencia. La corrida tuvo un peso medio de 440 kilos y todos con el guarismo 9 en los costillares. Fueron aplaudidos en el arrastre 4º y 5º. El 1º, tibios aplausos y 2º, 3º y 6º silenciados.


JUAN BAUTISTA, de Turquesa y Oro. (Francia). Silencio. Oreja.

JUAN DEL ÁLAMO, de Blanco y Plata. (España). Aviso. Saludos desde el burladero. Aviso y Oreja.

DIEGO SILVETI, de Manzana y Oro. (Méjico). Oreja y silencio. Los tres han prestado mucho interés; incluso participando en quites. Es lo menos. Ojalá las figuras prestaran estas ganas. Y destacar lo bien que ha toreado Juan del Álamo con el capote en el 5º. Hasta ahora es lo mejor hecho con el capote en esta feria.


Incidencias: Tarde desapacible, fría y de lluvia torrencial entre el 2º y 5º toros.

Presidencia: D. Trinidad López-Pastor Expósito “EL OREJERO”. Ha sido una GRAN MENTIRA, porque cuando se diga que se han cortado tres orejas (una por “coleta”) solamente por la falta de criterio de un Presidente que no tiene capacidad para oír un silbido en contra, los aficionados verán que ha sido una GRAN MENTIRA. La oreja del tercero la ha concedido sin público en los tendidos por lo que la petición casi no ha existido, han sido medios muletazos, todos muy cortos. Las localidades habían sido abandonadas previamente por la lluvia torrencial que poco antes había empezado. Quizás haya sido porque el torero se ha mojado porque faena no ha existido. La segunda, la ha concedido por el compromiso contraído al conceder la anterior. Si hubiera medido su criterio, se habría dado cuenta que este 4º toro ha sido “de dulce” (solo para la muleta) y Juan Bautista no ha estado a la altura de este toro aunque ha sido el mejor muletero de la tarde. Es la oreja menos discutida. En el 5º toro, la concesión fue por compensación. (Mira… si hasta rima). La faena de este toro fue como en el 3º, de medios muletazos ya que el toro se quedaba en la mitad del pase. Sr. Presidente como le gusta tanto conceder orejas, ¿por qué no concede las suyas? Claro no iría de Presidente. Bueno… mejor para los aficionados ¿Se imaginan a los espectadores? Vamos a los toros que el Presidente tiene que dar algo que le cuesta. Puede que ganáramos en emoción, algo que ya no existe. Después de disculparme por este chiste tan malo, sigo con esta GRAN MENTIRA. Sr. Trinidad: la fiesta brava necesita apoyo desde LA VERDAD y no con concesiones sin criterio que resultan ser una GRAN MENTIRA. Sr. Trinidad, ¿usted paga por ir a las corridas? Si le costara algún esfuerzo, pensaría en aficionado.

Cuadrillas: En cuanto a las cuadrillas se refiere, se ha desmonterado en el 4º “Curro Robles” en la suerte de banderillas. Domingo Siro aplaudido en el 5º, también en banderillas. Aplaudido en la suerte de varas del 5º Oscar Bernal, por una suerte que no ha existido. El toro no se ha empleado, al no emplearse no hay pelea y si no hay pelea no existe suerte. Los demás picadores han sido protestados como de costumbre.


En cuanto a los toreros, Juan Bautista en el primero pasó desapercibido. Lo recogió mal (hacia los adentros) y con la muleta, después de intentarlo con ambas manos, se dispone a matar con el toro mirando a toriles. Entera y silencio. En el cuarto (el mejor de la tarde) Bautista toreó con las dos manos, más con la zurda que con la diestra, para cobrar en los medios, una estocada entera en buen sitio. El toro se fue a morir a tablas. Oreja. Realizó un quite en el tercero sin nada que destacar.

Juan del Álamo, entre las dos entradas al caballo, realizó su quite con tres chicuelinas. Diego Silveti realizó el que le correspondía con delantales y remate. Le responde Del Álamo con algo parecido a tafalleras y ambos son aplaudidos. Con la muleta, Juan estuvo fuera de sitio en toda la faena para rematar con manoletinas. Entró a matar, con el toro mirando a toriles, cobrando una entera muy tendida. El toro se aculó en tablas del cinco y necesitó de cuatro descabellos. Aviso y saludos desde el burladero. Al quinto lo recibió con dos largas cambiadas de rodillas para recogerlo con cuatro verónicas y una media de muy buena calidad. Lo mejor de capa en lo que llevamos de feria. Con la muleta, lo recibe de lejos desde los medios para empezar una faena de muletazos muy cortos con ambas manos (se quedaba muy corto el toro). Remata la faena con bernardinas muy deslucidas y mata en la suerte contraria con una entera. Después de mucho esperar el animal se echa y mientras tanto recibe un aviso. Oreja ya comentada.

Diego Silveti, lo intentó de capa con el tercero cuando la lluvia más arreciaba. Entre “puyacito y puyacito” se echa el capote a la espalda para dar tres gaoneras echando la pierna para atrás con lo que se cambia de tercio. Con la muleta, muletazos muy cortos con ambas manos entre la intensa lluvia, rematando con “trapazos” y cobrar un pinchazo y una media caída en la suerte contraria. Oreja. El sexto, un toro que no pudo en ningún momento con los kilos que llevaba encima (580), con el frio de la entrada noche y con la falta de casta del toro pasó el tiempo para matar de media en la suerte natural y cuatro descabellos. Silencio.

Así termina esta undécima de feria en esta plaza cada día más “pueblerina” como consecuencia de los enemigos internos de esta Fiesta que se apartan cada vez que intervienen, de la ética, de la profesionalidad y sobre todo de la verdad. Verdad que esta fiesta necesita para ser mantenida, e incluso rescatada de esta descomposición creada por intereses económicos en la que tanto desconsiderado participa. Verdad en las dehesas. Verdad en los despachos y verdad en las plazas por todos y para todos.

Destacar que se siguen moviendo corrales, rechazando toros y otras veces camadas enteras sin información alguna para los aficionados que cada vez estamos más abandonados en cuanto a informaciones de interés se refiere y recordando a todos que somos los que pagamos.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos