Los novillos mejor que los novilleros

Ampliar Portada

19 Julio 2009 | Escrito por Javier Salamanca

Tercera de las novilladas nocturnas, televisada por canal +. Con cerca de media entrada en los tendidos se han lidiado 6 novillos con el hierro sevillano de Javier Molina, bien presentados, de juego desigual, destacaron 5º y sobre todo el 4º ovacionado en el arrastre, los tres primeros flojos, el 6º manejable.
 


JAVIER HERRERO: (presentación en Madrid); ovación tras aviso y vuelta tras petición y aviso.

IGNACIO GONZÁLEZ: (presentación en Madrid); silencio tras aviso en ambos.

J. MARIA ARENAS: (presentación en Madrid): saludos tras aviso y ovación.


Presidencia: Don Trinidad López-Pastor. Regular, no le dio la gana devolver el primero, inválido manifiesto, sin embargo aguantó la pañolada de los paisanos del primer espada, que pedían la oreja después de dos pinchazos y una estocada, tras una faena con altibajos.

Tercio de varas: yo ya no se que pensar, si los “picas” hacen la guerra por su cuenta o siguen las indicaciones de su jefe, hoy los carniceros de turno han sido los dos de la cuadrilla de J. Herrero: Joaquín Pérez y Pepe Aguado, sale un animal con presencia y poder y leña al mono.

Cuadrillas: destacó tanto en la brega como con los palos Miguel Ventosa “Venturita”.


 

Se esperaba a los novillos de Javier Molina, tras la grata impresión dejada el año pasado por esta ganadería. Sin llegar al nivel de la anterior, por culpa de los primeros novillos de hoy, justos de fuerzas, ha habido cosas interesantes, y podemos decir que se han ido tres novillos al desolladero con las orejas puestas… y alguno sin torear .Todo ello por culpa de los actuantes de hoy, los tres debutantes.

Podemos salvar al segoviano Javier Herrero, arropado por un importante número de paisanos venidos de Cuellar, su localidad natal. Ya en su primero hizo lo imposible por sacar algo de su oponente, un inválido que Trinidad debió devolver al corral ya que el novillo claudicaba cada dos por tres y era imposible el lucimiento. Pero salió el 4º, de nombre “Cetrino”, con cuajo, poder y mucho que torear. Incluso después de la carnicería que le hizo el picador de turno, el novillo tuvo pies y permitió al segoviano lucirse al natural. Bajó el tono con la derecha resultando la faena irregular, pero que de haber acertado con los aceros seguramente hubiera tocado pelo. Dió una merecida vuelta al ruedo y de momento tiene un puesto en la final, con permiso claro de los tres novilleros del domingo que viene. Este 4º toro fue ovacionado en el arrastre y el novillero segoviano se lo brindó al maestro Andrés Vázquez.

El cordobés Ignacio González venía precedido de mucho bombo, pero yo no le he visto nada del otro mundo. En su primero, justo de fuerzas, recurrió a los típicos arrimones ante un novillo moribundo, copia exacta de lo que hacen algunos del escalafón superior, pero en el 5º, otro buen ejemplar de Molina, estuvo por debajo del novillo. Muchos pases pero nada destacable, perdió una oportunidad de oro.

El albaceteño J. M. Arenas, un chico muy bullidor, destacó con el capote en su primero y puso banderillas de forma más espectacular que ortodoxa. El novillo manseó y él lo intentó .Ya en el sexto, un novillo muy noble y con embestidas francas, estuvo como un vulgar pega-pases. Eso sí, hizo un bonito quite por lopezinas pero perdimos la cuenta de los pases que dio, la mayoría fuera de cacho y muy deprisa, sin reposo. Al menos se pudo apreciar que disposición si tiene el muchacho.

En resumen, viendo como esta el escalafón de novilleros, negro veo el futuro, novillos sin aprovechar y oportunidades perdidas.

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos